El Misil ‘Skyfall’ de energía nuclear de Rusia con alcance ilimitado: ¿es el arma del juicio final?

¿Vale la pena todos los riesgos?

Una explosión durante una prueba de misiles en el Mar Blanco de Rusia el 8 de agosto que mató a siete científicos nucleares y provocó que los niveles de radiación subieran brevemente en la región ha llamado la atención sobre el desarrollo por parte de Moscú de nuevas armas extrañas diseñadas para lanzar ataques nucleares estratégicos de largo alcance.

Mientras circulaban los informes del accidente, Moscú afirmó que había estado probando un “cohete de combustible líquido”. Rosatom, la agencia estatal de energía nuclear, declaró que estaba trabajando en una “fuente de energía isotópica en un sistema de propulsión líquida”.

La evidencia convincente ha llevado a un consenso entre los expertos extranjeros de que el misil que se estaba probando era probablemente un Burevestnik 9M730 (“Petrel”, un ave marina), un prototipo de misil de crucero de propulsión nuclear. Tal misil, si pudiera funcionar, sería impulsado por un reactor nuclear muy pequeño, lo que le permite volar distancias prácticamente ilimitadas a velocidades muy altas.

La existencia del Burevestnik no es ningún secreto. El 1 de marzo de 2018, Putin lo reveló como una de las seis nuevas armas en desarrollo por parte de Rusia, que también incluye misiles hipersónicos y torpedos nucleares de alcance intercontinental.

Mientras que una pieza complementaria detalla las consecuencias del mortal accidente de las pruebas, esta pieza trata de responder una pregunta sencilla: ¿por qué Rusia está tratando de desarrollar un arma tan peculiar y complicada?

Misiles de crucero para volar bajo un escudo antimisiles balísticos

En pocas palabras, la búsqueda de armas no convencionales como el Burevestnik proviene de los temores rusos de que los nuevos sistemas de misiles antibalísticos de Estados Unidos pongan en peligro la disuasión nuclear de Moscú.

Los misiles balísticos intercontinentales vuelan extremadamente alto y rápido, pero también son muy visibles para los sensores y generalmente vuelan en una trayectoria predecible. Usando sensores avanzados, Estados Unidos puede detectar y derribar un pequeño número de ICBM con las pocas docenas de interceptores que ha desplegado.

A diferencia de los misiles balísticos, los misiles de crucero se deslizan cerca de la superficie, lo que les permite abrazar el terreno y maniobrar alrededor de los obstáculos. Estas características significan que los radares terrestres solo pueden tener un ángulo de detección en los misiles de crucero cuando están a solo unas pocas decenas de millas de distancia. Mientras que existen defensas que pueden potencialmente derribar misiles de crucero, el corto alcance de detección y las ventanas de intercepción significarían que no sería práctico crear enormes paraguas defensivos como los proporcionan los sistemas antibalísticos.  

Sin embargo, la mayoría de los misiles de crucero simplemente no pueden cargar suficiente combustible para volar miles de millas en ataques intercontinentales, y por lo general, no pueden mantener velocidades mucho más rápidas que un avión comercial cuando viaja distancias más largas.

Un misil de crucero de propulsión nuclear podría, en teoría, tener un alcance prácticamente ilimitado y mantener velocidades supersónicas, dificultando su intercepción y permitiendo circunnavegar burbujas de coberturas de radar y aprovechar el terreno para minimizar la posibilidad de intercepción.  

La afirmación rusa de que se estaba probando un refuerzo de “combustible líquido” puede no ser, de hecho, inexacta. El esquema más probable para un misil de propulsión nuclear consiste en un motor ramjet, en el cual el reactor calienta el aire de entrada a velocidades que exceden el doble de la velocidad del sonido. Este aire calentado en expansión sería expulsado por la tobera  trasera del motor, lo que daría como resultado una propulsión supersónica sostenible.

Sin embargo, se necesitaría un propulsor convencional para que el misil se mueva lo suficientemente rápido como para que funcione el ramjet. Por lo tanto, Joe Trevithick, de The Drive, argumenta que es posible que los científicos estuvieran probando la robustez del reactor de misiles cuando se exponen al calor y al estrés físico causado por los impulsores de cohetes, como resultado de la explosión.

Otro problema es que el núcleo del reactor sin blindaje del Burevestnik podría dejar un rastro de emisiones radiactivas y contaminantes sobre todo lo que sobrevuele. De hecho, a principios de la década de 1960, el Proyecto Plutón de Estados Unidos desarrolló un misil nuclear propulsado por ramjet que fue cancelado en parte debido a la preocupación por su contaminación radiactiva extrema. El problema seguía siendo que el rastro de radiación inductora de contaminación comenzaría desde el momento de su lanzamiento en territorio amigo.

Pruebas fallidas

La inteligencia occidental ya había estado vigilando el Skyfall antes del discurso de Putin. Desde 2016 se han realizado alrededor de una docena de pruebas, primero en Kapustin Yar (cerca de Volgogrado), y más tarde en el sitio de pruebas de Pankovo en la isla Yuzhny. Solo dos tuvieron éxito. Sin embargo, el hecho de que el espionaje del Pentágono husmeara en este último por medio de los aviones de reconocimiento meteorológico WC-135 utilizados para medir la radiación pudo haber llevado al traslado del programa hasta Nyonoksa, que se encuentra en el interior del territorio ruso.

