El ejército de Estados Unidos cancela la solicitud de vehículos OMFV.

El Ejército de Estados Unidos ha cancelado su solicitud de un vehículo de combate con tripulación opcional (OMFV) para reemplazar al Bradley después de que solo una empresa haya presentado oferta. El servicio estaba llevando a cabo el programa a través de un mecanismo de prototipos rápidos con un calendario muy agresivo, y General Dynamics Land Systems ha sido el único contratista en ofrecer una oferta, que presentó en octubre de 2019.

BAE Systems planeaba entrar en la competición con una versión del CV90 Mk IV, pero la compañía abandonó el programa en junio de 2019. La compañía declaró que el programa OMFV no se alineaba con las prioridades de desarrollo actuales de la compañía y parecía discrepar del agresivo programa. BAE Systems está construyendo el nuevo AMPV del Ejército y el nuevo Vehículo de Combate Anfibio del Cuerpo de Marines, y está en la carrera por el futuro tanque ligero Mobile Protected Firepower del Ejército. Un equipo de Raytheon y Rheinmetall fue descalificado del programa OMFV al no entregar su oferta antes de la fecha límite de presentación.

En un comunicado, el Ejército dijo que revisará los requisitos del programa, la estrategia de adquisición y el calendario. Queda por ver el gran impacto que esta decisión tendrá en las capacidades del futuro reemplazo de Bradley, incluido el deseo del servicio de contar con capacidades no tripuladas y eventualmente autónomas.

Los problemas para el reemplazó del Bradley no son nada nuevo para el Ejército. Antes del OMFV, el servicio luchó durante años para desarrollar un nuevo vehículo de combate. El esfuerzo por desarrollar una familia de vehículos terrestres tripulados de 20 a 30 toneladas bajo el ahora desaparecido programa Future Combat Systems se terminó en 2009. El esfuerzo de un vehículo de combate terrestre de seguimiento fue cancelado en el presupuesto del año fiscal 2015 debido a problemas de asequibilidad. El GCV de más de 30.000 millones de dólares tenía como objetivo adquirir 1.874 vehículos para reemplazar una parte de la flota del Bradley. También se temía que el concepto de GCV hubiera crecido hasta unas 70 toneladas, a la par con un tanque Abrams, lo que limitaría la movilidad de los vehículos.

 

M2A3 Bradley Fighting Vehicle

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com