Donald Trump despide al secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper.

El presidente de EE.UU. Donald Trump despidió ayer lunes al secretario de Defensa Mark Esper, dos días después de perder su candidatura a la reelección por el exvicepresidente Joe Biden y con poco más de dos meses restantes en su presidencia.

“Mark Esper ha sido despedido”, escribió Trump en Twitter. “Me gustaría darle las gracias por su servicio.”

Sustituyéndole como secretario de defensa activo estará Christopher Miller, director del Centro Nacional de Antiterrorismo de EEUU, escribió Trump.

Miller, un veterano de combate y un exfuncionario de alto rango de contra terrorismo en el Pentágono, juró su cargo en el Centro Nacional de Contra terrorismo hace poco menos de tres meses.

“¡Chris hará un GRAN trabajo!” escribió Trump.

El despido de Esper por parte de Trump después de la elección y tan cerca del final de su presidencia – que Trump hasta ahora no ha reconocido públicamente que está llegando a su fin – es peligroso, dijo el representante Adam Smith, el presidente de la Comisión de Servicios Armados de la Cámara de Representantes y un demócrata del estado de Washington.

“En la comunidad de seguridad nacional, es bien sabido que los períodos de transición presidencial dejan a nuestro país expuesto a amenazas únicas”, dijo Smith en una declaración. “Hasta que el presidente electo Biden tome posesión del cargo en enero próximo, es imperativo que el Pentágono permanezca bajo un liderazgo estable y experimentado”.

“Ha quedado claro desde hace tiempo que el presidente Trump se preocupa por la lealtad por encima de todo, a menudo a expensas de la competencia, y durante un período de transición presidencial la competencia en el gobierno es de suma importancia”, dijo Smith.

Miller será el cuarto secretario de defensa de Trump.

No está claro si Trump se moverá para nominar formalmente a Miller para el puesto o lo dejará como secretario en funciones. Incluso si Miller es nominado, tampoco está claro si el Senado de los EE.UU. se apresurará a confirmarlo cuando faltan poco más de 10 semanas para el día de la inauguración del nuevo mandato presidencial el 20 de enero.

Los secretarios en funciones no tienen que ser confirmados por el Senado y sólo pueden servir durante 210 días. Los observadores dicen que como no tienen que pasar por la confirmación del Senado, existe el riesgo de que se sientan más en deuda con el presidente y, por lo tanto, es menos probable que ofrezcan consejos honestos que el comandante en jefe no quiera escuchar.

Trump se enfrentó a Esper por el uso de personal militar para anular las protestas por los derechos civiles durante el verano.

En el punto álgido de las protestas internas, Esper se enfrentó a una condena generalizada después de que él y otros altos funcionarios caminaran con Trump fuera de la Casa Blanca, inmediatamente después de que los agentes de la ley hubieran lanzado gases lacrimógenos y sacaran a los manifestantes pacíficos de la zona.

El presidente había caminado a través del área despejada hasta una iglesia, donde posó para fotografías sosteniendo una Biblia.

Después de eso, Esper contradijo públicamente a Trump por el deseo del presidente de invocar una ley de 1807 conocida como la Ley de Insurrección, que habría permitido a las tropas militares en servicio activo aplastar las protestas. En ese momento se informó que Trump se molestó porque Esper transmitía “debilidad”.

En agosto, Trump se refirió a Esper como “Sr. Yesper”.

En una entrevista realizada la semana pasada y publicada el lunes por Military Times, Esper discutió la idea de que sólo era un hombre más del presidente.

Según se informa, Esper también estuvo en desacuerdo con el presidente sobre si era apropiado nombrar las bases militares americanas con el nombre de generales confederados, que se habían separado y luchado contra los Estados Unidos en la Guerra Civil. NBC News informó la semana pasada que Esper estaba planeando ayudar al Congreso a escribir una legislación para eliminar sus nombres.

En los últimos días se informó que Esper ya había preparado una carta de renuncia, pero no estaba claro si Trump seguiría adelante con su despido tan cerca del final de su mandato. Fue confirmado por el Senado en julio de 2019 por una votación de 90 a 8.

Jacob Fromer

3 thoughts on “Donald Trump despide al secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper.

  • el 10 noviembre, 2020 a las 21:25
    Permalink

    Lo malo de las buenas ideas que tuvo Trump es que las defendió Trump.
    Trump es el peor enemigo de Trump

    Respuesta
  • el 10 noviembre, 2020 a las 22:56
    Permalink

    Lo único bueno de verdad que dejará , será el grupo musical al que le dió su nombre SUPERTRAMP .

    Respuesta
    • el 11 noviembre, 2020 a las 05:02
      Permalink

      Lo más bueno que ha hecho Trump es impedir que Hillary Clinton sea presidenta.
      Me parece que Biden la va a nombrar Secretaria de algo, puede que de Estado otra vez

      Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com