El dispensador de municiones aerotransportadas chino puede paralizar un aeródromo de un solo disparo.

China ha revelado un nuevo tipo de dispensador de municiones aerotransportadas de desarrollo nacional, un arma híbrida que se encuentra entre un misil aire-tierra y una bomba guiada que puede ser lanzada por una aeronave desde una distancia segura, y que puede liberar cientos de submuniciones que cubren una gran superficie. Este tipo de arma puede paralizar eficazmente un campo de aviación de un solo disparo, dejando a los aviones de combate enemigos en tierra o destruidos, según dijeron los expertos el martes.

Formalmente clasificada como una bomba dispensadora de deslizamiento guiado, esta arma modular altamente precisa pesa 500 kilogramos. Aunque parece un misil, tiene una sección transversal cuadrada para contener más submuniciones. Este diseño también puede reducir la sección transversal del radar del arma, mejorando su capacidad de sigilo y haciéndola más difícil de interceptar, según un informe de la Televisión Central China (CCTV).

Cuando se deja caer, el dispensador puede abrir sus alas, lo que puede proporcionar una fuerza de elevación adicional y control y le permite tener un alcance de más de 60 kilómetros, dice el informe de la CCTV, señalando que esto significa que la aeronave que lo lleva puede dejar caer el arma de forma segura sin entrar en la zona de defensa aérea del enemigo.

Cada dispensador puede llevar 240 submuniciones de seis tipos, que al ser liberadas cubrirían más de 6.000 metros cuadrados, citó un ingeniero del fabricante del arma, China North Industries Group Corp (NORINCO).

Cuando se atacan grupos de tanques y vehículos blindados, el dispensador puede utilizar submuniciones anti-tanque que pueden penetrar en el blindaje de los tanques desde arriba, o puede equipar submuniciones de bloqueo regional cuando se atacan grandes instalaciones como aeropuertos.

Un dispensador de municiones típico como éste puede inutilizar una base aérea durante un período prolongado con un solo disparo, porque el mero número de submuniciones significa que toda la pista será destruida, y también es posible que algunas de las submuniciones sean minas, lo que hará que los intentos de reparar la pista sean muy arriesgados, dijo un experto militar chino.

Esto proporcionará oportunidades de batalla cruciales, porque significa que el adversario no podrá hacer ninguna salida de los aviones de combate, y el usuario del dispensador puede aprovechar la superioridad aérea y obtener ventajas tácticas e incluso estratégicas, señala el experto.

Un informe de la CCTV en marzo de 2019 mostró un avión de combate chino J-16 equipado con un arma que se parecía mucho a un dispensador de municiones. El informe especulaba en ese momento que el arma había sido asignada a la Fuerza Aérea del Ejército de Liberación Popular (EPL).

Además del J-16, el bombardero de combate JH-7 y el bombardero H-6 de China también podrían estar equipados con el dispensador.

NORINCO también ha desarrollado dispensadores de municiones aerotransportadas para la exportación, incluyendo el TL500 que apareció en el Salón Aeronáutico de China en años anteriores.

Global Times

4 thoughts on “El dispensador de municiones aerotransportadas chino puede paralizar un aeródromo de un solo disparo.

  • el 19 agosto, 2020 a las 13:37
    Permalink

    Otra vez con el humo, si no es el ruso, el chino.

    Respuesta
  • el 19 agosto, 2020 a las 14:33
    Permalink

    Hola:

    Desde los 70s existen estas bombas de racimo (de caída libre o caída guiada).
    Mas de 30 países las han fabricado y muchos las han usado. Incluso lanzadas desde tierra como proyectiles de obús, que luego diseminaban su carga en un área, mas o menos, amplia (lo podías regular).
    Se han utilizado sobre base misil desde los 80s… nada nuevo.

    Hace muchos años que los grupos ecologistas pretenden que todas las naciones del mundo firmen la abolición de este tipo de proyectiles. (Yo suponía que China ya tenía esto desarrollado).

    Un saludo.

    Respuesta
  • el 19 agosto, 2020 a las 17:36
    Permalink

    O sea, una bomba de racimo, supuestamente las izquierdas en occidente están en contra de su fabricación y su uso, claro que si China las produce, ya es otro cuento.

    Respuesta
  • el 20 agosto, 2020 a las 00:45
    Permalink

    Los demás hemos dejado las miserables bombas de racimo y ahora vienen estos comunistas genocidas chinos a joder la marrana. Por si fuera poco con lo del coronavirus que nos han soltado, toma dos tazas, Pepe.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com