El Pentágono anuncia el éxito de la prueba de intercepción realizada con un misil Minuteman III.

El Pentágono realizó el martes su primera prueba de misiles de defensa en el que por primera vez tuvo como objetivo un misil balístico intercontinental (ICBM) en un momento en el que existe una creciente psicosis de ser alcanzados por misiles nucleares norcoreanos.

El ensayo consistió en el lanzamiento de un interceptor terrestre desde la base aérea de Vandenberg en California, que logró derribar un misil balístico intercontinental desde la base de pruebas Ronald Reagan, situada en el atolón Kwajalein en las islas Marshall en el Océano Pacífico.

La Agencia de Defensa de Misiles (MDA) informó que es la primera prueba con un proyectil real del sistema Ground-base Midcourse Defense (GMD) lanzado contra un ICBM simulado, que calificó como “un logro increíble”.

“Este sistema es muy importante para la defensa de nuestro país, y la prueba demuestra que tenemos un arma capaz y creíble contra una amenaza muy real”, dijo en un comunicado el vicealmirante Jim Syring, director de la agencia.

El éxito del ensayo no estaba garantizado ya que el sistema GMD alcanzó el blanco fijado en anteriores pruebas, en solo  9  de 17 ocasiones  desde que fue probado por primera vez en 1999. El anterior ensayo se realizó en 2014. El Pentágono trató de minimizar las expectativas de éxito horas antes por si fallaba nuevamente, indicando que Estados Unidos tenía varias formas de tratar de derribar un misil norcoreano.

Esta imagen sin fecha fue difundida por la agencia oficial de noticias de Corea del Norte.

“Este es solo un elemento de una estrategia mayor de defensa de misiles que podemos usar contra potenciales amenazas”, indicó el portavoz del Pentágono capitán Jeff Davis. El sistema puesto a prueba este martes, está mejorado y es tal vez el más ambicioso en materia de tecnológica militar.

Corea del Norte ha aumentado notoriamente el número de pruebas de misiles en el último año, con el objetivo de desarrollar un ICBM que pueda llegar hasta Estados Unidos. El territorio continental de Estados Unidos está a unos 9.000 km de Corea del Norte. Los ICBM tienen un alcance máximo de unos 5.500 km, aunque algunos están diseñados para volar hasta 10.000 km o más.

Un fracaso del ensayo hubiera aumentado las preocupaciones por un programa que según estimaciones mencionado por Reuters, hasta el momento ha costado más de 40.000 millones de dólares.

En la propuesta de presupuesto para el año fiscal 2018 enviada al Congreso la semana pasada, el Pentágono solicitó 7.900 millones de dólares para la Agencia de Defensa de Misiles, incluidos 1.500 millones para el programa GMD.

Pero cómo es la defensa contra misiles?

El Sistema Terrestre de Defensa  a  Medio Trayecto (GMD, por sus siglas en inglés) es un sistema antimisiles balísticos para interceptar cabezas explosivas en el espacio en plena trayectoria.

Se trata de un componente fundamental en la estrategia de defensa de un país para repeler misiles balísticos, incluidos los misiles intercontinentales que pueden transportar ojivas nucleares, armas químicas, biológicas o convencionales.

El concepto de defensa balística se basa en lanzar un cohete al espacio una vez que se detecta el lanzamiento de un misil hostil. El sistema GMD recibe los datos de rastreo del objetivo y desarrolla una solución de disparo controlado para interceptar el blanco.

Los elementos principales del sistema son:

  • El vehículo de reentrada desde el espacio exterior o exo atmosférico: es un dispositivo de 1,5 metros que incorpora sistemas de control internos para interferir en la trayectoria de la ojiva del misil hostil, destruyéndolo en el aire por la fuerza del impacto.
  • Interceptor terrestre: para cada interceptor hay un depósito de misiles y una cámara acorazada subterránea adyacente al depósito.
  • Comando de gestión de control y comunicaciones.
  • Radares terrestres.
  • Radares de alerta temprana renovados.
  • Radares de banda X como la plataforma marítima de banda X que identifica y rastrea el objetivo.

Los interceptores actuales están situados en Fort Greely, Alaska, y en la base aérea de Vandenberg, en California. Se planeó una tercera base para un complejo de defensa de misiles en Polonia, pero el proyecto fue cancelado en septiembre de 2009.

Tensiones con Corea del Norte

El gobierno de Estados Unidos asegura que no se trata de un gesto dirigido únicamente hacia Corea del Norte, pero la coincidencia de los eventos, dos días después del último ensayo norcoreano con misiles, ha despertado suspicacias.

Según el Pentágono, la prueba de este martes estaba prevista desde hace tiempo y el sistema está pensado para proteger a Estados Unidos de todas las amenazas, vengan de Corea del Norte, de Irán o de cualquier otro lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *