Corea del Sur rechaza la participación de Japón en simulacros militares conjuntos de EE.UU.

El plan de la administración Trump de mostrar un frente unido contra Corea del Norte en el Mar de Japón dio un paso a tras esta semana al rechazar Corea del Sur una propuesta de Estados Unidos para llevar a cabo un ejercicio militar trilateral que hubiera incluido la participación de Japón.

En un movimiento extraño no entendido por analistas, la Marina de los Estados Unidos reunió tres portaaviones para el ejercicio, programado para coincidir con la gira del presidente Donald Trump por Asia.

Según fuentes diplomáticas japonesas y surcoreanas, la propuesta de incluir a las Fuerzas de Autodefensa del Japón, se encontró con la resistencia de Seúl, posiblemente por su preocupación por las relaciones con China.

Las Armadas de EE.UU. y Corea del Sur no esperaron a aclarar este incidente y comenzaron un ejercicio militar bilateral de cuatro días a partir del pasado sábado.

El portaaviones USS Ronald Reagan es uno de los tres portaaviones estadounidenses que realizan ejercicios conjuntos con embarcaciones de Corea del Sur en el Mar de Japón.

Han participado en el ejercicio tres portaaviones –el USS Ronald Reagan, el USS Theodore Roosevelt y el USS Nimitz-, más 11 destructores estadounidenses y siete buques surcoreanos, dos de los cuales también son destructores. Los ejercicios han incluido, defensa aérea, vigilancia marítima, reabastecimiento en el mar y otros ejercicios de entrenamiento.

Mientras que la propuesta fue bien recibida en Tokio, el gobierno surcoreano se negó a aceptar la participación japonesa, citando el sentimiento de los ciudadanos hacia Japón, entre otras razones. Seúl parece que se siente incómodo con el despliegue de las Fuerzas de Autodefensa del Japón en aguas cercanas a la Península de Corea.

Un portavoz del Ministerio de Defensa de Corea del Sur dijo el jueves que no se había planeado ningún ejercicio militar conjunto en el que participaran los tres países.

Asimismo, Seúl también expreso sus reservas sobre la participación de Japón en los ejercicios conjuntos realizados por Estados Unidos, Corea del Sur y Australia en la isla de Jeju los días 6 y 7 de noviembre. Estos simulacros fueron diseñados para simular la interceptación de materiales nucleares destinados a Corea del Norte.

Portaaviones USS Nimitz.

Algunos expertos han sugerido que la renuncia de Corea del Sur a la participación de Japón se debe a un deseo de reparar las diferencias con China.

A finales de octubre, Seúl acordó con Pekín tratar de mejorar una relación que se había deteriorado debido al despliegue del sistema de Defensa del Área de Alta Altitud (THAAD) de los Estados Unidos en territorio surcoreano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *