El ejército belga pierde uno de sus UAV B-Hunter durante un despliegue en Portugal.

El ejército belga perdió el pasado martes uno de sus vehículos aéreos no tripulados tipo B-Hunter durante un despliegue en Portugal. El avión se estrelló en el sur del país sin causar daños en tierra, dijeron fuentes militares. El dispositivo  -un vehículo aéreo no tripulado (UAV) – perteneciente a la 80 escuadrilla, con sede en Florennes, se estrelló el 10 de octubre en un lugar desierto durante un vuelo de entrenamiento desde la base aérea portuguesa de Beja, en la región del Alentejo.

El accidente no causó ningún daño a personas o propiedades, dijo el servicio de prensa de la agencia Belga.

Según otra fuente, el paracaídas, que en principio debería garantizar un aterrizaje supuestamente suave del B-Hunter en caso de un problema, no funcionó.

Desde el año 2O11, la 80 Escuadrilla belga se despliega cada año entre octubre y noviembre para mantener su nivel de entrenamiento durante el periodo invernal.

Los vehículos aéreos no tripulados de tipo B-Hunter, son de diseño israelí y fueron comprados en 1998. Se encuentran plenamente operativos desde el 2004. De las 18 unidades adquiridas, ya se han perdido varios de ellos incluidos dos en la República Democrática del Congo (RDC) en 2006. La escuadrilla tiene desde octubre de 2002 su base en Florennes, anteriormente operaban desde Elsenborn, cerca de la frontera alemana.

El B-Hunter (B por Bélgica) es un bimotor de doble haz, de 7 metros de longitud y 8,9 metros de envergadura, con un peso máximo de 727 kg. Está equipado con una carga útil compuesta por una cámara térmica de infrarrojos y una cámara CCD, que le permiten recoger imágenes día y noche, y un sistema de transmisión de datos en tiempo real. Su alcance operativo es de unos 100 km y puede mantenerse en el aire durante diez horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *