El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” cumple 90 años.

El pasado domingo día 5 de marzo, el buque-escuela de la Armada española ‘Juan Sebastián de Elcano’ cumplió 90 años. A pesar de su avanzada edad, se acerca al centenario de vida con muy buena salud, listo para zarpar hacia su LXXXIX crucero de instrucción que comenzará el próximo día 12 de marzo en Cádiz.

Muy pocos barcos del mundo pueden seguir el ritmo del “Juan Sebastián de Elcano”. Normalmente un barco tiene una vida operativa de 40 años. Por tanto, es uno de los buques más veteranos del mundo que aún navegan. Además, es el barco en activo de la Armada Española que más millas ha navegado, más de un millón setecientas treinta y cuatro mil en sus 90 años.

El Juan Sebastián de Elcano fue botado en Cádiz, España, el 5 de marzo de 1927, siendo su madrina Carmen Primo de Rivera, hija del entonces Presidente del Consejo de Ministros.

El primer nombre que recibió el proyecto de este barco fue «Minerva», diosa que aparece en el mascarón de proa, pero por un real decreto del 17 de abril de 1925 fue cambiado por el nombre que hoy tiene. Fue Horacio Echevarrieta dueño de los astilleros en el que se construía el barco, el que expresó a Primo de Rivera su deseo de que el barco llevara el nombre de “Juan Sebastián El Cano”. Primo de Rivera elevó la petición a Alfonso XIII quien accedió a ello.

La primera travesía del barco fue de Cádiz a Málaga con el rey Alfonso XIII a bordo. En su primer viaje visitó los puertos de Cádiz y Málaga (donde desembarcó el Rey dirigiéndose a continuación a Sevilla, sede en aquel momento de la Exposición Iberoamericana, donde permaneció hasta el 30 de abril). Puede decirse que este viaje fue el ensayo general antes de efectuar su primera circunnavegación, recalando en Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife. Antes de llegar a Canarias permaneció 40 días en el Atlántico sin tocar puerto hasta el 6 de junio. El 4 de julio llegó a Pasajes en Guipúzcoa, donde recibió la bandera de combate de manos de la Infanta Beatriz de Borbón, hija del rey Alfonso XIII. Dicha bandera fue obsequio de la Diputación Provincial de Guipúzcoa.

Terminado este periodo de prueba, pasó a la Carraca para limpiar fondos y prepararse para su primer crucero de instrucción, que consistió en dar la vuelta al mundo en dirección opuesta a la que en su día hizo el ilustre navegante del que recibe su nombre, siendo su comandante el capitán de fragata Manuel de Mendívil, comenzando el 1 de agosto de 1928 y finalizándolo el 29 de mayo de 1929. Recorrió los siguientes puertos: Cádiz, San Vicente (islas de Cabo Verde), Montevideo, Buenos Aires, Ciudad del Cabo, Adelaida, Melbourne, Sídney, Suva, San Francisco, Balboa, La Habana, Nueva York y Cádiz.

El “Juan Sebastián de Elcano” tiene un desplazamiento de 3.770 toneladas, una eslora de 131,1 m, manga de 13,1 m y un puntal de 8,68 m. Su aparejo se compone de 20 velas con 3.151 metros cuadrados de superficie.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *