El gobierno alemán considera el avión Eurofighter como la opción “primaria” para sustituir a los Tornado en 2025.

Los responsables del Ministerio de Defensa alemán se han distanciado de su jefe de la Fuerza Aérea, el teniente general Karl Muellner, por su deseo de conseguir el F-35, ya que al menos un diputado considera que existe cierta intromisión en el debate del parlamento.

El viceministro de Defensa Ralf Brauksiepe aclaró el lunes que el gobierno considera el Eurofighter como la opción “primaria” para sustituir en 2025 la flota de aviones Tornado. El F-15E Strike Eagle, el F/A-18E/F Súper Hornet y el F-35 Lightning II, todos ellos fabricados en Estados Unidos, se consideran sólo como opciones “secundarias”, escribió en una carta.

La carta, recogida por Reuters el lunes, viene después de que Muellner dijera el mes pasado que prefiere el sigiloso F-35 debido a su capacidad para atacar objetivos desde lejos y que los pilotos pueden mantenerse fuera de peligro del combate.

Aviones Eurofighters alemanes.

Brauksiepe agregó que una revisión de todas las opciones de aviones se haría en un “contexto holístico”, lo que probablemente reflejaría la expectativa de que las consideraciones políticas y de costes podrían terminar por superar las capacidades operativas.

La respuesta de Brauksiepe es consistente con las declaraciones anteriores de los funcionarios ministeriales, a menudo hechas en privado, que se han encallado en el apoyo directo de Muellner al F-35 fabricado por Lockheed Martin. Queda por ver cuánta influencia tendrá la Fuerza Aérea en una decisión final.

Los que se oponen a la elección del F-35 argumentan que la llegada de ese avión en Alemania podría poner en peligro los planes germano-franceses para un avión completamente nuevo, anunciado con mucha fanfarria en julio. Los líderes de ambos países consideran que este proyecto es una parte importante de la visión de una mayor proeza militar de la Unión Europea.

La carta de Brauksiepe afirma que el gobierno alemán está “firmemente decidido a seguir adelante” con la cooperación Berlín-París. “Las actividades iniciales ya han comenzado.”

Mientras tanto, Franziska Brantner, del Partido Verde, cuya investigación del 4 de diciembre provocó la respuesta escrita de Brauksiepe, dijo en una declaración que el gobierno debería tomar una posición más fuerte en contra de la idea del F-35 y que aparentemente el ministerio no tiene controlado a su propio personal superior”. En lugar de rechazar claramente a Muellner por seguir adelante con los planes en oposición a la colaboración franco-alemana, los funcionarios sólo ofrecieron una respuesta “suave como la cera”.

Avión Panavia-Tornado de la Luftwaffe.

Brantner calificó de “escandaloso” que las copias de la carta de Brauksiepe, que dijo que los funcionarios del ministerio deberían haber enviado sólo a su oficina como el parlamentario que planteaba la pregunta, fueran entregadas a la prensa antes de que ella tuviera la oportunidad de revisarla.

La iniciativa, sostuvo, sugiere que hay partes interesadas entre bastidores que están ansiosas por “crear hechos” en la política de armamentos de Alemania.

Se espera que los oficiales de la defensa soliciten ofertas formales a los fabricantes para un programa de reemplazo del Tornado el próximo año. Dado el alcance previsto del esfuerzo, el precio podría estar en los miles de millones de dólares.

5 thoughts on “El gobierno alemán considera el avión Eurofighter como la opción “primaria” para sustituir a los Tornado en 2025.

  • el 14 marzo, 2018 a las 12:17
    Permalink

    Europa debería unirse para crear su propio caza furtivo. La unión de países como Alemania, Francia o España, incluso Italia, donde parece que hay ya voces críticas con el F-35, sería otro posible candidato. Al igual que una nueva generación de portaaviones, si los ingleses han podido costearse dos de flota, que no podrían lograr varios países europeos unidos, que juntos conseguirían abaratar su precio.

    Respuesta
  • el 28 agosto, 2019 a las 13:44
    Permalink

    Es notable la lucha entre el peso de la tradición (encarnado en la Luftwaffe) y la modernidad (el gobierno alemán). En este asunto no sse juega sólo el reemplazo de un avión anticuado (Tornado) por otro más idóneo, en lo que prima son los conceptos operativos en un determinado teatro de operaciones, sino cuestiones políticas profundas, que van desde lo económico hasta el futuro geopolítico de Europa, trascendiendo a Alemania.

    Respuesta
  • el 28 agosto, 2019 a las 20:58
    Permalink

    A Europa le ha envejecido el traje de la OTAN y está proyectando su futuro geopolítico e industrial. Alemania es consciente de que la adquisición de materiales de defensa complejos lleva implícita la incorporación a una trama de relaciones que trasciende el armamento en sí, tales como la alineación a determinada alianza estratégica, la sumisión tecnológica al proveedor (aunque se acuerden beneficios económicos y cooperación industrial, por ejemplo, aunque el F-35 se fabrique (ensamble) en Italia o Japón, la propiedad intelectual del software (ALIS), pertenece a Lockheed-Martin, así como cualquier evolución de su capacidad furtiva de la célula), las enormes sumas de dinero implícitas en las operaciónes, así como la interoperatividad entre las FFAAs implicadas, para ser plenamente integrados y desplegar su eficiencia máxima.

    Respuesta
  • el 28 agosto, 2019 a las 21:11
    Permalink

    Alemania avizora un futuro que hay que construir, pero para el que la OTAN es un peso que no desea arrastrar. Alemania ha elegido encabezar junto a Francia la construcción de ese futuro, el futuro de Europa, desde la UE. Las iniciativas EIE así como el proyecto militar europeo conjunto, están empezando a reconsiderar el mapa de la Alianza Atlántica y las relaciones internacionales de Europa, en contextos supra nacionales. En este contexto el F-35 entra en colisión directa con el FCAS franco alemán. Mientras tanto, para el gobierno alemán es preferible adquirir EF avanzados que cualquier avión norteamericano, en especial el F-35, aún cuando éste último sea de la preferencia de la Luftwaffe.

    Respuesta
  • el 28 agosto, 2019 a las 21:23
    Permalink

    Si dos países chauvinistas extremos como Alemania y Francia, que hasta hace apenas dos generaciones anteriores eran enemigos mortales han logrado superar sus egos y construir las bases tecnológicas del futuro de la aviación militar europea, y convertirse en la cabecera de una sinergia que intenta arrastrar a toda Europa, es porque las naciones de Europa sienten que si definitivamente no dejan de pensar y actuar aisladamente, quedarán retrasadas en el concierto mundial, y la lucha por la supremacía entre EE.UU y China podría devorarlos. Pareciera una memez que la simple sustitución de los Tornado alemanes pudiera tener un trasfondo tan intenso, pero a nuestro modo de interpretar, no es menos que todo ello, o al menos es la parte del iceberg visible.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com