El antiguo portaaviones Viraat de la India se convertirá en un museo flotante.

La decisión de convertirlo en un museo y resaltar su gloriosa historia fue aprobada por el gabinete estatal presidido por el primer ministro de Maharashtra Devendra Fadnavis.

El ex portaaviones de la Armada de la India, el INS Viraat, se convertirá en un museo flotante a un coste estimado de 852 millones de rupias.

El INS Viraat, que ocupa un lugar de orgullo en la historia de la defensa india, fue dado de baja en marzo de 2017 y desde entonces ha permanecido anclado en el Astillero Naval de Bombay.

El proyecto se aplicará en la modalidad de asociación público-privada y ya se ha presentado una propuesta preliminar para la aprobación del Ministerio de Defensa.

El ministro dijo que el antiguo portaaviones ‘Viraat,’ se ubicará como museo sobre una plataforma junto al mar Arábigo cerca de la playa Nivati ​​en el distrito de Sindhudurg, a unos 535 kilómetros al sur de Bombay, cerca de la frontera con Goa.

El complejo ‘Viraat’ incluiría otras instalaciones como aventuras, vela, paracaidismo y entrenamiento náutico para marinos mercantes. El museo principal sería una gran atracción para los turistas que acuden a Sindhudurg, uno de los distritos más limpios del país.

El museo Viraat contará con instalaciones relacionadas con el mundo marino, programas audiovisuales, una sala virtual que mostrará la historia marina y otras atracciones.

Puesto en servicio en 1959 como el HMS Hermes de la Marina Real Británica, fue comprado por la India en 1987 y más tarde renombrado por la Armada de la India como ‘INS Viraat’ que paso a ser su buque insignia.

El portaaviones de 226.50 metros de largo y 28.700 toneladas (a plena carga) sirvió a la Marina durante casi tres décadas antes de ser retirado del servicio el año pasado.

El primer portaaviones de la India, el ‘INS Vikrant’, que fue dado de baja en enero de 1997, sirvió como barco museo en el sur de Bombay hasta 2012.

Más tarde, después de que todos los esfuerzos por salvarlo y conservarlo fracasaran, principalmente debido a la escasez de recursos económicos para su mantenimiento, finalmente se subastó y se vendió como chatarra en 2014.

The Statesman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com