El Pentágono busca aumentar los vínculos con Noruega y Reino Unido entorno al P-8A Poseidón.

Estados Unidos, Reino Unido y Noruega han acordado, en principio, crear una coalición trilateral construida alrededor del avión marítimo P-8A Poseidón.

El Pentágono anunció el 29 de junio que los tres países habían establecido una “declaración de intenciones para establecer los principios rectores de una asociación trilateral con aviones P-8A Poseidón”. Además, el anuncio confirmó que las naciones estaban trabajando en un “marco para una mayor cooperación en Áreas como la preparación, la mejora de la capacidad de defensa y la interoperabilidad”.

El portavoz de la defensa, hablando sobre antecedentes, dijo que nada está escrito en firme todavía, y que esto, es sólo un primer paso hacia la coordinación alrededor de la aeronave. Entre los posibles acuerdos de cooperación, se incluyen las operaciones conjuntas en el Atlántico Norte, el intercambio de información y la posibilidad de encontrar activos de mantenimiento y capacitación entre las tres naciones.

El último punto parece basarse en un primer acuerdo de dialogo realizado en el mes de noviembre pasado entre el Reino Unido y Noruega para encontrar formulas para reducir conjuntamente los costos del avión de vigilancia marítima. El Reino Unido planea comprar nueve P-8, mientras que Noruega ha acordado comprar cinco de los aviones fabricados por Boeing.

Dado la gran zona de responsabilidad compartida y el pequeño tamaño de flota que proporcionan ambas naciones, los analistas creen que la cooperación en torno al P-8A es más una pretensión con poca fuerza para llegar a ser real. Aconsejan una colaboración con Estados Unidos, que posee una flota más grande y con más posibilidades de compartir activos como el mantenimiento de las aeronaves, lo que ayudaría a bajar los costos y mantendría unas altas tasas de preparación para los aviones estadounidenses que vigilan las aguas próximas a Europa.

Preguntado el subsecretario de Defensa, Bob Work, sobre esta posibilidad de formar una especie de coalición alrededor del Boeing P-8 entre las tres naciones, dijo: “No hemos tenido algo parecido como esto desde la Guerra Fría, y eso abre un nuevo nivel de posibilidades para que en el futuro realicen operaciones colaborativas y coordinadas “.

“Cuando se tiene esa interoperabilidad  y los aviones pueden aterrizar y recibir el servicio de mantenimiento que se precise en todo momento, eso lo hace mucho más fácil”.

El vicealmirante Joseph Rixey, jefe saliente de la Agencia de Cooperación de Seguridad de Defensa, dijo que quería ampliar y actualizar un programa reciente que permite a los aliados de la OTAN unir sus recursos y comprar material militar de los EE.UU. como un solo grupo. De esta manera, las naciones socias podrían beneficiarse de un gran ahorro conjunto y no tener que preocuparse por las restricciones de transferencias a terceros.

El Boeing P-8 Poseidón, antes conocido como Multimission Maritime Aircraft o MMA, es un avión militar desarrollado por Boeing Integrated Defense Systems a partir del Boeing 737-800 para la Armada de los Estados Unidos. Está proyectado para llevar a cabo misiones de guerra antisubmarina, interceptación de embarcaciones, y ofrecer inteligencia electrónica (ELINT). Esto involucra carga de torpedos, cargas de profundidad, misiles anti buque AGM-84 Harpoon, y otras armas. También está capacitado para lanzar y monitorizar sonoboyas.

La aeronave también ha sido solicitada por la Armada de la India como P-8I Neptuno, por la Real Fuerza Aérea Australiana, y por la Royal Navy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *