El ejército alemán no podría hacer frente a un posible ataque con drones, según un experto.

El ejército alemán está mal equipado para defenderse de un posible ataque con drones de combate, que cada día son más complejos, según ha declarado un grupo de expertos con sede en Alemania tras un análisis del mercado internacional de vehículos aéreos no tripulados y del papel que desempeñaron los drones en el conflicto de Nagorno-Karabaj el año pasado.

“Por decirlo de forma muy drástica, si la Bundeswehr hubiera tenido que luchar contra Azerbaiyán en este conflicto concreto, apenas habría tenido posibilidades”, afirmó el teniente coronel Michael Karl, experto en guerra moderna y nuevas tecnologías del Instituto Alemán de Defensa y Estudios Estratégicos (GIDS).

“Con los sistemas de armas que se utilizaron, como los drones de combate y los kamikazes, no habríamos podido defendernos adecuadamente. La sola falta de defensa aérea del ejército habría sido nuestra perdición”, añadió.

El año pasado, Azerbaiyán recuperó partes del disputado territorio de Nagorno-Karabaj en gran parte gracias a los drones producidos por Turquía e Israel.

Azerbaiyán utilizó el “Bayraktar TB-2” de Turquía y el “Hermes 900” israelí en su conflicto con Armenia, lo que dio a Bakú la ventaja de la superioridad aérea.

Para sobrevivir a un conflicto moderno, la Bundeswehr necesita tecnologías que Alemania posee básicamente, pero que no se utilizan en el ámbito militar, dijo el experto, como los sistemas de sonido o las capacidades de interferencia.

Karl dijo que los llamados drones desechables, o drones kamikaze, armados con explosivos y utilizados para rastrear y atacar objetivos, representan un nuevo y más pérfido desarrollo en la tecnología de los drones.

También advirtió que la tecnología para reconvertir un dron comercial en uno de combate está ampliamente disponible, incluso para los terroristas.

“No se trata sólo de proteger a nuestros militares de los drones, sino también de proteger a la población civil”, añadió.

El Bayraktar TB-2, que entró inicialmente en el inventario de las Fuerzas Armadas turcas (TSK) en 2014 como vehículo aéreo no tripulado (UAV), se integró después con munición, convirtiéndose en un UCAV.

Producido con un récord del 93% de las piezas de fabricación nacional, un total de 160 TB-2 están en los inventarios de cuatro países actualmente, que son Turquía, Ucrania, Azerbaiyán y Qatar.

El Bayraktar TB2, que siguió operando en el campo, se convirtió con el tiempo en un cambiador de juego, como lo calificaron también varios expertos internacionales. Los expertos en defensa señalan que el éxito de Turquía en las operaciones antiterroristas en un tiempo inferior al previsto y con menos bajas se debe a estos drones.

Daily Sabah

One thought on “El ejército alemán no podría hacer frente a un posible ataque con drones, según un experto.

  • el 14 junio, 2021 a las 13:12
    Permalink

    Proteger todo un frente con sistemas de interferencia puede resultar una tarea compleja. Si ya para la guerra electrónica, tienen que ir en habitáculos protegidos de la radiación electromagnética, a menor potencia tendrán que ser más numerosos los sistemas.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.