Drones armados de EE. UU. comienzan a volar sobre Níger

Estados Unidos y el gobierno de Níger han firmado un acuerdo mediante el cual la nación africana permitirá el uso de drones militares armados estadounidenses contra los grupos terroristas yihadistas que se encuentren sobre territorio de la República del Níger, informó un funcionario estadounidense.

El acuerdo, finalizado esta semana, es un memorando de entendimiento sobre el despliegue de drones armados  desde territorio nigeriano para combatir el terrorismo en África. No está claro si los drones se utilizarán para llevar a cabo ataques selectivos o únicamente como medida defensiva. Hasta la fecha Estados Unidos solo tenía permiso nigeriano  para vuelos de observación con vehículos desarmados desde la base aérea de la capital en Niamey dónde también se encuentran estacionados los Reaper franceses.

Las autoridades argumentan que armar estos aviones teledirigidos con base en Níger ampliará la capacidad de los militares para perseguir a los radicales en África occidental, donde operan combatientes de Boko Haram, con sede en Nigeria, Al-Qaida, con base en Argelia, y un grupo escindido del ISIS conocido como Estado Islámico del Sahel.

El Pentágono ha estado tratando de obtener el permiso del gobierno nigeriano desde hace  tiempo para armar aviones teledirigidos mucho antes de que un ataque terrorista cerca de la aldea de Tongo el 4 de octubre, matara a cuatro soldados norteamericanos, cuatro soldados nigerianos y un intérprete.

El ataque se produjo cuando un grupo de 12 miembros de la Fuerza de Tareas de Operaciones Especiales de Estados Unidos acompañaban a una patrulla de fuerzas nigerianas en una misión de reconocimiento desde la capital, Niamey, hasta una zona cercana a Tongo. Después de entrevistarse con líderes locales de la zona y de regreso a sus vehículos fueron emboscados y atacados por un gran número de elementos hostiles sin que hasta el momento se conozca si pertenecían a Boko Haram o al Estado Islámico.

Los drones en Niamey eventualmente serán trasladados a una base desértica en construcción cerca de Agadez. Tan pronto como la base pueda acomodarlos, estos vehículos aéreos no tripulados se trasladarán al norte de Níger, donde podrán intervenir en las zonas grises del norte de Níger y el sur de Libia. Alrededor de 500 soldados estadounidenses serían desplegados en Agadez, donde el trabajo de desarrollo (por valor de unos 100 millones de dólares) se ha retrasado según fuentes estadounidenses. Actualmente, hay 553 empleados del Pentágono desplegados oficialmente en Níger.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *