El avión de ataque electrónico E/A-18G Growler está a punto de ser aún más letal.

El E/A-18G Growler de Boeing podría recibir un paquete de actualizaciones a mediados de 2020 que le dará un conjunto de nuevas herramientas para atacar electrónicamente a sus enemigos.

A principios de este año, la Armada otorgó a Boeing la financiación inicial para comenzar a estudiar qué tipos de tecnologías podrían incorporarse en un “Growler” del Bloque II, declaro Jennifer Tebo, directora de desarrollo del Super Hornet y Growler de la compañía.

“Hace un año hubo rumores sobre el Growler Block 2, pero ahora esos rumores se han convertido en algo real”, afirmó Tebo a los periodistas que se encontraban en la exposición Sea-Air-Space de la Liga Naval. “El Growler es la única plataforma de su tipo que se está produciendo hoy en día, por lo que tiene sentido que tomemos algo que fue diseñado en los años 90 y lo actualicemos para que sea realmente relevante en las próximas décadas”.

La Marina está interesada en modernizar parte, potencialmente toda, de su flota E/A-18G a mediados de la década de 2020. La naturaleza exacta de esas actualizaciones aún está por decidirse, pero la directora de desarrollo, describió un par de mejoras generales.

Un Growler EA-18G de los “Shadowhawks” del Electronic Attack Squadron (VAQ) 141 se prepara para realizar un aterrizaje detenido en la cubierta de vuelo del portaaviones USS George Washington (CVN-73)

Primero, Boeing planea mejorar los sensores electrónicos de ataque del Growler. Por ejemplo, está considerando mejoras al sistema de sensores ALQ-218 de Northrop Grumman, que es utilizado por el Growler para alertas de radar, medidas de apoyo electrónico e inteligencia electrónica, apunta Tebo.

Planea agregar “procesamiento adaptativo y distribuido” para que las computadoras del E/A-18 puedan digerir y bombear rápidamente la información sobre amenazas. Y debido a que esas computadoras procesarán más información y la entregarán al piloto y al oficial del sistema de armas, tiene sentido mejorar las interfaces para que los datos sean fáciles de resumir y la carga de trabajo de la tripulación se reduzca al mínimo.

“Todo esto se logra a través de radios definidos por software que se habilitan a través de una arquitectura de hardware flexible y adaptable”, añade Tebo.

“Eso no solo le da a la Marina la capacidad de realizar funciones de escalón ahora, sino que también establece la infraestructura y la arquitectura para permitirnos evolucionar continuamente, ya que las amenazas son dinámicas y cambian”, dijo. “No sabemos qué son, y la vida del Growler es muy larga”.

Las actualizaciones del Bloque II también contendrán algunas capacidades que Boeing ya ha desarrollado para la última actualización del Bloque III del Super Hornet, como los tanques de combustible conformes de baja resistencia. La compañía también está evaluando la posibilidad de aumentar la vida útil de 7.500 horas del Growler como parte del proceso de modernización.

Boeing se encuentra en las “fases de conclusión” de su estudio inicial de comercio e informará a la Marina y a otras partes interesadas en la industria sobre sus resultados.

“A medida que avanzamos este año hacia la SFR, -la fase de requisitos funcionales del sistema-, en algún momento tendremos que establecer una arquitectura para llegar a los requisitos funcionales de esto y cómo podríamos alcanzarlos”.

El Growler es una variante del Super Hornet F/A-18F de Boeing. La aeronave proporciona interferencia táctica y protección electrónica al Ala aérea del portaaviones.

Defense News

Un comentario en “El avión de ataque electrónico E/A-18G Growler está a punto de ser aún más letal.

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com