En la prueba más exitosa de noviembre de 2017, que se puede ver en un video publicado por Putin, el misil Skyfall voló poco más de veinte millas antes de estrellarse en el mar. El buque de reabastecimiento nuclear Serebryanka, que también estuvo presente en el accidente del 8 de agosto, fue enviado para recuperar los posibles desechos irradiados.

Estos resultados sugieren que el programa está lejos de estar maduro. Por lo tanto, Pranay Vaddi argumenta en un artículo sobre la Ley que el Burevestnik no debería tener ningún impacto en la renovación del Nuevo Tratado START que regula las armas nucleares estratégicas desplegadas, ya que es poco probable que entre en servicio en la próxima década.

Evidentemente, Rusia aún está lejos de resolver los enormes desafíos de desarrollar un misil de propulsión nuclear práctico y funcional. Incluso si el Skyfall finalmente se convierte en un sistema operativo, el despliegue de docenas de misiles estratégicos, cada uno con sus propios reactores nucleares en miniatura, sería extremadamente caro y supondría costosos riesgos políticos, de seguridad y de protección, como quedó ampliamente demostrado en el trágico incidente del 8 de agosto.

Sebastien Roblin

10 comentarios en “El Misil ‘Skyfall’ de energía nuclear de Rusia con alcance ilimitado: ¿es el arma del juicio final?

  • el 18 agosto, 2019 a las 20:03
    Permalink

    En otras palabras lo que hace Putin es fanfarronear. Todo lo que hace o trata de hacer Rusia ya USA lo ha hecho. A los rusos no les importa la radiación ni el planeta tierra ni la madre de ellos lo que quieren es guerra y están jugando con fuego pq no creo que tengan más dinero que USA para desarrollar armas.

    Respuesta
  • el 19 agosto, 2019 a las 12:55
    Permalink

    Pronto será un sistema operativo y será un salto cualitativo impresionante ,un misil con un alcance prácticamente ilimitado.

    Respuesta
    • el 20 agosto, 2019 a las 18:38
      Permalink

      Huy que miedo….! Me tiemblan las bolas…..!

      Respuesta
    • el 21 agosto, 2019 a las 09:03
      Permalink

      Si? y que van hacer, dar vueltas a la tierra hasta aburrirse o mandarlo a Marte, un misil con alcance ilimitado salvo por una guerra “intergalactica” (y no es el caso porque necesita atmosfera para impulsarse…) no tiene mucho sentido, salvo por lo que explica el articulo que no tiene nada que ver con ser ilimitado o no.
      El hecho de que sea ilimitado es una consecuencia no un objetivo, y como tal, en buena parte despreciable desde el punto de vista estratégico.
      A mi me preocuparia mas que anden por ahi reactores nucleares como champiñones por el campo….

      Respuesta
  • el 19 agosto, 2019 a las 19:24
    Permalink

    No voy a discutir si lo dice RT ,la Fox la CNN o cualquier otro medio de comunicación ni en las manías personales a ciertos países .Tanto EEUU y Rusia producen un excelente armamento ,unas veces aciertan uno y otras veces el otro y como nadie es perfecto a veces cometen fallos.Estamos viendo que llevar sistemas de armas al límite de la tecnología dan problemas de todo tipo : tecnológicos financieros o no dan los resultados esperados ,pero a pesar de eso son los países tecnológicamente más avanzados en programas de armamento ,el que nos guste más uno que otro es irrelevante y no cambia las cosas aunque el debate y el confrontar distintas opiniones es muy sano siempre que se haga desde el respeto y la educación.

    Respuesta
    • el 20 agosto, 2019 a las 18:42
      Permalink

      Tienes toda la razon y le cabe el derechoo.!

      Respuesta
    • el 21 agosto, 2019 a las 09:11
      Permalink

      Solo una puntualización, los sistemas de armas siempre, repito, siempre, se han llevado al limite de la tecnología, es mas, podriamos decir que son los que crean buena parte de esa tecnología que despues se usa en el mundo civil, El problema radica en que cada dia llevan mas y mas tecnologia, mas complicada, mas integrada, y eso es lo que hace que los programas parezcan exitosos o fracasos, y digo parezcan porque aunque sean un fracaso aparente, siempre terminan siendo generadores de tecnologia de uso civil que mas tarde o mas temprano termina amortizando la inversion realizada.

      Respuesta
      • el 21 agosto, 2019 a las 12:23
        Permalink

        Tienes razón muchas de las tecnologías militares acaban siendo utilizadas en el ámbito civil pero en ciertos programas militares hay que evaluar el costo y el beneficio y a veces no son rentables por eso pasa tiempo hasta que las tecnologías sean viables en rendimiento y rentabilidad y algunos proyectos son abandonados definitivamente.

        Respuesta

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com