El Ejército de EE.UU. compra drones de fabricación china para prácticas de tiro.

Los drones fabricados en China comprados por el Pentágono meses después de que se prohibiera su uso por motivos de ciberseguridad se están utilizando como “blancos” y no se están desplegando con las fuerzas de élite estadounidenses en misiones, ha señalado el funcionario del Pentágono a cargo de adquirir equipo militar.

Una investigación del diario La Voz de América realizada el mes pasado reveló que la Fuerza Aérea y la Armada habían gastado cientos de miles de dólares en drones fabricados por el líder del mercado Da Jiang Innovations (DJI) para algunos de los operadores más sensibles y secretos del ejército, incluyendo el único Ala de tácticas especiales de la Fuerza Aérea y los equipos de mar, aire y tierra de la Marina (SEAL). 

En cada caso, los servicios utilizaron exenciones especiales otorgadas por la oficina de adquisición y mantenimiento del Pentágono “caso por caso, para apoyar las necesidades urgentes”, dijo el teniente coronel Mike Andrews, portavoz del Pentágono. 

En declaraciones a los periodistas el 18 de octubre, Ellen Lord, subsecretaria de defensa para adquisición y mantenimiento, dijo que su oficina autorizó estas exenciones para usar los aviones teledirigidos “en campos de tiro en condiciones altamente controladas”, con el fin de poner a prueba la capacidad de los militares estadounidenses para contrarrestarlos.

“No estamos autorizando la utilización de aviones teledirigidos chinos en el campo. Los estamos utilizando como objetivos”, dijo Lord. 

El Pentágono aprobó la compra de equipos DJI para una “operación de entrenamiento” el 28 de junio de 2019, según un memorando del Departamento de Defensa confirmado por un funcionario de defensa.  

Preocupaciones del Congreso

Los miembros del Congreso están tan preocupados por el uso continuo de aviones no tripulados fabricados en China que un grupo bipartidista de legisladores introdujo el mes pasado una ley que prohibiría a las agencias federales comprar aviones no tripulados de cualquier país considerado un riesgo para la seguridad nacional. 

La Ley de aviones no tripulados de seguridad estadounidense de 2019 prohibiría a los departamentos y agencias federales la compra de cualquier avión no tripulado comercial ensamblado o fabricado en China. 

A principios de este año, el Comité de Servicios Armados del Senado también incluyó una disposición en la Ley de Autorización de Defensa Nacional del año fiscal 2020 que prohíbe el uso de drones de fabricación china. 

El senador Chris Murphy, demócrata de Connecticut que redactó la disposición, dijo que la medida protegería la seguridad nacional y respaldaría la fabricación estadounidense. 

Por su parte, DJI aseguró que sus clientes tienen un control completo sobre cómo se recopila, almacena y transmite su información. 

Michael Oldenburg, portavoz de la empresa china DJI en los Estados Unidos, escribió en un correo electrónico a los clientes estadounidenses del DJI que los informes de vulnerabilidades de ciberseguridad del DJI eran “completamente falsos”. 

El Departamento de Defensa emitió una prohibición sobre la compra y el uso de todos los drones comerciales, citando “vulnerabilidades de ciberseguridad”, en un memorando del entonces subsecretario de Defensa Pat Shanahan fechado el 23 de mayo de 2018. 

Carla Babb

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com