El Pentágono confirma que está desarrollando un misil de crucero nuclear para contrarrestar uno ruso similar

El nuevo misil estadounidense, en caso de ser desplegado, violaría un tratado de control de armamento nuclear con Moscú.

La  nueva revisión de la postura nuclear concuerda con Corea del Norte, China e Irán, pero dedica la mayor parte de su tiempo a las amenazas rusas y a la disuasión de Estados Unidos.

El ejército de Estados Unidos está desarrollando un misil de crucero de alcance intermedio lanzado desde tierra para contrarrestar un arma rusa similar cuyo despliegue viola un tratado de control de armas entre Moscú y Washington, dijeron funcionarios estadounidenses.

Los funcionarios reconocieron que de desplegarse el misil estadounidense, aún en desarrollo, si se despliega, violaría el Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Medio Alcance.

La decisión es solo uno de los cambios de política establecidos en la Revisión de la Postura Nuclear ordenada por Donald Trump en una de sus primeras acciones como presidente y publicada por funcionarios del Pentágono el pasado viernes. Otro es la intención de desarrollar nuevas armas nucleares tácticas de bajo rendimiento.

Muchos de los cambios pretenden contrarrestar el desarrollo de las armas nucleares rusas. Eso incluye el nuevo misil de crucero lanzado desde tierra, dijo Greg Weaver, subdirector de capacidades estratégicas del Estado Mayor Conjunto.

Tenemos que demostrar a los rusos que somos serios en que ellos vuelvan a cumplir con el INF y que tal vez necesiten que se les recuerde por qué firmaron el tratado INF en primer lugar”, dijo Weaver a los periodistas.

Estados Unidos puede desarrollar su misil y seguir cumpliendo con el tratado INF, salvo que el arma sea desplegada, dijo.

El proyecto de misiles de crucero, que fue publicado por primera vez por el Wall Street Journal en noviembre, le permite a Estados Unidos, “prepararse para una situación que parece diferente”, dijo Weaver.

Estados Unidos no viola los tratados de control de armas así que no cruzaremos la línea violando el INF sin tomar la decisión de retirarnos, pero no es nuestra intención retirarnos”. Hemos llegado a la conclusión de que nos interesa mantenernos en el tratado INF mientras que Rusia cumpla”.

En una serie de sesiones informativas y entrevistas previas a la publicación oficial de la revisión el viernes, responsables funcionarios de defensa dijeron que el documento no exige cambios radicales en la política nuclear de larga duración  de Estados Unidos y es una respuesta apropiada a las acciones provocadoras de Rusia, Corea del Norte, China, e Irán. 

Sin nuevas armas estadounidenses de bajo rendimiento, Rusia podría sentirse animada a usar armas nucleares tácticas sin temor a represalias, ya que las opciones de respuesta nuclear estadounidenses se verían limitadas a las ojivas mucho más poderosas en los misiles balísticos lanzados desde tierra y submarinos. .

“Si Rusia acepta ponerse de acuerdo para volver a medidas de control de armas verificables, para corregir el desequilibrio en las fuerzas nucleares no estratégicas, Estados Unidos podría acordar limitar o renunciar a adquirir un misil de crucero nuclear lanzado desde la superficie”, dijo Weaver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com