Cuatro B-1B se han desplegado en la base aérea de Andersen, en Guam, para una misión de bombardeo.

Cuatro bombarderos B-1B Lancer (conocidos como “BONEs” de B-Ones) se han desplegado en Guam, el puesto avanzado de Estados Unidos en el Océano Pacífico Norte, el 7 de junio de 2022. Los aviones, pertenecientes a la 28ª Ala de Bombas, desde la base aérea de Ellsworth (Dakota del Sur), participan en una misión BTF (Bomber Task Force): los bombarderos de ala variable llevarán a cabo un entrenamiento de la PACAF junto a aliados, socios y la Fuerza Conjunta del Mando Indo-Pacífico de Estados Unidos. También está previsto que los BONE apoyen el ejercicio Valiant Shield, una serie de grandes simulacros multidominio en curso en la región.

Llevadas a cabo desde 2014, las misiones de la Bomber Task Force sirven para que el Mando Estratégico de Estados Unidos pruebe y evalúe regularmente la preparación de los activos estratégicos, garantizando la seguridad y la estabilidad de la región del Indo-Pacífico. La última vez que los B-1 se desplegaron en Andersen AFB fue en diciembre de 2020.

El teniente coronel Ross Hobbs, comandante del 34º Escuadrón de Bombarderos, fue citado por KOTA TV diciendo que la presencia de la Fuerza de Tarea de Bombarderos y los vuelos en toda la región sirven para dos propósitos estratégicos; que son la garantía a los aliados regionales de EE.UU. a través de la presencia consistente y la integración multilateral, y la disuasión de los adversarios de EE.UU. que siguen amenazando la estabilidad de las esferas de influencia diplomática, militar y económica del mundo.

Es muy probable que, volando en parejas, los B-1 comiencen pronto a realizar misiones en toda la región, posiblemente operando también cerca de la península de Corea, como muestra de fuerza contra Corea del Norte, que al parecer se está preparando para una nueva prueba nuclear.

En 2017, horas después de que Kim Jong Un dijera que Pyongyang pronto probaría una bomba de hidrógeno sobre el Pacífico, bombarderos B-1B Lancer de Guam, junto con escoltas de cazas F-15C Eagle de la Fuerza Aérea de Estados Unidos procedentes de Okinawa (Japón), volaron en el espacio aéreo internacional sobre aguas al este de Corea del Norte, una misión que marcó lo más al norte de la Zona Desmilitarizada (DMZ) que cualquier avión de combate o bombardero estadounidense había volado frente a la costa de Corea del Norte en el siglo XXI. Además, como ya se señaló entonces, a diferencia de todas las anteriores, esa salida se realizó de noche, por lo que no se trató de una mera demostración de fuerza montada para sacar unas fotos chulas.

Un Lancer B-1B de la Fuerza Aérea de los EE. UU., asignado al 34º Escuadrón de Bombas, Base de la Fuerza Aérea de Ellsworth, espera en una calle de rodaje.

Desde principios de 2021, la Fuerza Aérea de EE.UU. ha comenzado a desprenderse de 17 aviones B-1B de la flota actual de 62 Lanceros, dejando 45 en la flota activa de acuerdo con la Ley de Autorización de Defensa Nacional. Según las Fuerzas Aéreas de EE.UU., de los 17 aviones B-1, cuatro deberán permanecer en un estado recuperable que se ajuste al almacenamiento recuperable de tipo 2000: es decir, que puedan ser resucitados (como se hace, por ejemplo, con los B-52) cuando sea necesario.

La desinversión permitirá a las Fuerzas Aéreas de EE.UU. concentrar el mantenimiento y la mano de obra de los depósitos en las aeronaves restantes, lo que aumentará la disponibilidad y allanará el camino para la modernización de la flota de bombarderos y la introducción del B-21 Raider, cuyo primer vuelo está previsto para el próximo año.

David Cenciotti

One thought on “Cuatro B-1B se han desplegado en la base aérea de Andersen, en Guam, para una misión de bombardeo.

  • el 9 junio, 2022 a las 12:02
    Permalink

    A estos B-1 les queda poca vida una vez entre en servicio el nuevo B-21 Raider.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.