El ejército británico recibe robots pioneros de desactivación de bombas.

El Ejército británico ha recibido los primeros cuatro robots de última generación para la desactivación de bombas tras rigurosos ensayos, según ha anunciado el Secretario de Defensa Gavin Williamson.

La entrega procede de un contrato por valor de 55 millones de libras esterlinas (69,7 millones de dólares) por 56 robots. Los vehículos terrestres no tripulados (UGV) T7 de la Corporation Harris están equipados con cámaras de alta definición, enlaces de datos a una velocidad vertiginosa, un brazo de manipulación ajustable y bandas de rodadura resistentes para todo terreno, lo que les permite neutralizar una amplia gama de amenazas explosivas.

La plataforma soportó una variedad de pruebas durante un período de ensayos de “aceptación” de ocho semanas en varios lugares del Reino Unido y Estados Unidos elegidos específicamente para poner a prueba los robots.

Los robots fueron sometidos a sus límites por medio de pruebas que incluían la conducción en diferentes terrenos, una serie de misiones en el campo de batalla, tareas de levantamiento de pesos y destreza, pruebas climáticas y de vibración, alta capacidad de esfuerzo, disparos en vivo, ángulos de desplazamiento máximos y evaluaciones de interoperabilidad.

El secretario de Defensa Gavin Williamson declare que “estos robots se convertirán en una pieza esencial, evitando daños a civiles inocentes y a los operadores que hacen que los explosivos sean seguros.

Los robots proporcionarán al Ejército la última tecnología de desactivación de bombas y demostrarán ser compañeros de confianza tanto en las calles como en las zonas de conflicto con peligro de muerte.

El Harris T7 utiliza tecnología de vanguardia para proporcionar a los operadores de EOD niveles de movilidad y destreza sin precedentes. Representa un cambio radical en la capacidad del personal de servicio y salvará vidas.

Los robots de desactivación de bombas han sido adquiridos por Defense Equipment and Support, la organización de adquisiciones de Ministerio de Defensa, en el marco del Proyecto Starter. El acuerdo se anunció en septiembre de 2017 en la Exposición Internacional de Equipos de Defensa y Seguridad (DSEI) en Londres.


El Project Starter comprará 56 Harris T7 para apoyar a los equipos de eliminación de artefactos explosivos (EOD). El programa está diseñado para reemplazar a la flota de robots EOD de control remoto Wheelbarrow Mk8B del Ejército que han sido utilizados en todo el mundo por las Fuerzas Armadas del Reino Unido desde 1972.

Los primeros cuatro vehículos estándar de producción han sido entregados  a tiempo al ejército británico, lo que permitirá realizar grupos de entrenamiento de instructores a partir de enero.


Los robots Harris T7 de 342 kg incorporan retroalimentación táctica avanzada en los controles, de modo que el operador puede sentir el impacto de lo que hace el brazo, y el UGV también puede imitar el movimiento del brazo del operador para llevar a cabo las tareas. ”La pinza se mueve cómo se mueve el operador y siente cómo este ”proporcionando un control intuitivo y detallado, señaló Paul Bosscher, ingeniero jefe de sistemas robóticos de Harris Corporation. Esta es una característica que se ha estudiado durante algún tiempo, pero que aún no se había introducido en un sistema de campo hasta ahora, afirmó.

Los 56 robots serán entregados en el Reino Unido y estarán en servicio en diciembre de 2020.

British MoD

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com