El ejército de EE.UU. se adiestra en un ejercicio único en su género.

El ejército de Estados Unidos está poniendo a prueba su capacidad para proteger la nación de los aviones bombarderos enemigos en un importante ejercicio, el primero en su clase, en el Atlántico Norte del 28 al 31 de mayo, según informó el viernes el Comando Norte de los EE. UU.

A lo largo del ejercicio, varios bombarderos estratégicos supersónicos de largo alcance B-1B Lancer del Comando Estratégico (STRATCOM) simularán ser aviones adversarios que intentan romper las defensas estadounidenses y penetrar en su espacio aéreo.

Para evitar esta penetración, los CF-18 de la Real Fuerza Aérea Canadiense y los F-15 de la Fuerza Aérea de EE. UU. bajo el Mando de la Defensa Aeroespacial del Norte (NORAD) junto a los F/A-18 de la US Navy del Grupo de Ataque del Portaaviones Harry S. Truman, bajo el Comando Norte de EE. UU. (NORTHCOM) rechazará a los bombarderos que se aproximen.

El NORAD tiene una experiencia significativa en la defensa del espacio aéreo de América del Norte, ya que sus aviones de combate son llamados rutinariamente para interceptar bombarderos rusos, cazas y aviones de vigilancia que entran en la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Alaska, actividades que se han vuelto más frecuentes en los últimos años.

Los cazas que participan en el ejercicio cuentan con el apoyo de los KC-135 Stratotankers del Comando de Transporte de los EE. UU. (TRANSCOM). Los aviones cisterna están, como los cazas del NORAD, siempre en alerta para responder a una posible amenaza.

El Comando Espacial de EE. UU. (SPACECOM) proporciona apoyo GPS y comunicaciones durante el simulacro de los combates.

Los bombarderos B-1B que participan en este ejercicio a gran escala están regresando a Estados Unidos de una de las varias operaciones de bombardeo en Europa, mientras el portaaviones USS Harry S. Truman y sus barcos de escolta han quedado atrapados en el mar debido a las preocupaciones por el coronavirus.

Con estos activos estratégicos ya en marcha, los líderes militares vieron esto como una oportunidad para realizar un ejercicio destinado a fortalecer la fuerza conjunta y aumentar la interoperabilidad.

El ejercicio en curso marca la primera vez que cuatro comandos de combate de EE. UU. y el NORAD se unen para llevar a cabo operaciones de defensa nacional.

“Liderar complejas operaciones de mando de múltiples combatientes en múltiples dominios demuestra nuestra disposición a defender nuestra patria sin importarnos el COVID-19”, dijo el viernes el general de la Fuerza Aérea Terrence O’Shaughnessy, comandante del NORTHCOM y NORAD.

Ryan Pickrell

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com