El ‘F-35’ de China: ¿Podría Pekín construir un nuevo caza furtivo?

El FC-31, más pequeño y ligero, se parece mucho al caza furtivo estadounidense F-35 y también se parece en su funcionamiento.

La empresa Shenyang Aircraft, que fabrica los aviones de guerra más avanzados de China, anunció recientemente sus planes de desarrollar un nuevo caza de cuarta generación (en la nomenclatura china, “cuarta generación” equivale a los aviones occidentales de “quinta generación”, como los cazas furtivos F-22 y F-35).

“La empresa pretende realizar avances en su programa de aviones de combate de cuarta generación impulsando las tecnologías relacionadas, como la fabricación aditiva, el control de los defectos electromagnéticos de la superficie y la colocación automatizada de fibras, para que el avión pueda desarrollarse con éxito”, indicó el sitio de noticias chino Global Times.

“La compañía anunció que también estaba estudiando la próxima generación de aviones, incluyendo la investigación de tecnologías como la adaptación térmica y la integración de la estructura y la función”, dijo Global Times. “Un sistema tecnológico para la aeronave de próxima generación se formará gradualmente a medida que la empresa realice pruebas de producción e investigación”.

Pero ¿el nuevo caza está destinado a la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación como caza terrestre, o a la Armada del Ejército Popular de Liberación como caza de elección para la creciente flota de portaaviones de China?

El anuncio de Shenyang, publicado en la aplicación china de medios sociales WeChat, incluía una foto de un caza furtivo FC-31, el único caza de cuarta generación de Shenyang que en su día fue candidato a ser el avión de portaaviones de la armada china. En su lugar, la armada china eligió una versión navalizada del J-20 terrestre de Chengdu Aerospace Corporation, el primer caza furtivo de China. La Fuerza Aérea china ya vuela con el J-20.

¿Significa algo la foto del FC-31? Que el anuncio de un nuevo avión de Shenyang vaya acompañado de una foto de un avión de Shenyang ya existente no es una sorpresa. Si Lockheed Martin tuviera que anunciar el desarrollo de un nuevo caza, el comunicado de prensa podría incluir perfectamente una foto del caza furtivo F-35 como ejemplo tangible del trabajo de la empresa.

Sin embargo, la foto también podría indicar que Shenyang pretende que el nuevo avión desbanque al J-20 como caza naval de China. Aunque tanto Shenyang como Chengdu son filiales de la Corporación de la Industria de la Aviación de China (AVIC), de propiedad estatal, también son competidoras al igual que las oficinas de diseño de MiG y Sukhoi bajo la Unión Soviética.

Wang Ya’nan, redactor jefe de la revista Aerospace Knowledge, con sede en Pekín, declaró al Global Times que “tiene sentido especular que la declaración se refiere a una versión mejorada del FC-31, ya que las versiones actuales son sólo prototipos. La Armada china necesita un avión de combate más avanzado en sus portaaviones en el futuro, y el FC-31, cuando se adapte a ese propósito, sería una buena opción”, predijo Wang.

El bimotor J-20 Mighty Dragon es un avión más pesado que se asemeja al F-22 estadounidense o a los cazas furtivos Su-57 rusos. Al ser el primer caza furtivo de China, el J-20 ha generado mucha expectación, pero pocos detalles técnicos sólidos. Al parecer, tiene un peso máximo de despegue de 37 toneladas y puede estar armado con misiles PL-15 de muy largo alcance que supuestamente pueden alcanzar objetivos a 200 kilómetros (125 millas). El J-20 parece ser un francotirador furtivo pesado y de largo alcance diseñado para alcanzar objetivos lejanos con misiles aire-aire, especialmente los aviones de control aéreo y los aviones cisterna que son la columna vertebral del poder aéreo estadounidense.

