Dos países se interesan por la compra del submarino S-80.

En Navantia prefieren no desvelar quienes son los potenciales clientes, pero hablan de un serio interés. Uno de los contratos sería de “gran impacto”.

Así lo aseguran fuentes internas de Navantia: el S-80 ya empieza a despertar interés fuera de España. Al menos dos países habrían mostrado un “interés serio” por una posible compra en el futuro. Una noticia positiva que se une a los buenos resultados de las pruebas del sistema de propulsión AIP, que convierten al S-80 en el submarino con mayor autonomía bajo el mar de todo el mundo.

Se trata de un proyecto que llegó a estar en la cuerda floja. Los sobrecostes multimillonarios, los defectos de diseño, las dificultades en la producción y desarrollo de ciertas tecnologías pioneras y la mala fama que alcanzó el proyecto -que traspasó fronteras- amenazaban la supervivencia de este.

Sin embargo, el proyecto del S-80 no sólo empieza a ver la luz, sino que apunta a que podría acabar convirtiéndose en un éxito industrial a nivel internacional. Al menos, así lo pronostican fuentes bien situadas de Navantia con las que ha podido contactar El Confidencial Digital.

Según aseguran, Navantia conoce el interés “serio” de dos países ante un posible encargo de submarinos S-80 en un futuro. Las voces consultadas, que aseguran que este interés ha llegado a través de “los canales comerciales habituales”, declinan dar más pistas sobre estos dos hipotéticos y potenciales clientes.

Estas fuentes explican, además, que este interés se habría reforzado en los últimos meses gracias a las noticias sobre la viabilidad del sistema de propulsión AIP, que convierte al S-80 en el submarino convencional –no nuclear- que tiene mayor autonomía navegando bajo el agua.

S-80 en construcción.

Pese a que estas voces son reacias a dar pistas sobre las dos marinas extranjeras que han puesto sus ojos en el S-80, uno de los futuribles contratos “supondría un enorme impacto” para la compañía. El otro, dicen, es importante pero “no alcanza las cuatro unidades solicitadas por la Armada española”.

Además, admiten que otros muchos países han mostrado “curiosidad” por conocer el desarrollo del programa S-80, aunque nunca han llegado a dar un paso firme hacia una posible compra. “En las ferias internacionales a las que acude Navantia, la clase Peral siempre está sobre la mesa” afirman.

Fuente: El Confidencia Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com