El misil balístico ruso Avangard entrará en servicio en 2019.

Rusia ha anunciado que planea desplegar su primer misil balístico intercontinental hipersónico Avangard (ICBM) y un vehículo de deslizamiento hipersónico para su puesta en servicio a lo largo de 2019.

“El período programado para poner al regimiento principal que operará los misiles balísticos en servicio de combate, será  a finales de 2019. Inicialmente, el regimiento tendrá al menos dos sistemas, pero con el tiempo su número aumentará a la cantidad prevista de seis unidades”, dijo una fuente anónima a la agencia de noticias TASS en la mañana de hoy lunes.

De conformidad con el procedimiento establecido, se espera que se lleve a cabo un lanzamiento de control del portador del vehículo de planeo, el misil UR-100N UTTKh, antes de que el sistema hipersónico sea aceptado por la Fuerza Estratégica de Misiles. Sin embargo, considerando los exitosos lanzamientos anteriores del propio vehículo de planeamiento y la existencia de un misil confiable y ya probado, es posible que no se llegue a realizar el lanzamiento”, dijo la fuente.

El Ministerio de Defensa ruso había firmado un contrato para la producción en masa del sistema de misiles estratégicos Avangard en marzo de este año. Los detalles de la nueva arma fueron confirmados por primera vez por el presidente ruso Vladimir Putin en su discurso sobre el estado de la nación ante la Asamblea Federal el 1 de marzo.

El Avangard es un sistema estratégico de misiles balísticos intercontinentales equipado con un vehículo de planeo hipersónico. Según las fuentes, el arma de ‘avance’ fue desarrollada por la Asociación de Investigación y Producción de Construcción de Máquinas (en la ciudad de Reutov, Región de Moscú) y probada desde 2004. El vehículo de planeo es capaz de volar a velocidad hipersónica en las capas densas de la atmósfera a velocidades por encima de Mach-20, maniobrando por su trayectoria de vuelo y altitud y rompiendo cualquier defensa antimisiles.

Actualmente, la Fuerza de Misiles Estratégicos de Rusia opera 30 misiles basados ​​en silos de este tipo. El misil tiene un peso de despegue de unas 100 toneladas y un peso de lanzamiento de unas 4,5 toneladas.

El despliegue es significativo después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunciara que planeaba retirarse del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, o del Tratado sobre Fuerzas Nucleares Integradas.

Trump ha dicho que debido a que Rusia estaba violando el acuerdo y China no era parte del mismo, no veía ninguna razón para que Estados Unidos continuara cumpliendo el acuerdo por su cuenta.

Defense world Net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com