El FC-31, más pequeño y ligero, se parece mucho al caza furtivo estadounidense F-35. También se parece al F-35 en su función: un avión polivalente que puede realizar misiones de superioridad aérea y de ataque. Pero el FC-31, de veinticinco toneladas, parece tener un pasado accidentado: presentado por primera vez en 2012, no ha sido adquirido ni por las Fuerzas Aéreas chinas, para las que fue diseñado originalmente, ni por países extranjeros. Adaptarlo para su uso en los portaaviones chinos puede haber sido una medida desesperada.

Ambos aviones tienen pros y contras como aviones de portaaviones. El J-20 tiene un mayor alcance y una mayor carga útil que el FC-31 y tiene la ventaja de estar ya operativo. Pero un avión más grande ocupa más espacio, por lo que se podrían llevar menos J-20 a bordo de un portaaviones. La Fuerza Aérea China probablemente ha comprado menos de cincuenta J-20 desde que el avión fue presentado en 2011, lo que sugiere que China no está interesada en producir en masa el J-20 como un avión con base en tierra y en un portaaviones como el F-35.

Un FC-31 mejorado sería más pequeño y probablemente más barato que un J-20 navalizado. Pero ofrecería menos alcance y carga útil, y el FC-31 es todavía un diseño no probado. En cualquier caso, ambos aviones podrían sufrir el talón de Aquiles de los aviones de guerra chinos: la falta de motores a reacción fiables.

Por otro lado, ambos aviones serían sin duda mejores que el actual avión de combate chino con base en portaaviones, el infame J-15 que actualmente vuelan los portaaviones Liaoning y Shandong. El J-15 es una copia sin licencia del avión de combate ruso Su-33 para portaaviones, que era un derivado de la década de 1980 del caza terrestre Su-27K. China adquirió un T-10K-3, un prototipo de Su-33, de Ucrania y luego lo modificó, para terminar con un avión famoso por estrellarse.

Michael Peck

14 thoughts on “El ‘F-35’ de China: ¿Podría Pekín construir un nuevo caza furtivo?

  • el 4 abril, 2021 a las 14:04
    Permalink

    El mismo problema que el furtivo ruso, los motores, en el caso chino es peor porque dependen de los rusos para ello.

    Respuesta
  • el 4 abril, 2021 a las 15:27
    Permalink

    Si han robado algun secreto de avionistica occidental ya lo veremos.

    Respuesta
  • el 5 abril, 2021 a las 08:53
    Permalink

    Los chinos ya disponen del ws10 y ws13 para sus cazas de combate. De hecho, el ws10 está sustituyendo a los motores rusos desde hace años. El prototipo de la foto (fc31) está volando con el ws13. Los cazas j20, j16 y j10 están volando con el ws10. En los casos de los cazas stealth, los motores ws13 y ws10 son una solución interina hasta la llegada del ws19 para el fc31 y ws15 para el j20. China está detrás en motores, sin ninguna duda. Pero no os vayáis demasiado atrás no os vaya a pasar como el forero que dice que la economía china está inflada y viven en el medievo todavía.

    Respuesta
  • el 5 abril, 2021 a las 15:49
    Permalink

    Tengo la sensación que se cae constantemente en la tentación de subvalorar la capacidad industrial china. Se habla mucho de que todo lo copian, pero no hay que olvidarse que, en el desarrollo de las capacidades de una nación, siempre hay un momento en el que los desarrollos propios empiezan a dar fruto después de mucho ensayo y error. Acaso se puede ignorar que buena parte de los desarrollos militares y espaciales de USA tienen su origen en diseños nazis ? Yo creo que la cuestión china se debe analizar con mucho cuidado, sin caer en el descrédito fácil porque lo que estamos viendo es el lógico proceso de crecimiento de una potencia.

    Respuesta
    • el 5 abril, 2021 a las 18:57
      Permalink

      De hecho el Saturno v con el que USA se fue a la luna fue un desarrollo del ingeniero von braun.

