El misterioso avión espacial no tripulado X-37B regresa después de una larga y secreta misión.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos confirmó el aterrizaje en el Centro Espacial Kennedy del Boeing X-37B, un Vehículo de Pruebas Orbital (OTV, por sus siglas en inglés) después de una larga y desconocida misión de 717 días en órbita terrestre logrando un nuevo récord de permanencia en órbita. Los detalles de la misión y el papel desarrollado por este experimental avión, siguen siendo clasificados.

Esta ha sido la misión número cuatro con un avión X-37B para test orbitales. En un comunicado emitido por la Fuerza Aérea, dijeron estar muy “emocionados por la cantidad de datos recopilados en estos 24 meses que ha estado orbitando la nave”. Según dichas fuentes, los objetivos principales del X-37B, eran dos: experimentar y desarrollar vehículos espaciales reutilizables, y probar sistemas de protección térmica junto con un sistema de propulsión, añadieron.

Pero lo que exactamente el X-37B estuvo haciendo durante ese tiempo, no está claro. El programa tiene la categoría de clasificado, por lo tanto, un halo de misterio rodea al mismo ya que la propia Fuerza Aérea, no ofrece mayores detalles sobre la naturaleza de sus misiones.

La nave aterrizó en la pista 15 usando un tren de aterrizaje normal de tipo avión, similar al programa de transbordadores espaciales tripulados ahora retirados. La hora del aterrizaje fue poco antes del mediodía. A pesar de su misión clasificada, sin embargo, el vídeo del aterrizaje ha sido ampliamente difundido. 

La misión X-37B Orbital Test Vehicle de la Fuerza Aérea, aterrizó en el Centro Espacial Kennedy de la NASA el 7 de mayo de 2017. Administrado por la Oficina de Capacidades Rápidas de la Fuerza Aérea, el programa X-37B es el más nuevo y avanzado para el reingreso de naves espaciales que realizan la reducción de riesgos, la experimentación y el concepto de desarrollo de operaciones para tecnologías de vehículos espaciales reutilizables.

La analista de política espacial de la Escuela de Guerra Naval de Rhode Island (EE.UU.) Joan Johnson-Freese, aseguró que parece ser cierto que la Fuerza Aérea lo utiliza para realizar pruebas y experimentos, pero que el secretismo que rodea el proyecto, sin duda atrae la atención de los adversarios de EE.UU.

La nave estuvo realizando experimentos en órbita durante los 717 días que ha permanecido en el espacio. Este ha sido su cuarto lanzamiento acumulando 2085 días en órbita para el programa OTV siendo la permanencia más larga en la historia de este programa.

En 2010, cuando la nave fue lanzada por primera vez, Gary Payton, subsecretario de la Fuerza Aérea para programas espaciales, trató de calmar las preocupaciones sobre la posibilidad de que estuviera desarrollando armas para ser utilizadas en o desde el espacio.

“No sé cómo pueden llamar a esto armamentismo del espacio. Sólo es una versión actualizada del tipo de actividad espacial que llevaban a cabo los transbordadores espaciales”, dijo.

Características

El X-37B mide 2,9 metros de alto, 8,9 metros de largo y pesa unos 4.990 kilos.

Se trata de la más nueva y avanzada nave espacial de reingreso y el programa en el que está siendo utilizada pone énfasis en la reducción de riesgos, la experimentación y el concepto de desarrollo de las tecnologías para vehículos espaciales reutilizables. Además, también se contemplan otras tecnologías sobre sistemas de teledirección, de protección térmica, sellados y estructuras de alta temperatura, sistemas electromecánicos de vuelo de bajo peso y vuelos orbitales, etc.

“Nuestro equipo se ha estado preparando para este evento durante varios años y estamos muy orgulloso de ver que nuestro arduo trabajo y dedicación culminan en el aterrizaje seguro y exitoso de la X-37B”, asegura el comunicado.

La Fuerza Aérea de EE.UU. se prepara para lanzar la quinta misión X-37B desde la Estación de Cabo Cañaveral este año, aunque se desconoce dónde y cuándo aterrizará. Los OTV son reutilizables, funcionan con energía solar y son vehículos no tripulados, con un diseño muy similar al de los transbordadores espaciales.

En un procedimiento de prueba, el X-37B Orbital Test Vehicle  en la línea de vuelo el 30 de marzo de 2010, en la instalación de Astrotech en Titusville, FL. (Foto de cortesía)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *