El Ejército de EE.UU. desarrolla misiles que puedan hundir barcos a larga distancia.

A medida que el poder naval de China crece, el Ejército trata de conseguir misiles con capacidad para hundir barcos enemigos que puedan ser disparados a cientos de millas del objetivo desde tierra o mar.

Tanto el Ejército como la Infantería de Marina están estudiando la posibilidad de atacar a los barcos desde baterías en la costa a grandes distancias, mientras que la Armada está armando sus submarinos con misiles destructores de barcos por primera vez en muchos años.

Decididos a desplegar estas capacidades rápidamente, los Marines han lanzado un programa rápido para desarrollar misiles antibuque de largo alcance desde lanzadores móviles basados en tierra.

“El Cuerpo de Marines ha estado buscando una capacidad basada en tierra para cumplir con las demandas del Comando Indo-Pacífico de los EE.UU.” (INDOPACOM), declaró un representante de Lockheed Martin a Breaking Defense en la conferencia de la Asociación de la Marina de Superficie en Washington.

“El Cuerpo de Marines quiere conseguir esto bastante rápido”. Añadiendo además, que los Marines están considerando el desarrollo de lanzadores móviles “que puedan disparar y moverse muy rápidamente de la zona”.

Los marines experimentaron ataques contra objetivos terrestres utilizando sistemas de cohetes de artillería de alta movilidad (HIMARS) a bordo del buque de asalto anfibio USS Essex de la Marina en octubre de 2017.

Durante los ejercicios del Borde del Pacífico (RIMPAC) del año pasado, soldados del Ejército dispararon varios cohetes desde la plataforma de artillería de cohetes contra el ex USS Racine durante un ejercicio de hundimiento de armas combinadas.

Según informes, el Ejército se está preparando para realizar otra prueba de misiles, en la que se lanzarán misiles del Sistema de Misiles Tácticos del Ejército MGM-140 desde los lanzadores de HIMARS en Okinawa. La marina china navega regularmente por las aguas cercanas, incluyendo su portaaviones insignia.

China utiliza misiles amenazantes de largo alcance para mantener a las fuerzas estadounidenses a distancia. Si surgiera un conflicto, es probable que Estados Unidos utilice armas de largo alcance como estas en sus puestos de avanzada militares a lo largo de la primera cadena de islas, una línea defensiva que se extiende al sur de Japón a Taiwán y luego a Filipinas, para limitar la movilidad de los chinos.

Según se informa, la Marina está armando sus submarinos de ataque con versiones mejoradas del misil antibuque Harpoon, según Breaking Defense.

El enfoque en las capacidades antibarco en el mar y en tierra hace avanzar un concepto estratégico esbozado por el jefe del INDOPACOM.

“Cuando las fuerzas navales llevan a nuestros enemigos al litoral, las fuerzas del ejército pueden atacarlos. Por el contrario cuando el ejército expulsa a nuestros enemigos al mar, la potencia de fuego naval puede hacer lo mismo”, afirmó el almirante Phil Davidson después del ejercicio de hundimiento del año pasado.

Ryan Pickrell

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com