El F-35 de la Marina no tiene alcance para ataques sigilosos, dice el informe del Congreso.

El motivo de esa preocupación es que el F-35C no tiene capacidad para realizar ataques de largo alcance sin reabastecimiento en vuelo, y los aviones cisterna de la Armada no son exactamente “furtivos”.

El nuevo avión de combate de la Armada, el furtivo F-35C, podría no tener el alcance que necesita para atacar objetivos enemigos, dijo la Comisión de Servicios Armados de la Cámara de Representantes en un nuevo informe, lo que plantea interrogantes preocupantes sobre si el programa de miles de millones de dólares ya está superado por las amenazas

Además, los críticos dicen que el caza de la Marina -parte de la iniciativa Joint Strike Fighter, el programa de armas más caro de la historia-  podría haber quedado desactualizado hace años.

La conclusión del comité, escondido en el informe de 606 páginas sobre el proyecto de ley de autorización de defensa fiscal 2019, es la confirmación de los legisladores que respaldan el programa de aviones, que la versión del F-35 basada en portaaviones puede no tener suficiente alcance efectivo sin reabastecimiento de combustible  para funcionar bien en guerras futuras.

“Si bien la introducción del F-35C ampliará significativamente las capacidades de sigilo, el F-35C podría requerir un mayor alcance para conseguir los objetivos necesarios”, señala el informe.

La razón, dicen los expertos, es que los portaaviones desde los que operarían los F-35C podrían verse obligados a navegar demasiado lejos de sus enemigos para evitar sus cada vez más numerosos misiles de largo alcance.

El comité no quiere dejar de comprar F-35Cs, sino que quiere empezar a comprar nuevos tipos de aviones de guerra.

“Después de gastar miles de millones de dólares en el F-35C, y antes de que el primer avión esté listo para su despliegue, los legisladores ya están buscando el próximo avión basado en portaaviones”, dijo Bryan Clark, un ex estratega de la Armada que ahora se encuentra en el Centro de Evaluaciones Estratégicas y Presupuestarias.

Dan Grazier, del Proyecto de Vigilancia Gubernamental, dijo que la directiva de la Cámara “destaca lo mal concebido que ha sido el programa Joint Strike Fighter desde el principio”.

“El tema de los misiles de crucero antibuque no es nuevo”, señaló. “La complejidad del programa F-35 ha alargado el proceso de diseño a casi 20 años, lo que significa que no estamos al mismo ritmo de las amenazas emergentes”.

El programa F-35 tiene previsto el desarrollo y la compra de 2.456 aviones en las tres diferentes variantes: el F-35C para la Marina, el F-35A para la Fuerza Aérea y el F-35B para la Infantería de Marina, además, se espera que los aliados compren varios cientos más. La Marina comprará 273 F-35C para sus portaaviones y otros 67 para el Cuerpo de Marines, además del propio modelo del Cuerpo de Marines, que despega y aterriza verticalmente.

Se prevé que el coste de desarrollo y construcción de los tres modelos alcanzará los 406.100 millones de dólares, y se estima que otros 1.100 millones se destinarán a operarlos.

Si la Marina tiene que navegar sus portaaviones en las inmediaciones de 1.000 millas náuticas lejos de los misiles de largo alcance, entonces sus furtivos F-35Cs tendrán que ser reabastecidos por aviones cisterna que no son sigilosos.

Los F-35C tienen un alcance efectivo, conocido como radio de combate (o la distancia desde la que pueden operar), de 670 millas náuticas.

Las operaciones de reabastecimiento de combustible expondrían a los cazas y a sus reabastecedores a los adversarios, perdiendo el valor de los materiales que evaden el radar del F-35C. La teniente Lauren Chatmas, portavoz de la Marina, dijo que el riesgo es “aceptable” porque el reabastecimiento ocurrirá lejos de las amenazas enemigas. Pero Clark sostiene que los cazas enemigos podrían encontrar aviones estadounidenses incluso a cientos de millas, si es que hay alguno que no sea sigiloso.

