El miedo al coronavirus detiene la producción del F-35 en Japón e Italia, según el Pentágono

Según manifestó ayer a los periodistas la subsecretaria de defensa del Pentágono, Ellen Lord, durante una conferencia de prensa en Washington, los trabajos de ensamblaje del avión de combate F-35, habían sido detenidos durante una semana como medida de precaución causada por la propagación del coronavirus.

Lockheed Martin, fabricante del avión F-35, tiene una fábrica en Ft. Worth, Texas, y dos instalaciones de ensamblaje final y de control, denominadas FACO, en Japón e Italia. Los dos países ensamblan por si mismos los aviones en sus instalaciones.

La subsecretaria Lord añadió que el miércoles por la mañana le habían comunicado que los trabajadores de Lockheed en la planta del F-35 en Italia habían sido enviados a trabajar desde sus casas.

Así mismo, también se ha conocido que la empresa fabricante del avión estaba restringiendo los viajes a la planta FACO en Cameri, Italia, aproximadamente a 56 kilómetros al oeste de Milán, donde numerosos vuelos internacionales han sido cancelados debido a la preocupación por el virus.

Italia ha sido uno de los países más afectados por el brote de coronavirus fuera de Asia, y la nación anunció el miércoles que cerrará temporalmente sus escuelas y universidades durante dos semanas debido a la enfermedad.

El Pentágono emitió más tarde una declaración afirmando que “no había habido impactos en la línea de producción”.

“En Japón, para cumplir con las directivas japonesas sobre el coronavirus, la empresa Mitsubishi Heavy Industries (MHI) está cerrando temporalmente la FACO durante una semana. Cabe destacar que en esta FACO sólo se producen aviones F-35 para las Fuerzas de Autodefensa de Japón”, dijo el portavoz del Departamento de Defensa, el teniente coronel Mike Andrews, en el comunicado.

Agregó que Lockheed estaba restringiendo los viajes a Cameri para su personal, citando la guía de alerta de viaje de la embajada del Departamento de Estado.

Además, los trabajadores de Pratt y Whitney, el fabricante del motor F-35, “han sido dirigidos al teletrabajo desde sus casas”.

“Combatir el coronavirus sigue siendo una prioridad para el departamento. … El departamento sigue plenamente comprometido con la base industrial de defensa en todos los programas, incluyendo el F-35, y está listo para responder cuando sea necesario “, dijo Andrews.

Más tarde, Lockheed explicó en un comunicado que la compañía continuaba trabajando con “los clientes y socios para mitigar cualquier impacto en las operaciones internacionales del F-35 en Italia y Japón”.

“La salud y la seguridad de nuestros empleados sigue siendo nuestra principal prioridad. Recomendamos a los empleados que eviten viajar hacia, a través y desde el norte de Italia en línea con la orientación del Departamento de Estado de Estados Unidos”.

La compañía también dijo que la producción del F-35 en Fort Worth “no se ve afectada en este momento por el coronavirus”.

Ellen Mitchell

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com