EE.UU. y Corea del Sur inician ejercicios militares a pesar de las advertencias de Corea del Norte.

Estados Unidos y Corea del Sur han comenzado en la madrugada de hoy un ejercicio militar conjunto a pesar de las advertencias manifestadas por el gobierno Pyongyang, ha dicho en el parlamento de Seúl el ministro de Defensa de Corea del Sur, Jeong Kyeong Doo.

El ejercicio reducido a nivel de escala de puesto de mando combinado, llamado 19-2 Dong Maeng, se llevará a cabo hasta el 20 de agosto para poner a prueba la capacidad de Corea del Sur de retomar el control operativo de sus fuerzas armadas del ejército estadounidense durante una guerra. Las dos partes han acordado una transición basada en las capacidades de Seúl para liderar el mecanismo de defensa combinado de los aliados a las amenazas nucleares y de misiles del Norte y un entorno de seguridad estable en la península y en la región.

En la mayoría de los casos se trata de simulaciones por computadora, no de la movilización de tropas o equipo militar.

Corea del Norte ha dicho que lanzó dos proyectiles, sospechosos de ser misiles balísticos de corto alcance, el 26 de julio para enviar una advertencia al Sur sobre el ejercicio, que condena como el ensayo para una invasión.

Posteriormente el miércoles y viernes pasado disparó nuevos proyectiles que cayeron al océano en aguas próximas a Japón. Militares surcoreanos y estadounidenses estarán en alerta durante y después del período del ejercicio.

Corea del Norte ha advertido que seguir adelante con el ejercicio socavará el  compromiso contraído por el presidente estadounidense, Donald Trump, con el líder norcoreano Kim Jong Un y podría afectar negativamente las negociaciones a nivel de trabajo con Estados Unidos.

Corea del Sur y Estados Unidos no han llevado a cabo ejercicios militares a gran escala desde junio del año pasado cuando Trump, después de su cumbre con Kim en Singapur, dijo que quería detener los “juegos de guerra” mientras continuaba el diálogo con Corea del Norte, calificándolos de “tremendamente caros” y “muy provocativos”.

En marzo, las dos partes desecharon dos importantes ejercicios militares anuales, Key Resolve y Foal Eagle, que Pyongyang consideraba provocadores, en un intento de apoyar los esfuerzos diplomáticos para la desnuclearización de Corea del Norte.

Al mismo tiempo, lanzaron el Dong Maeng a menor escala como reemplazo del Key Resolve, un ejercicio de mando y control simulado por computadora, y eliminaron la parte de “contraataque” del ejercicio.

En cuanto al Foal Eagle, un ejercicio de entrenamiento de campo, se ha informado que está siendo reorganizando en ejercicios de baja intensidad a menor escala que se llevarán a cabo a intervalos regulares.

Manifestantes sostienen pancartas para oponerse a los ejercicios militares conjuntos planeados entre Corea del Sur y los Estados Unidos cerca de la embajada de Estados Unidos en Seúl, Corea del Sur,

Yonhap

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com