El ‘nuevo’ bombardero supersónico de Rusia puede destruir portaaviones y atacar con armas nucleares.

Rusia ha lanzado oficialmente el nuevo bombardero supersónico de alcance intermedio Tupolev Tu-22M3M Backfire.

El bombardero mejorado, que puede ser armado con una amplia variedad de misiles de crucero y sistemas balísticos, tiene el potencial de amenazar objetivos en toda Europa y el Atlántico Norte. Pero la gran pregunta es si el Tu-22M3M se contabilizará o no, en la cuota rusa de vehículos portadores de armas nucleares bajo el nuevo tratado START (desarme de armas nucleares estratégicas).

“El primer Tupolev-22M3M experimental fue creado en el marco de un programa a gran escala para mejorar los aviones estratégicos y de largo alcance en el que Tupolev está trabajando en este momento. En la próxima fase, el primer lote de aviones Tupolev-22M3 actualmente en servicio será mejorado”, dijo el presidente ejecutivo de Tupolev, Alexander Konyukhov, en la ceremonia de presentación de los bombarderos el 16 de agosto, según la agencia de noticias TASS .

Ahora que el Tu-22M3M ha sido formalmente presentado, el avión será incorporado a un programa de pruebas de vuelo antes de que el Ministerio de Defensa ruso decida proceder con el nuevo avión modificado. “El Ministerio de Defensa tomará la decisión de actualizar los aviones operativos sobre la base de los resultados de las pruebas conjuntas de certificación del gobierno”, añadió Konyukhov. “En general, el programa de actualización garantizará la operación de aviones estratégicos y de largo alcance a largo plazo y el desempeño efectivo de sus tareas”.

Según Tupolev, el avión ha sido ampliamente modernizado. “En el proceso de una profunda actualización, el Tupolev-22M3M se actualizó con el equipo radioelectrónico digital de a bordo más nuevo fabricado con componentes nacionales. En particular, el avión cuenta con nuevos equipos de navegación, comunicación y orientación, nuevos sistemas de control de motores y consumo de combustible y medios de guerra radioelectrónicos “, dijo la compañía aeronáutica Tupolev a TASS. “El avión también ha sido equipado con un nuevo sistema de información y control con indicadores digitales en la cabina y la función de apoyo intelectual para la tripulación”. 

El nuevo Tu-22M3M estará equipado con nuevas armas, de las cuales las dos más notables son el misil balístico X-47M2 Kinzhal y el misil supersónico antibuque X-32. El X-32 es un arma de gran volumen de 13,000 libras (5.897 Kg) que tiene una velocidad de alrededor de Mach 4.5 mientras vuela a altitudes de 130,000 pies (39.624 m) sobre un alcance de aproximadamente 620 millas. Puede ser armado con una ojiva convencional de 1,102 libras (500 kg) o con una ojiva nuclear si es necesario. El Tu-22M3M podrá llevar tres de esas armas.

Mientras tanto, el X-47M2 Kinzhal permitiría que el Backfire atacara objetivos terrestres y marítimos en toda Europa. Con un alcance de más de 1.200 millas náuticas (2.200 km) y una velocidad de Mach 10, la inclusión del misil Kinzhal aumentaría significativamente las capacidades de los Backfire para atacar objetivos terrestres y marítimos en Europa, Oriente Medio, Asia Pacífico y las regiones del Atlántico Norte. Los rusos afirman que el Kinzhal -basado en el misil balístico de corto alcance 9K720 Iskander- es efectivamente invulnerable a las defensas de misiles balísticos existentes debido a su maniobrabilidad en vuelo. Además, los rusos afirman que el misil es capaz de alcanzar una amplia gama de objetivos.

“Esta es una clase de armas de precisión equipadas con capacidades de combate multifuncionales que hacen posible atacar tanto objetivos fijos como móviles”, dijo el viceministro de defensa ruso Yuri Borisov a la agencia TASS. “Específicamente, portaaviones y buques de guerra de clase crucero, destructores y fragatas son objetivos potenciales para esta arma”.

Sin embargo, aunque no hay duda de que el Tu-22M3M ha sido ampliamente mejorado con respecto a la versión anterior del Backfire, los analistas son escépticos sobre las perspectivas de un nuevo motor para el bombardero. “Soy bastante escéptico sobre el reacondicionamiento del motor NK-32-02 para el Tu-22M3”, había dicho Michael Kofman, científico investigador especializado en asuntos militares rusos en el Centro de Análisis Navales.

Mientras hay escepticismo entre los analistas de que el Tu-22M3M tenga nuevos motores más eficientes instalados, no hay duda de que el bombardero actualizado tendrá un alcance significativamente mejorado. El Tu-22M3M incorpora un brazo de reabastecimiento aéreo para permitir al bombardero reabastecerse de combustible durante el vuelo, lo que amplía enormemente su alcance y resistencia. Las versiones anteriores del Backfire habían incorporado un sistema de reabastecimiento aéreo fijo durante la era soviética, pero Moscú había acordado eliminar esas sondas durante las negociaciones del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START) I en 1991.

No está claro si el Tu-22M3M contará como un “bombardero pesado” según el nuevo tratado START de hoy con su renovada capacidad de reabastecimiento aéreo. Según el nuevo tratado START, Estados Unidos y Rusia están cada uno limitados a 700 plataformas de lanzamiento, que incluyen misiles balísticos lanzados desde submarinos (SLBM), misiles balísticos intercontinentales (ICBM) y bombarderos pesados. Según el tratado, cada bombardero pesado se cuenta como una ojiva. El Departamento de Estado de los EE.UU. seguramente tratará el asunto con Moscú una vez que se presenten los nuevos Tu-22M3M.

Dave Majumdar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.