El A-10 Thunderbolt demuestra una gran capacidad para aterrizar en pistas no preparadas.

El legendario Warthog, o A-10 Thunderbolt II, ha demostrado su fenomenal habilidad para usar pistas de aterrizaje sin pavimentar durante los ejercicios celebrados en el Centro Nacional de Entrenamiento el pasado miércoles por el Ala de Caza 124 de Boise, Idaho en el que dos “Jabalíes Verrugosos” efectuaron varios despegues y aterrizaje en preparación para su uso en escenarios no preparados.

El Ala 124 de la Guardia Nacional de la Fuerza Aérea de Idaho está apoyando la rotación 19-08 del Equipo de Combate de la 116ª Brigada de Caballería de la Guardia Nacional en el Centro Nacional de Entrenamiento. Un evento de entrenamiento de 29 días, que incluye a más de 4.000 miembros del servicio compuesto por unidades de 13 estados y territorios. El entrenamiento simula el campo de batalla moderno para entrenar a las fuerzas armadas de Estados Unidos  para operaciones globales.

El A-10 Thunderbolt II es un avión de ataque a tierra monoplaza, birreactor y de ala recta desarrollado a principios de los años 70; tiene una excelente maniobrabilidad a bajas velocidades y altitud, y es una plataforma de entrega de armas de alta precisión  y supervivencia.

La aeronave puede merodear cerca de las áreas de batalla durante largos períodos de tiempo y operar en condiciones de bajo techo y visibilidad. El amplio radio de combate y la capacidad corta de despegue y aterrizaje permiten operaciones dentro y fuera de lugares cercanos a las líneas del frente.

Utilizando gafas de visión nocturna, los pilotos de los A-10 pueden realizar sus misiones durante la oscuridad de la noche.

Defence Blog

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com