¿Cuál es el beneficio de que Israel sea el anfitrión del ejercicio Bandera Azul?

El espacio aéreo alrededor de Israel es desafiante, particularmente con las defensas aéreas rusas en la vecina Siria. Pero la situación ha servido como banco de pruebas para la defensa aérea múltiples capas de Israel.

Los ejercicios conjuntos Bandera Azul no son solo sobre defensa, diplomacia y cooperación entre países extranjeros. Para Israel, existe el valor añadido de mostrar su fuerza en medio de la amenaza de Irán. El uso de los F-35 en operaciones combinadas en la misma red de enlace (Link 16) con fuerzas aéreas extranjeras es importante, al igual que la capacidad de Israel de basar varios de los aviones desde su base sur de Ovda, en lugar de la sede habitual de los F-35 en la base de Nevatim en el Negev central.

Un F-35 israelí en la Base de la Fuerza Aérea Ovda, Israel, durante la Bandera Azul.

Además, el uso de los sistemas de misiles Patriot para representar las amenazas de defensa aérea enemigas era nueva este año, y la combinación de simulacros contra la guerra electrónica, las amenazas de baja altitud y los misiles tierra-aire tiene implicaciones reales.

Israel es reticente a revelar cómo el ejercicio Bandera Azul de 2019 imita las amenazas del mundo real, y los simulacros aparentemente no se referían a Irán. Israel está aprendiendo lecciones que espera que ayuden a detener las amenazas de Irán y de sus representantes apoyados por Irán, como el grupo palestino de la Jihad Islámica y Hezbollah, así como de las milicias con base en Irak que operan en Siria. Probar aviones de combate de cuarta y quinta generación en el mismo ejercicio y los avances en defensa aérea y guerra electrónica le dará a Israel más influencia en caso de un futuro conflicto.

Y aunque Israel quiere evitar una guerra de múltiples frentes, sabe que debe garantizar la interoperabilidad con las fuerzas aéreas aliadas utilizando la última generación de aviones, una experiencia aprendida durante el ejercicio  Bandera Azul.

Como lo expresó Dan Shapiro, ex embajador de Estados Unidos en Israel, durante su visita al ejercicio  Bandera Azul: “Es aconsejable estar preparado para los escenarios que aún no hemos enfrentado, pero en los que Israel podría querer operar de manera independiente o como parte de una coalición”.

 Seth J. Frantzman 

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com