El AN-225 de Rusia: El avión más grande del mundo, ¿o un elefante blanco?

En la perpetua obsesión de la humanidad con la idea de que lo más grande es lo mejor, la Unión Soviética era lo máximo.

Un ejemplo: el AN-225 Mriya, el avión de carga más grande del mundo. Sólo un Mriya (en ucraniano “sueño”) fue construido por la Unión Soviética, mientras que un segundo descansa inacabado en un almacén ucraniano, posiblemente para ser volado por China.

Las especificaciones de este monstruo portador de carga son impresionantes. El Mriya con seis motores tiene 275 pies de largo (83,8 m)  y 59 pies de alto (18 m), con una envergadura de 290 pies (88,4 m) (el legendario Boeing 747-8 tiene una envergadura de solo 224 pies (68,3 m), mientras que el gigante C-5 Galaxy de la Fuerza Aérea de Estados Unidos tiene una envergadura de 223 pies (67,9 m). Con un peso en vacío de 314 toneladas y con un peso máximo de despegue de 640 toneladas, puede transportar 250 toneladas de carga y tiene un alcance máximo de 10.000 millas. Con una velocidad máxima de 530 millas por hora, es un avión relativamente rápido.

Desde Spruce Goose de Howard Hughes hasta el bombardero Valkyrie XB-70, el destino de los aviones gigantes ha sido a menudo menos feliz. El AN-225 no es una excepción. Fue concebido como un arma de la carrera espacial, una mula voladora para el transbordador espacial Buran de la Unión Soviética. Al igual que el avión 747 modificado de la NASA que transportaba el transbordador espacial de Estados Unidos en el techo.

El mérito de la Oficina de Diseño de Antonov, ese incondicional constructor de muchos aviones de transporte rusos, fue que logró construir el gigante volador en solo tres años desde su concepción hasta su despegue. En diciembre de 1988, el AN-225 voló por primera vez. Y cumplió su misión en al menos una ocasión, llevando un transbordador Buran al puerto espacial de Baikonur.

“Debido a su tamaño, los pilotos necesitan una formación especial para hacer frente a los desafíos de maniobrar el An-225”, señaló un artículo de la CNN . “Una de las peculiaridades del avión es su capacidad para realizar la llamada “danza del elefante”, un término utilizado en la aviación cuando el tren de la nariz “se arrodilla” para facilitar la carga”.

La Unión Soviética planeaba construir tres AN-225 más, y de hecho, la producción de un segundo Mriya comenzó en 1989. Pero esos planes terminaron con el colapso de la Unión Soviética en 1991, dejando solo un AN-225 parcialmente construido en un hangar ucraniano.

Esto dejó el único AN-225 volable para servir como caballo de batalla y como pieza de curiosidad. Con el aura de ser el avión más grande del mundo el Mriya se convirtió en un favorito en las exhibiciones aéreas. Pero también ha sido un avión de carga legítimo volando bajo los auspicios de la aerolínea Antonov de Ucrania en la era post-soviética. El AN-225 es llamado para cargas especiales, como el transporte de generadores gigantes y turbinas eólicas (también ha transportado cuatro carros de combate principales en un solo vuelo).

El mundo de la aviación ha estado muy animado en los últimos años con informes de que China había expresado interés en completar el segundo AN-225, que se estima que está completado en un 70 por ciento. “Los rumores de que el gigante estatal resucitaría el programa An-225 con un toque chino, incluyendo mejoras en su tren de aterrizaje y aviónica para servir al ejército chino, así como una plataforma de lanzamiento aéreo para satélites comerciales” según un artículo de Asia Times de 2019.  

Sin embargo, es difícil ver un futuro brillante para el Mriya. La tendencia actual en la aviación es que los reactores de pasajeros y de carga con bajo consumo de combustible puedan operar a bajo coste. Mientras que uno, o tal vez dos, AN-225 podrían ser útiles para carga especializada que no puede ser transportada por otros aviones, es poco probable que un diseño de la década de los años ochenta sea revivido.

Michael Peck

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com