El portaaviones USS Abraham Lincoln abandona Oriente Medio después de 220 días en la zona.

El grupo de ataque del portaaviones Abraham Lincoln (CVN-72) ha puesto rumbo hacia el Océano Índico después de una temporada de siete meses en el Medio Oriente en paralelo con la campaña de máxima presión de Estados Unidos contra Irán, han informado funcionarios de la defensa en Washington.

El portaaviones junto con sus buques de escolta entraron en las áreas de patrulla de la Séptima Flota de Estados Unidos donde será relevado por el USS Harry S. Truman (CVN-75), ahora en tránsito hacia la zona donde llegará en los próximos días. Según los observadores de barcos el domingo 15 de diciembre fue visto navegando por el Canal de Suez antes de salir al Mar Rojo acercándose al estrecho de Bab el-Mandeb, el Golfo de Adén y el Cuerno de África.

Durante este tiempo, el Abraham Lincoln ha estado operando en misión de patrulla entre el Mar de Arabia y el Golfo de Omán desde que fue enviado a la región el 9 de mayo en respuesta a una solicitud del comandante del CENTCOM (Comando Central), el General Kenneth McKenzie, a instancias del entonces Asesor de Seguridad Nacional John Bolton.

En aquél momento, Bolton calificó la medida contra Irán como una reacción a “una  serie de indicios y advertencias preocupantes”.

“El despliegue del portaaviones fue una acción defensiva tras amenazas creíbles a las fuerzas estadounidenses en Medio Oriente y una medida de disuasión contra Irán por esas amenazas contra nuestras fuerzas”, dijo la portavoz del Pentágono, la comandante Rebecca Rebarich, en un comunicado el lunes por la tarde.

El Lincoln fue desplegado en el Medio Oriente por orden del Secretario de Defensa Mark Esper, debido a que el Truman tuvo problemas con el sistema eléctrico del buque.

La Armada decidió desplegar en su lugar como escolta del grupo de acción de superficie (SAG)  a los escoltas del Truman bajo el mando de la segunda flota estadounidense a mediados de septiembre. Antes de transitar hacia el Oriente Medio, el SAG realizó simulacros de guerra antisubmarina en Islandia. Estos destructores y cruceros finalmente relevaron a  las escoltas del Lincoln, que regresaron a sus puertos de origen en la costa este. Ahora se quedarán en el CENTCOM para apoyar al Truman.

El portaaviones Truman completó las reparaciones el mes pasado y se desplegó sin previo aviso, después de que su ala aérea se hubiera certificado silenciosamente a bordo del USS John C. Stennis (CVN-74) en el Golfo de México y luego realizó una reincorporación final en el Truman.

El episodio que marcó el cambio del Truman por el Lincoln se debe según fuentes de la Marina a la fragilidad de la fuerza de transporte de la costa este, ya que la Marina ha tenido problemas para ponerse al día con el mantenimiento de los 15 agotadores años de apoyo a las guerras en Irak y Afganistán.

El Truman fue empujado a realizar su segundo despliegue en dos años después de que un período de mantenimiento para el USS Dwight D. Eisenhower (CVN-69) se extendiera mucho más de lo esperado.

Ahora el Lincoln está listo para regresar a su nuevo puerto base de San Diego, California, después de su amplio despliegue. No está claro si el grupo de ataque permanecerá en el Pacífico occidental antes de regresar a casa.

El portaaviones ha estado desplegado durante 259 días a partir del lunes. El Lincoln tiene el récord de despliegue de portaaviones más largo en la era posterior a la Guerra Fría, con un despliegue de 290 días, principalmente en el Medio Oriente al comienzo de la invasión de Irak en 2003.

Sam LaGrone

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com