El Cuerpo de Marines quiere tres tipos de vehículos de anfibios, uno de ellos con un cañón de 30 mm.

El Cuerpo de Marines está buscando aumentar la potencia de fuego a bordo de su nuevo vehículo de combate anfibio con un cañón de 30 mm.

Oficiales del Comando de Sistemas del Cuerpo de Marines publicaron el lunes una solicitud de información en la web del gobierno FedBizOpps. El ACV reemplazará el antiguo vehículo anfibio de asalto, que entró en servicio a principios de la década de 1970.

Los Marines quieren tres variantes del ACV: una configuración de mando y control, una configuración de recuperación y mantenimiento y un ACV con cañones de 30 mm de calibre medio.

El AAV tiene espacio para un lanzagranadas de 40 mm, pero en la lucha directa de vehículo a vehículo, el cañón de 30 mm ofrece un disparo directo rápido y de gran volumen.

BAE Systems fue seleccionada en 2018 para producir el ACV, que se espera que alcance la capacidad operativa inicial para el año fiscal 2020. La compañía ha construido vehículos de anfibios para el ejército desde 1941.

El ACV es un “conector” principal de barco a tierra para operaciones anfibias marinas que incluye una armadura resistente a las minas, y es capaz de “superar una altura de ola de sesenta centímetros y una ola de hundimiento de 1,20 centímetros”, de acuerdo con el programa de Sistemas Terrestres.

El armado del cañón de 30 mm hará que los vehículos de combate terrestre existentes y futuros sean más letales. El Ejército comenzó a equipar sus vehículos Stryker con un cañón de 30 mm, reemplazando sus dos ametralladoras gemelas de calibre 50.

En 2018, el Ejército también puso en marcha la estación de armas de control remoto común para el misil Javelin en el Stryker, manteniendo a los soldados dentro del vehículo cuando se dispara el misil.

Esas actualizaciones se iniciaron primero en Alemania para poner un obstáculo al aumento de las capacidades en las formaciones terrestres rusas.

Los infantes de marina también han comenzado a actualizar sus vehículos blindados ligeros, una plataforma con décadas de antigüedad, en la que se están incluyendo un mejor paquete de potencia del motor, un nuevo tren de transmisión y paneles de instrumentos digitalizados.

A finales del año pasado, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército sólo estudiaba dos variantes del ACV, según las publicaciones oficiales: el vehículo de asalto con torreta y la versión de mando y control.

En la Exposición Anual Militar de la Marítima Moderna en Quantico, Virginia, John Swift, director del programa de vehículos anfibios de BAE, dijo que esperan tener 30 vehículos fabricados para finales del verano de 2019 para someterlos a pruebas y modificaciones a medida que los Marines decidan la composición de la flota. Esas serán las plataformas de pruebas básicas.

El Cuerpo de Marines tiene solicitados 704 ACV cuando comience la plena producción en 2022. Se espera que la producción esté finalizada en un periodo de seis años.

El AAV (Assault Amphibious Vehicle) designado oficialmente como AAV-7A 1 antiguo es un vehículo de tracción por orugas, mientras que su reemplazo  será un vehículo de ocho ruedas.

Todd South

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com