Corea del Sur se enfrentará a una escasez crítica de soldados.

El cambio demográfico y el corto plazo de servicio en el Ejército amenazan el poder militar.

Han pasado 70 años desde que estalló la Guerra de Corea en la península, que aún está dividida a pesar de los continuos esfuerzos de diálogo intercoreano desde la administración de Kim Dae-jung (1998-2003).

Como resultado, en las últimas décadas, el servicio militar obligatorio para los hombres de Corea del Sur ha sido un tema muy delicado, ya que fueron privados de oportunidades en educación y trabajo durante un cierto período de tiempo.

Además, los hombres se sienten frustrados por las numerosas acusaciones de que eluden el servicio militar obligatorio o explotan métodos ilegítimos para eludir el servicio a tiempo completo y disfrutar de deberes alternativos más cortos. Estas irregularidades a veces han sido cometidas principalmente por los hijos de algunos pesos pesados ​​de políticos y celebridades de la televisión.

Aunque el alistamiento militar voluntario ha sido el centro de atención durante la administración de Moon Jae-in, parece que hay una aparente falta de consenso social.

Además, un problema importante en torno al alistamiento ha sido el período de servicio militar, que ha seguido acortándose desde el régimen militar de Park Chung-hee en las décadas de 1960 y 1970.

Después de alcanzar un máximo de 36 meses en 1968, el período de servicio –en el ejército y el cuerpo de marines– disminuyó a 33 meses en 1977 bajo el regimen de Park y a 30 meses en 1984 bajo el régimen de Chun Doo-hwan.

Cayó a 26 meses durante el primer año de la administración Kim Young-sam (1993), después de haber permanecido intacto durante una década.

El plazo se redujo nuevamente a 24 meses bajo la administración de Roh Moo-hyun en 2003 y a 21 meses bajo Lee Myung-bak en 2011.

En el último movimiento, el plazo se reducirá a 18 meses a partir del 2 de junio de 2020, la mitad que durante el período 1968-1976. Esto significa que la fuerza militar se reducirá de los actuales 620.000 a 500.000, y a unos 450.000 en cinco años.

La cuestión clave es la baja tasa de nacimientos y la drástica reducción de la población juvenil, incluyendo a los jóvenes de 20 años.

Los defensores del sistema militar voluntario advierten que la nación no tendría más remedio que aumentar el período de permanencia en el servicio, si se atiene al actual reclutamiento obligatorio, citando el llamado “acantilado demográfico”. Entre ellos se encuentran algunos políticos conservadores, así como los del Partido Demócrata Liberal.

Por el contrario, los opositores afirman que el alistamiento voluntario podría generar disparidades sociales en el servicio de defensa nacional. Aseguran que la mayoría de los voluntarios serían los de los hogares de más bajos ingresos, con el fin de obtener sueldos estables.

Independientemente de los pros y los contras sobre el alistamiento obligatorio y voluntario, los expertos comparten la opinión de que la administración y el Ministerio de Defensa Nacional deberían trazar medidas a medio y largo plazo para contrarrestar la fuerte disminución del número de jóvenes.

Hace una década, en enero de 2010, el número de hombres de Corea del Sur con edades comprendidas entre cero y 19 años alcanzó a 6,13 millones, según el Ministerio del Interior y Seguridad.

Después de caer a 5,47 millones en enero de 2015, la cifra de varones coreanos menores de 20 años se mantiene en 4,68 millones en enero de 2020.

Los datos indican que el país ha visto disminuir la mano de obra para el alistamiento futuro en un 23,6 por ciento, o en 1,45 millones de personas, en 10 años.

Con respecto a la sugerencia del grupo de expertos del Partido Demócrata en el poder de introducir gradualmente el alistamiento voluntario en noviembre de 2019, la mayoría de los comentaristas parecían escépticos.

Un comentarista dijo que “la nación tendrá que soportar la dura carga de la pensión estatal para los soldados profesionales, además de los pagos para el creciente número de funcionarios públicos”.

Muchos de ellos plantearon la especulación de que el partido gobernante está luchando por atraer a votantes de mediana edad, que tienen hijos varones, o de los votantes adolescentes jóvenes y de aquellos que tienen poco más de 20 años. Bajo este escenario, algunos de este grupo de edad podrían retrasar el servicio militar durante varios años hasta la graduación universitaria, o extenderlo más allá entrando en escuelas de posgrado.

Un comentarista criticó a la administración de Moon por reducir el período de servicio en el Ejército de los actuales 21 meses a 18 meses.

El presidente Moon Jae-in da su autógrafo a los soldados durante su visita al Ministerio de Defensa Nacional en Seúl

Los reclutas de la Marina y la Fuerza Aérea también disfrutarán de una reducción de 23 y 24 meses, respectivamente, a 20 y 21 meses a partir de junio de este año.

Kim Yon-se

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com