Alternativamente, la Marina podría operar sus portaaviones, que tienen capacidades de autodefensa, más cerca del territorio enemigo o más cerca de los buques de guerra y aviones enemigos. Pero eso aumentaría el riesgo para estas ciudades flotantes, cada una de las cuales suele transportar más de 6.000 marineros y cuesta aproximadamente 13.000 millones de dólares.

La Marina ya ha comprado 28 de los aviones C y ha solicitado nueve más para el año fiscal 2019. Por otro lado, también ha confirmado que no desplegará F-35Cs en un portaaviones hasta el 2021.

Pero la probable insuficiencia del radio de combate del F-35C no debería sorprender a la Armada, dicen los expertos.

Hace aproximadamente una década, China terminó de desarrollar su “portador asesino”, el misil balístico antibuque DF-21D, con un alcance declarado de 780 millas náuticas, aunque el Ejército Popular de Liberación aún está perfeccionando el sistema para dar información sobre los objetivos de los misiles.

El misil de crucero de Estados Unidos Tomahawk tiene un alcance superior a las 1.000 millas náuticas, y la Armada espera desplegar una variante antibuque en los cuatro próximos años. Dados los avances chinos y rusos, y el hecho de que los F-35 volarán durante 60 años, la perspectiva realista de que los adversarios tuvieran la capacidad de mantener las naves en riesgo desde 1.000 millas náuticas o más durante la vida útil del F-35 era previsible, dicen los críticos.

El misil de crucero antibuque CSS-5 de China ya puede atacar buques a unas 930 millas de distancia, ha declarado la Agencia de Inteligencia de Defensa.

Y Rusia aparentemente ha desplegado el misil hipersónico Kinzhal lanzado desde el aire, que puede viajar distancias de más de 1.000 millas náuticas.

El Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes no ha escatimado esfuerzos para financiar el F-35, a pesar de los problemas de software, la escasez de oxígeno en las cabinas y los asientos eyectables que pueden poner en peligro a los pilotos.

La Cámara de Representantes votará esta semana para aprobar un proyecto de ley de defensa que autoriza la compra de 77 F-35 más en todos los servicios.

El hecho de que el radio limitado del F-35C pueda reducir su utilidad operativa ha recibido poca atención pública.

El alcance es menos problemático para la Fuerza Aérea porque tiene bombarderos de largo alcance y puede reservar F-35A para misiones de corto alcance, dijo Clark. Para el Cuerpo de Marines, el F-35B es una mejora significativa sobre los AV-8B Harriers ahora en la flota.

El informe del comité ordena al secretario de Marina que informe a los expertos de los Servicios Armados antes de enero de 2019 sobre las opciones, incluyendo aviones tripulados y no tripulados que “ampliarían el alcance de un ala aérea de un portaaviones en un entorno controvertido”. Eso podría incluir el “desarrollo de la capacidad de un cisterna sigiloso” la mejora de la tecnología de los motores o el desarrollo y adquisición una capacidad de ataque que se construya a propósito para atacar a mayor distancia”.

Para algunos críticos, el lenguaje del informe del F-35C es una jugada de los legisladores para justificar el desarrollo de un nuevo avión teledirigido que podría ser construido por muchos de los mismos contratistas que el F-35. El programa F-35 tiene contratistas en casi todos los estados y finalmente se ensambla en las instalaciones de Lockheed Martin en Fort Worth, Texas, en el distrito de la representante republicana Kay Granger, que preside el Subcomité de Asignaciones de Defensa de la Cámara.

“Un nuevo programa beneficiaría prácticamente a los mismos miembros a menos que surja un nuevo contratista principal”, dijo Grazier del Proyecto de Supervisión del Gobierno.

Para ser justos con la Armada, hace tiempo se pensó en la necesidad de un avión de combate de mayor alcance. Pero el esfuerzo no prosperó.

En la década de 1980, la Marina desarrolló el A-12 Avenger II con un radio proyectado de alrededor de 800 millas náuticas. El Pentágono canceló ese programa en 1991 en medio de costes crecientes. Incluso ese alcance podría no haber sido suficiente 

JOHN M. DONNELLY, CQ-ROLL CAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com