El HMS Queen Elizabeth zarpa para Estados Unidos a participar en los ejercicios Westlant 19.

El portaaviones HMS Queen Elizabeth de la Marina Real Británica ha dejado su puerto de origen de Portsmouth para dirigirse a Estados Unidos donde participará en los ejercicios Westlant 19 junto a la Marina de Estados Unidos.

Los ejercicios Westlant 19 que se celebrarán frente a la costa este de los EE.UU. pondrán a prueba las capacidades operacionales del avión de combate británico F-35 Lightning II y del HMS Queen Elizabeth, que partió el 30 de agosto.

Durante el despliegue, los aviones de combate británicos F-35B despegarán por primera vez desde la cubierta de vuelo del portaaviones británico de 3.000 millones de libras esterlinas. El portaaviones trabajará simultáneamente con hasta siete F-35B británicos en la realización de tomas y despegues durante el Westlant 19.

En el transcurso de los cuatro meses de despliegue en las costas de Estados Unidos, el buque más grande de la Royal Navy, también visitará Canadá donde participará en ejercicios acompañado por otras unidades británicas pertenecientes al grupo de ataque del portaaviones como el destructor HMS Dragon Tipo 45, la fragata HMS Northumberland Tipo 23, y activos aéreos del Ala Aérea del buque. Además de estos buques, también estará desplegada la Compañía Lima, de los Royal Marines y un equipo médico ROLE 2.

Los tres buques formarán parte de un grupo de ataque de portaaviones, que son reabastecidos por el buque tanque Tideforce uno de los buques más modernos de Royal Navy.

Las pruebas incluirán escenarios de combate realistas. El portaaviones también albergará aviones de combate F-35B del Cuerpo de Marines de Estados Unidos.

Westlant 19 representa un paso importante para el buque antes de su despliegue plenamente operativo en 2021.

Activos de la Armada, Fuerza Aérea y el Cuerpo de Marines de Estados Unidos USMC también están listos para participar en Westlant 19.

El grupo de ataque del portaaviones contará con el apoyo de los helicópteros Merlin Mk2 y Mk4 y de los helicópteros de ataque Wildcat.

El comandante del grupo de ataque del Reino Unido Mike Utley destacó que: “el éxito del despliegue del año pasado durante el cual embarcamos y operamos el F-35B por primera vez, nos puso por delante de la curva en términos de pruebas de desarrollo entre los aviones y el barco.

“Tenemos un cambio de enfoque significativo este año, hacia la operatividad de esta capacidad de defensa nacional; convirtiendo esta nave, los aviones para los que ha sido construida y todas las unidades de apoyo en una fuerza cohesiva, ágil y eficiente “.

El despliegue se produce después del Westlant 18 del año pasado, durante el cual un F-35B aterrizó ‘hacia atrás’ en la carrera de despegue de aviones por primera vez.

El grupo de ataque regresará al Reino Unido a finales de año.

Naval Technology

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com