Desde el 19 de febrero la fragata española “Cristóbal Colón” (F-105) está integrada en la Flota Australiana.

El buque de escolta más moderno de la Armada española ha se encuentra ya en Australia para integrarse en la Royal Australian Navy (RAN) durante un periodo de cuatro meses, con el objetivo de colaborar en el adiestramiento de las dotaciones de sus nuevos destructores de la clase “Hobart”.

La clase Hobart, conocida durante su fase de diseño como Destructor Antiaéreo australiano o proyecto (SEA 4000), es una clase de tres destructores, programados para la Armada Real Australiana (RAN). HMAS Hobart, HMAS Brisbane y HMAS Sydney.

Australian Navy HMAS Hobart (D39)

Los buques de esta clase, derivan de las fragatas españolas de la clase Álvaro de Bazán, también conocidas como F100, más concretamente del diseño de la Cristóbal Colón (F-105) y está siendo desarrollada por la Alianza del Destructor Antiaéreo (Air Warfare Destroyer Alliance),  la Organización de Material y Pertrechos de Defensa (Defence Materiel Organisation), ASC y Raytheon Australia, en asociación con Navantia.

La fragata ‘Cristóbal Colón’ salió de su base en Ferrol el pasado 9 de enero y tras cuarenta y dos días de tránsito, ha llegado en la mañana del domingo 19 a la Base del Oeste de la RAN, cerca de la ciudad de Perth.

Durante su tránsito rumbo a Australia, la F-105 navegó por el Mar Mediterráneo, donde colaboró con las operaciones “Sea Guardian” de la OTAN contra el terrorismo y “EUNAVFOR MED Sophia” de la Unión europea contra el tráfico de personas; cruzó el canal de Suez y navegó por el mar Rojo; ya en el Océano Índico colaboró con la operación “Atalanta” de la Unión Europea contra la piratería; atravesó el Golfo de Bengala y el mar de Java para finalmente arribar a la costa oeste del Estado Continente.

Fragata F-105 Cristobal Colón en Barcelona

Además de su participación en estas operaciones, la “Cristóbal Colón” ha efectuado ejercicios combinados con las marinas de Italia, Arabia Saudí, India y Malasia, y ha realizado escalas en los puertos de Jeddah (Arabia Saudí), Bombay (India) y Singapur, recibiendo en todas ellas un gran número de visitas técnicas y profesionales.

La fragata “Cristóbal Colón” ha sido recibida en la Base Naval de Rockinghan por el Almirante de la Flota Australiana (Fleet Commmander), Rear Admiral Stuart Mayer, formalizándose en ese momento la trasferencia de control operacional entre la Armada y la RAN. A partir de ese momento, la “Cristóbal Colón” queda integrada en la Flota Australiana como un buque más.

El buque tiene previsto permanecer en Rockinghan una semana para participar en las reuniones de coordinación previas al ejercicio “Ocean Explorer 17”. Este ejercicio se desarrollará a partir del día 27 de febrero en la costa oeste australiana y tendrá una duración aproximada de dos semanas. Contará con la participación de fuerzas navales, terrestres y aéreas de Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos y España, en un escenario complejo diseñado para la preparación de unidades de una CJTF (Combined Joint Task Force).

Cañón de 5″ Mk-45 con dirección de tiro Dorna, foto de IGNACIO GIL

Este es el primero de una serie de ejercicios avanzados en los que el buque va a participar durante los cuatro meses que permanecerá en Australia, con el objetivo de potenciar la asociación estratégica y la interoperabilidad entre la Armada y la RAN y proporcionar adiestramiento a las dotaciones de los destructores antiaéreos (AWD) australianos de la clase “Hobart”. Para ello, cuarenta marinos australianos se integrarán en la dotación de la fragata española para la participación en cada uno de los ejercicios y maniobras que realice. Durante estos cuatro meses el buque tiene previsto visitar los puertos de Fremantle, Adelaida, Sidney, Brisbane, Cairns y Townsville.

En su viaje a Australia, la fragata “Cristóbal Colón” ha recorrido más de 10.300 millas náuticas y ha atravesado algunos de los puntos más destacados de las rutas de tráfico marítimo mundial, como son el Estrecho de Gibraltar, el Canal de Suez, el Estrecho de Bab El Mandeb y los Estrechos de Malaca y Singapur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *