Desaparece en el Atlántico Sur el submarino argentino ARA San Juan (S-42).

El submarino de la Armada Argentina, San Juan (S-42), ha desaparecido hace tres días en el Atlántico Sur con 44 tripulantes a bordo durante una sus patrullas habituales mientras realizaba tareas de control en la zona económica exclusiva de Argentina. La nave se dirigía desde el puerto de Ushuaia en la provincia Tierra del Fuego, hasta su base situada a 3200 kilómetros más al norte en Mar del Plata.

El ARA San Juan (S-42) es un submarino tipo TR-1700 que sirve a la Armada Argentina desde 1985. Es el más nuevo de las tres naves con las que cuenta el Arma Submarina, botado en junio de 1983, pertenece a la clase Santa Cruz y cuenta con el gemelo Santa Cruz (S-41) botado un año antes en septiembre de 1982. Es de propulsión diesel eléctrico convencional con sistema snorkel, concebido para ataques contra fuerzas de superficie, submarinos, tráfico mercante y operaciones de minado.

Cuenta con una eslora de 65 metros y un diámetro de casco de 7 metros. Su desplazamiento es de 2116 toneladas en superficie y 2264 en inmersión. Su armamento se compone de torpedos SST-4 filo guiados, además de minas de fondo.

En el 2008 estuvo en dique seco para someterse a trabajos de mantenimiento y actualizaciones en su CIC (Centro de Información y Combate) que prolongarían su vida operativa durante al menos veinte años.

La búsqueda continúa con todos los medios disponibles de la Armada Argentina. Estados Unidos junto con otros países como Reino Unido, Chile, Brasil, Uruguay, Perú y Sudáfrica han ofrecido su apoyo técnico para localizar al S-42 San Juan.

Barcos en tránsito por la zona donde se cree pueda estar el submarino, han recibido la petición del gobierno, para que extremen sus escuchas a cualquier comunicación por radio que pudieran captar de la nave.

“Todavía no hemos podido encontrarlo o tener contacto, visual o radar con el ARA San Juan”, dijo ayer Enrique Balbi, portavoz de la Armada Argentina, en una conferencia de prensa el 17 de noviembre. Carlos Zavala excomandante del San Juan, dijo que “las duras condiciones climáticas de la región pueden complicar su localización”.

Por protocolo habitual previsto en la Armada de la República Argentina, ARA, debería haber salido a la superficie el pasado jueves y contactar con su base, bien por radio o a través de una radiobaliza de emergencia en caso de estar a la deriva para que delatase su posición en caso de necesidad.

La última posición del submarino se remonta a la mañana del 15 de noviembre a las 00:30 hora local (0330GMT), a 430 millas de la costa entre la Patagonia y la Península Valdés. Marinos expertos en el Arma Submarina creen que el problema pude ser algún fallo en la batería de la nave lo que afectaría a sus comunicaciones.

Por su parte, el presidente argentino Mauricio Macri, dijo a través de Twitter “estamos en contacto con las familias de la tripulación, para informar y apoyarlos, compartimos sus preocupaciones y las de todos los argentinos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com