El buen ritmo en los trabajos del portaaviones John F. Kennedy permitirá un adelanto de tres meses sobre la fecha prevista.

El futuro portaaviones de propulsión nuclear John F. Kennedy (CVN 79) probablemente será botado tres meses antes de lo previsto al estar estructuralmente completo en un 75% de su configuración después de la reciente instalación del área de proa de la cubierta del barco, según informa el astillero Huntington Ingalls Industries.

El futuro Kennedy, el segundo barco de la clase Gerald R. Ford, está programado para ser bautizado en el cuarto trimestre de 2019 y entregado a la Marina en 2022.

El Kennedy ha ido tomando forma en la división de construcción naval de Newport News desde que la quilla del barco fue colocada en agosto de 2015.

La nave se está construyendo utilizando el sistema modular, un proceso donde secciones pequeñas de la nave se sueldan entre sí para formar una unidad estructural, conocida como Superlift. Estas superestructuras van equipadas con tuberías, equipos eléctricos, cableado, ventilación, etc. y se eleva desde el área de ensamblaje hasta el dique seco.

La sección delantera de 750 toneladas métricas de la cubierta principal incluye los espacios de maquinaria ubicados sobre los generadores diesel delanteros del buque. También ha sido instalada la primera pieza de la plataforma de vuelo del portaaviones, que incluye la zona de mando y control, las salas de los pilotos y los espacios de apoyo adicionales.

Un total de 341 piezas de las superestructuras, ya se encuentran colocadas en su sitio de un total de 447 secciones..

El Kennedy se eleva a unos 100 pies (30,48 metros) de altura sobre el dique seco y sólo queda la isla y el mástil principal pendientes de colocar para alcanzar su máxima altura de 252 pies (76,80 metros), según el astillero naval.

Un tercer logro clave también se alcanzó recientemente cuando se instalaron los dos primeros generadores que permiten funcionar al sistema electromagnético de lanzamiento de aeronaves (EMALS).

‘El buque está construido en un 75 por ciento lo que supone un adelanto de más de un 40% sobre lo previsto. Muchas de las mejoras que hemos realizado en la construcción del CVN 78 (USS Gerald R.Ford), incluido un mayor equipamiento, nos permitirán botar el barco tres meses antes de lo previsto’, señala Lucas Hicks, vicepresidente del Programa CVN 79 del astillero de Newport News.

El John Fitzgerald Kennedy está programado para su bautizo en el cuarto trimestre de 2019 y entregado a la Marina estadounidense en 2022.

Source: Huntington Ingalls Industries y Diario de Náutica.

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com