Cuántos miles de millones de dólares gastará Estados Unidos en armas nucleares en la próxima década?.

Si Estados Unidos lleva a cabo todos sus planes para modernizar y mantener su arsenal nuclear, costará 494.000 millones de dólares durante la próxima década, un promedio de poco menos de 50.000 millones por año, según un nuevo cálculo del gobierno.

La cifra, que forma parte de una estimación bianual publicada por la Oficina de Presupuesto del Congreso, es del 23 por ciento superior a la estimación anterior de 400.000 millones publicada en 2017. Esa cifra de 2017 fue un aumento del 15 por ciento con respecto a la cifra de 2015.

El número probablemente llamará la atención en el Congreso, especialmente en el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, donde el nuevo Presidente Adam Smith, demócrata por Washington, ha dejado claro que está buscando formas de ahorrar dinero mediante la reducción de los costes nucleares.

Al enterarse de la nueva estimación, el representante Mac Thornberry, republicano por Texas, reconoció que el tema era un posible punto de fricción partidista y defendió que la modernización nuclear valía la pena el coste.

“Lo que creo que todas las estimaciones anteriores han sido que en ningún momento se necesita más del 7 por ciento del presupuesto de defensa, y desde mi punto de vista, es en lo que se basan la mayoría de nuestros esfuerzos de defensa”, dijo Thornberry. “No tengo duda de que será un tema que discutiremos este año”.

Sin embargo, poco más de la mitad de ese aumento se basa en un tecnicismo, impulsado por el hecho de que esta proyección cubre dos años más tarde de lo que lo hizo la proyección de 2017, y una serie de programas de modernización estarán más avanzados y, por lo tanto, más costosos. En general, la cifra de  494.000 millones de dólares representa aproximadamente el 6 por ciento del gasto total proyectado de la defensa durante ese período.

En el examen de la postura nuclear se introdujeron tres cambios notables: el desarrollo de un misil balístico de bajo rendimiento lanzado desde submarinos, el desarrollo de un nuevo misil de crucero lanzado desde el mar y el aumento de la producción de pozos de plutonio, que se calcula que, en el periodo de tiempo transcurrido, han aumentado en17.000 millones de dólares respecto de la cifra que se habría alcanzado sin ellos. Ese número podría aumentar si la administración sigue los planes de la NPR de mantener la bomba nuclear B83 en servicio durante más tiempo de lo previsto, o si desarrolla un misil de crucero nuclear basado en tierra tras una salida prevista de Estados Unidos del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio.

Sin embargo, no está claro si esos programas avanzarán y en qué niveles, lo que deja esa estimación “muy incierta”.

En general, el Pentágono y el Departamento de Energía se están preparando para gastar el dinero de la siguiente manera:

  • 234.000 millones de dólares en sistemas y armas nucleares estratégicos, incluidos submarinos (aproximadamente 107.000 millones durante este período), misiles balísticos intercontinentales (61.000 millones) y bombarderos de largo alcance (49.000 millones, menos que el coste total proyectado de la flota de bombarderos de doble uso); las ojivas nucleares que se utilizarán con esos sistemas; y la financiación del Departamento de Energía (DOE) de los reactores nucleares para la flota submarina. 
  • 15.000 millones de dólares en sistemas vectores y armas nucleares tácticas, incluido los aviones vectores de armas tácticas; la gestión de las ojivas de esos aviones tácticos; y la financiación de los nuevos misiles de crucero lanzados desde submarinos. 
  • 106.000 millones de dólares para los laboratorios de armas nucleares y las instalaciones de producción del DOE, donde se mantienen y desarrollan las reservas de ojivas nucleares. El departamento tiene un largo atraso en el mantenimiento  y las actualizaciones de sus instalaciones. 
  • 77.000 millones de dólares en sistemas de mando, control, y conmutación y alerta temprana nucleares, utilizados para coordinar cualquier problema relacionado con la energía nuclear. Si bien no son tan llamativos como las propias armas, los funcionarios del Pentágono en los últimos dos años han hecho sonar la alarma de que el mando y control nuclear corre el riesgo de quedar  obsoleto sin grandes inversiones. 

Los 62.000 millones de dólares restantes en costes proyectados provienen de la “estimación de los costes adicionales que se incurrirá durante el período 2019-2028 si los costes de los programas nucleares excedieran los importes planeados en aproximadamente las mismas tasas a las que los costes de programas similares han aumentado en el pasado”.

Si se tiene en cuenta todo esto, el coste anual estimado de la CBO aumenta de 33.600 millones de dólares en 2019 a unos 63.000 millones de dólares en 2028, lo que representa un aumento de aproximadamente el 90 por ciento durante ese período.

Aaron Mehta

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com