El avión no tripulado Valkyrie XQ-58A sufre daños después de la tercera prueba de vuelo.

La Fuerza Aérea ha comunicado que su avión no tripulado Kratos XQ-58A Valkyrie ha sufrido daños en un accidente reciente. El dron acababa de completar su tercer vuelo bajo el programa de demostración de ataque atribuible de bajo coste, o LCASD, que según el equipo fue un éxito.

El accidente ocurrió el 9 de octubre de 2019, después de que el XQ-58A hubiera aterrizado en Yuma Proving Ground en Arizona. “Los fuertes vientos en la superficie y el mal funcionamiento del sistema de recuperación de pruebas del vehículo provocaron el percance”, según un comunicado de prensa de la Fuerza Aérea. “El sistema de amortiguación del prototipo, que se empleó en la serie de pruebas iniciales pero que no está destinado a un uso operativo final, sufrió una anomalía que provocó que la aeronave sufriera daños al aterrizar”, explicó el fabricante, Kratos, en su propia declaración.

Aunque en el pasado el concepto de arte de la Fuerza Aérea de una aeronave de bajo coste mostró una configuración de tren de aterrizaje de triciclo, Kratos ha estado recuperando el XQ-58A después de vuelos de prueba utilizando un sistema tradicional de recuperación de paracaídas. Esto significa que después de que el dron termina su vuelo, su motor se apaga y despliega un paracaídas. Las bolsas de aire también se despliegan y amortiguan el avión cuando choca contra el suelo. Este es un concepto probado que ha estado en uso en drones desde la década de 1970 y no está claro cómo se produjo la avería en este incidente en particular.

El vuelo de prueba duró aproximadamente 90 minutos y vio al XQ-58A volar a mayores altitudes y a mayores velocidades que nunca. La Fuerza Aérea no dio a conocer detalles sobre los parámetros exactos conseguidos durante esta prueba. 

El drone Valkyrie había realizado su primer vuelo, de aproximadamente 72 minutos de duración, en Yuma el 5 de marzo de 2019. La segunda salida de prueba, de aproximadamente 71 minutos de duración, tuvo lugar el 11 de junio de 2019.

La empresa de Seguridad y Defensa Kratos, recibió por primera vez un contrato para desarrollar el XQ-58A para el programa LCASD en 2016. Este esfuerzo de demostración es parte del proyecto más grande de Tecnología de aeronaves atribuibles de bajo costo (LCAAT) de AFRL. El objetivo general es desarrollar un avión no tripulado de bajo coste capaz de realizar misiones de inteligencia, vigilancia, ataque y guerra electrónica por sí solo, como un ala leal que trabaja junto con un avión tripulado o en un enjambre autónomo en red. Kratos ha dicho que tiene como objetivo reducir el precio unitario a al menos  2 millones de dólares por avión, que es un precio similar a los misiles de crucero avanzados en lugar de aviones furtivos no tripulados reutilizables.

El XQ-58A también está programado para ser el primer avión de cualquier tipo que pruebe en vuelo el nuevo cerebro informático que la Fuerza Aérea está desarrollando bajo el programa Sky Borg. Kratos dice que ya tiene otros clientes no identificados para el Valkyrie más allá de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

No está claro como de grave es el daño sufrido por el XQ-58A y cuanto podría retrasar el programa de pruebas del LCASD. La Fuerza Aérea ha dicho que el cuarto vuelo se pospondrá hasta que se pueda completar una investigación formal sobre el accidente. 

Joseph Trevithick

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com