El gabinete holandés pospone la elección del constructor de submarinos.

Tres equipos permanecen en la carrera para construir nuevos submarinos para la Armada Real de los Países Bajos, y aunque el objetivo es conseguir que los barcos sean “lo más holandeses posible”, el equipo de Saab / Damen seguirá enfrentándose por el momento a la competencia del Grupo Naval de Francia y ThyssenKrupp de Alemania (TKMS), según informó el viernes el diario holandés Die Telegraaf.

Se espera que la secretaria de Defensa holandesa, Barbara Visser, informe a la Cámara de Representantes esta semana sobre el siguiente paso de un programa cuyo coste se estima en aproximadamente 3.500 millones de euros. A pesar del aplazamiento de la selección del ganador, provisto previamente para este mes, el ministerio de defensa confirmará que quiere comprar cuatro submarinos, en sustitución de los actuales barcos de la clase Walrus.

Extender la competencia es una sorpresa, aseguró Die Telegraaf. El Ministerio de Defensa y la Cámara Baja consideran que es mejor ir más allá que con solo Saab / Damen, un equipo que se considera el más holandés, y este gobierno había prometido conceder grandes pedidos de defensa a la industria holandesa en la medida de lo posible. Con Damen, además, se conservaría en el país valioso conocimiento técnicos sobre la construcción de submarinos.

Miedo de un nuevo asunto del Morsa

Otros miembros del gabinete, sin embargo, están preocupados por los riesgos si los contratos de diseño y construcción se adjudican a un solo consorcio. El gobierno está preocupado por un nuevo “asunto Morsa”, el fiasco financiero en la década de 1980 que condujo a la construcción de cuatro submarinos clase Walrus (Morsa) con un sobrecoste del 65%. Además, los demás departamentos implicados: Asuntos Económicos, Finanzas, Asuntos Exteriores y Asuntos Generales, tienen puntos de vista opuestos.

Para Damen es una decepción. El constructor naval holandés es el mejor en la comparación de candidatos, dijo el diario Die Telegraaf, pero ahora teme que el Grupo Naval de Francia tenga más “resistencia” debido a la ayuda estatal. Además, Damen se beneficiaría de una rápida adjudicación del contrato, ya que ahora tiene problemas con una cartera de pocos pedidos.

Para cumplir el deseo del gobierno de involucrar a la industria holandesa en el proyecto, el Grupo Naval de Francia se ha asociado con Royal IHC, un constructor holandés de buques de alta mar y de dragado. En la oferta de TKMS, los submarinos serían construidos por la compañía naval en Den Helder. Un cuarto jugador, la española Navantia, ha sido eliminada.

La elección final para el constructor de los nuevos submarinos se tomará ahora en 2021, y tendrán que entrar en servicio seis años más tarde.

Defense Aerospace

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com