El nuevo avión de entrenamiento de la Fuerza Aérea de EE.UU. oficialmente llamado T-7A Red Hawk

El nuevo avión de entrenamiento avanzado de la Fuerza Aérea de Estados Unidos honra el legado de los legendarios aviadores de Tuskegee, el primer escuadrón de pilotos afroamericanos de la nación que voló en misiones de combate escoltando a los bombarderos durante la Segunda Guerra Mundial.

El nuevo avión de entrenamiento avanzado, el TX, ha sido bautizado oficialmente como T-7A Red Hawk.

El nombre también es un homenaje al Curtiss P-40 Warhawk, un avión de combate estadounidense que voló por primera vez en 1938 y fue pilotado por el 99º Escuadrón de Cazas, el primer escuadrón de cazas afroamericano de las Fuerzas Aéreas del Ejército de Estados Unidos. Según la Universidad de Tuskegee, 1.000 pilotos fueron entrenados de 1941 a 1946 destacándose como uno de los registros de pérdidas más bajos de todos los grupos de escolta de cazas.

Los aviadores de Tuskegee pintaron posteriormente sus Republic P-47 Thunderbolts y los North American P-51 Mustangs con un esquema de pintura de cola roja.

El T-7A Red Hawk, fabricado por Boeing, introduce capacidades que preparan a los pilotos para los cazas de quinta generación, que incluyen: entorno de alta G, gestión de información / sensores, características de vuelo de alto ángulo de ataque, operaciones nocturnas y habilidades transferibles aire-aire y aire-tierra.

“El T-7A será el elemento básico de una nueva generación de aviones”, declaró el secretario de la Fuerza Aérea Matthew Donovan durante la Conferencia Aérea, Espacial y Cibernética del 16 de septiembre. “El Red Hawk ofrece capacidades avanzadas para entrenar a los pilotos del mañana en enlaces de datos, radar simulado, armas inteligentes, sistemas de gestión defensiva, así como capacidades de entrenamiento sintético”.

Junto con la tecnología y las capacidades de rendimiento actualizadas, el T-7A irá acompañado de simuladores mejorados y de la capacidad de actualizar el software del sistema de forma más rápida  y fluida. El avión también fue diseñado pensando en el personal de mantenimiento, utilizando paneles de acceso abierto y de fácil acceso.

El T-7A cuenta con colas gemelas, listones y grandes extensiones de raíz de última generación que proporcionan un manejo hábil a bajas velocidades, lo que le permite volar de una manera que se aproxima mejor a las demandas del mundo real y que está específicamente diseñado para preparar a los pilotos para aviones de quinta generación. El motor único de la aeronave genera casi tres veces más empuje que los motores dobles del T-38C Talon que está reemplazando.

“La distancia entre el T-38 y un F-35 es la noche y el día”, dijo el Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea, David L. Goldfein. “Pero con el T-7A la distancia es mucho, mucho menor. Y eso es importante porque significa que los pilotos entrenados en él serán mucho mejores, mucho más rápidos en un momento en que debemos ser capaces de entrenar a la velocidad de la amenaza”.

Un contrato de 9.200 millones de dólares adjudicado a Boeing en septiembre de 2018 prevé la entrega e instalación de 351 aviones T-7A, 46 simuladores y equipos terrestres asociados, reemplazando a la veterana flota de 57 años de edad de los T-38C Talon del Comando de Educación Aérea y Entrenamiento.

Los primeros aviones y simuladores T-7A están programados para llegar a la Base Conjunta San Antonio-Randolph, Texas, en 2023. Todas las bases de entrenamiento de los pilotos de pregrado pasarán eventualmente del T-38C al T-7A. Esas bases incluyen: la Base de la Fuerza Aérea de Columbus, Mississippi; la Base Aérea de Laughlin, Texas; la Base Aérea de Sheppard, Texas y la Base Aérea de Vance, en Oklahoma.

Defence Blog

3 comentarios en “El nuevo avión de entrenamiento de la Fuerza Aérea de EE.UU. oficialmente llamado T-7A Red Hawk

  • el 18 septiembre, 2019 a las 12:05
    Permalink

    Hola:

    Precioso avión, y con muy muy buena pinta… ideal para sustituir una gran barbaridad de aviones de entrenamiento obsoletos y muy viejos (casa C101, entre mucho otros).
    Para muchos países, este aparato es, incluso, una gran opción como caza ligero y avión de ataque. Por lo que debería poder generar bastante mas de 1000 unidades a fabricar. Igual la necesidad global lo podría acercar a lo largo de los próximos 40 años a cifras del orden de los 2500 aparatos… un negocio muy suculento.

    Ojalá coseche muchos éxitos.

    un saludo.

    Respuesta
  • el 18 septiembre, 2019 a las 13:53
    Permalink

    El f404 facilitará el mantenimiento, aunque me imagino que el f414 sería mas moderno ….e imagino mas caro

    Respuesta
    • el 18 septiembre, 2019 a las 14:51
      Permalink

      Hola:

      Sobre el papel, el coste de ambos motores es el mismo… ronda los 4 millones de dolares.
      La ventaja de las actualizaciones de estos motores es que suelen redundar en una bajada de los costes de mantenimiento y espera entre revisiones, que al final hace que te compense actualizarlos…y ya sin hablar de las mejoras en fiabilidad y riesgos de accidentes.
      Este motor es fantástico… y este avión los será (parece una cría del F18).

      Un saludo.

      Respuesta

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com