      Respuesta
  • el 5 abril, 2021 a las 16:05
    Permalink

    Las tecnologías que en el artículo detalla como de reciente aplicación, como ensayos no destructivos (END) en especial mediante partículas magnéticas o corrientes inducidas para detectar discontinuidades superficiales o subsuperficiales, son imprescindibles para lograr superficies de acabado pulido, aptas para la aplicación de recubrimientos RAM. El proceso de fabricación aditiva (3D) ahorra cientos de horas de trabajo mecanizado de precisión en piezas que no son primarias, e incluso componentes grandes, metálicas y no metálicas, y los chinos son punteros en esa tecnología. El proceso de aplicación automatizado de fibras es fundamental en la fabricación de componentes compuestos y China está asimismo muy avanzada en esas técnicas. Estas tecnologías estaban presentes en el momento de la producción en serie de Chengdu J-20; todas las fábricas de aeronaves avanzadas deben dominarlo, no son ultramodernos y Shenyang no debe ser la excepción, así que sorprende que estén por incorporarlas. Las otras tecnologías que menciona forman parte del proceso de diseño y todo avión de nueva generación debe ser diseñado incorporando esos conceptos.

    Respuesta
  • el 5 abril, 2021 a las 20:43
    Permalink

    Del FC-31(Gyrfalcon), que en su concepción aerodinámica podría estar basado en esquemas, blueprints y datos técnicos del F-35 (es conocido que los piratas informáticos chinos obaron 30 Gb de información durante 4 meses de este avión y las nuevas fragatas, de las compañías australianas subcontratadas por Lockheed-Martin y otras empresas de defensa en 2016; además de a la propia empresa diseñadora en varias oportunidades, sistemas avanzados tales como el EOTS y otros), ha visto al menos una evolución en el diseño desde que fue presentado su primer prototipo en 2014. Este último, visto en vuelo en 2020 y denominado J-31V2, es en realidad el tercer prototipo (el segundo era para ensayos en tierra) y tenía algunas diferencias importantes con el primero (empenajes, carlinga), ya que montaba lo que se cree motores Ghizou WS-13E Taishan en lugar de los RD-93 rusos del primero. Existen asimismo detalles de terminación y aerodinámicos.

    Respuesta
  • el 6 abril, 2021 a las 01:15
    Permalink

    FC-31 Naval: Durante mucho tiempo a partir de la aparición del primer prototipo, la prensa occidental sostuvo que este avión era una copia del F-35, ya que tiene un asombroso parecido, y que probablemente había sido concebido para abastecer el mercado de exportación, ya que el PLA estaba concentrado en dar comienzo a la producción seriada del J-20. Luego apareció una información que indicaba que este sería el futuro avión que conplementaría y luego reemplazaria al J-15 abordo de los futuros portaaviones CATOBAR de la armada. Más tarde aún, en 2020 otra noticia afirmaba que en realidad el futuro avión naval chino sería una modificación del J-20, dejando incierto el futuro del FC-31. En realidad ninguna de todos estos informes han sido confirmados o desmentidos en forma oficial. Concretamente, no hay certezas del destino del Gyrfalcon, pero shenyang sigue trabajando, aunque a un ritmo lento. Tampoco está descartado que sea adaptado más adelante para operaciones embarcadas. Por el momento, Shenyang ha venido adaptando el J-15 desde 2016 para operar abordo de su primer CATOBAR, el Tipo 003, que probablemente sea botado en los próximos meses.

    Respuesta
  • el 6 abril, 2021 a las 03:52
    Permalink

    Los chinos estan muy por detras no de los USA ,sino de la mayoria de potencias europeas, el caza de ultima generacion chino no lo quieren ni los propios chinos.

    Respuesta
  • el 6 abril, 2021 a las 06:44
    Permalink

    FC-31 Naval: Luego de darse a conocer este avión, la prensa occidental especulaba que se trataba de algún tipo de caza furtivo degradado pensado para la exportación, para ganar mercados allí donde el F-35 no podría penetrar por cuestiones políticas o costos, es decir una especie de F-35 de bajo costo. Pero el largo tiempo de inactividad del modelo demostraba que si esta era la intención, no tenían prisa. Más tarde, circuló una información que aseguraba que la armada china lo había elegido como el futuro caza que complementaría y luego reemplazaría al J-15 para operaciones embarcadas. En 2019 una noticia indicaba que la armada china había seleccionado una versión “navalizada” del J-20, y cuando circularon las fotografías de un nuevo prototipo del FC-31 (en 2020) y no tenía características navales, pareció confirmar la información anterior. De todas maneras tampoco se ha visto prototipo alguno del J-20 “naval”. China ha seguido adelante con su plan de portaaviones CATOBAR, pero desde 2016 ha realizado modificaciones en el J-15 para adaptarlo a estas tareas, en lugar de apresurar el desarrollo del J-31.

    Respuesta
  • el 6 abril, 2021 a las 06:57
    Permalink

    (Sigue): El nuevo portaaviones Tipo 003, cuya botadura está programada para este año, será equipado inicialmente con la versión catapultable del J-15. Nada indica que el J-31 vaya a convertirse en el nuevo caza naval chino más que rumores sin confirmación, pero tampoco se han visto prototipos de un J-20 navalizado. Lo cierto es que el J-15 debe ser reemplazado y el FC-31 podría ser un candidato válido, dadas sus dimensiones compactas y menor peso vacío que cualquier versión del J-20. Como sea, es un avión al cual CAIC no le ha dado prioridad, pero Shenyang pareciera estar dispuesta a llevarlo a planos competitivos, incluyendo el desarrollo motriz. Muy probablemente en el futuro se convierta en una pieza importante de la aviación naval china y por qué no, de muchas fuerzas aéreas extranjeras. Quizá también el PLA considere adquirirlo para reemplazar aviones tácticos de generación anterior.

    Respuesta
    • el 6 abril, 2021 a las 12:05
      Permalink

      Tener EMAL en un portaaviones de asalto podría ser un cambio significativo para China.Le permitiría transportar aviones a reacción,como cazas o vehículos aéreos no tripulados grandes.Los UAV con una carga de armas ofensivas se denominan UCAV. Estos podrían aumentar considerablemente el apoyo aéreo para las operaciones de aterrizaje.El propio portaaviones de próxima generación de China tiene EMALS; nueva inteligencia informa que han sufrido problemas técnicos.Debemos asumir que China esta enfrentando los mismos problemas que los que sufrieron los navios de EEUU,pero es una tecnología nueva, por lo que hay riesgos de desarrollo involucrados.El enfoque de EMAL sugiere que la aeronave no sería VTOL.Pero lo que sería el avión está abierto a especulaciones.China puede estar desarrollando un avión de combate adecuado para cubiertas de vuelo relativamente pequeñas del LHD.Muchos LHD están programados para llevar el caza de ataque F-35B. La versión actual J-11 clon del Su-27 ruso,que se utiliza a bordo de los portaaviones chinos,al parecer es demasiado grande.Queda claramente ilustrado la actual dificultad de China para producir un motor a reacción autóctono de alta calidad..”

      Respuesta
  • el 6 abril, 2021 a las 12:08
    Permalink

    Copia del F-35C, con todo lo hackeado, tiene sentido…, porque china quiere dominar sus mares, y los motores se los compran a los rusos, los rusos no dan a basto fabricando motores. seguro los del Mig 35 le funcionen bien a este aparato. Y Que no venga uno a decir lo mismo que yo con otras palabras, que no me gusta!. saludos

    Respuesta
  • el 7 abril, 2021 a las 02:58
    Permalink

    Bonita copia pero lo de adentro ni siquiera se compara a un F-35 lo siento.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com