El portaaviones USS Kitty Hawk navega hacia el depósito de chatarra.

Uno de los últimos portaaviones de Estados Unidos propulsado por combustibles fósiles partió el lunes del estado de Washington, iniciando su último viaje antes de ser desguazado.

Ayudado por remolcadores, el USS Kitty Hawk abandonó la Base Naval Kitsap en Bremerton en un viaje que concluirá en una instalación de desguace de buques en Brownsville, Texas, según un mensaje de Facebook publicado por la Región Noroeste de la Marina.

El ex tripulante del Kitty Hawk, Jim Jursinic, que sirvió a bordo del portaaviones entre 1996 y 2000, dijo que estaba triste por verlo partir a su último destino.

“Cuando vives y respiras este barco durante cuatro años, se convierte en una parte de ti”, indicó en las redes sociales.

El buque será entregado a International Shipbreaking Limited, que compró el Kitty Hawk y otro portaaviones retirado, el USS John F. Kennedy, en octubre por 1 céntimo cada uno, según un informe del 3 de octubre publicado en USA Today.

El remolque y el desguace de buques son tareas costosas, y la empresa de Brownsville ha recibido en el pasado “grandes pagos” de la Marina para reciclar sus buques, según un informe del 4 de octubre del Brownsville Herald.

“Los valores del contrato reflejan que [International Shipbuilding Limited] se beneficiará de la posterior venta de chatarra de acero, hierro y minerales metálicos no ferrosos”, dijo en el informe un portavoz del Mando de Sistemas Marítimos Navales, Alan Baribeau.

Encargado en 1961, el portaaviones fue uno de los tres portaaviones de la clase Kitty Hawk que prestaron servicio en la Marina. Los otros fueron el USS América y el USS Constellation, que se retiraron del servicio en 1996 y 2003, respectivamente.

El Kitty Hawk estaba propulsado por turbinas de vapor alimentadas por ocho calderas que quemaban fuel-oil, convertido en 1973 a un combustible diésel más ligero, según Globalsecurity.org.

Al entrar en servicio durante la guerra de Vietnam, el buque participó intensamente en el conflicto.

Entre 1965 y 1972, los aviones embarcados en el portaaviones realizaron más de 41.000 salidas de ataque, combate o apoyo, según el sitio web del Mando de Historia y Patrimonio Naval.

En sólo dos meses, entre diciembre de 1967 y febrero de 1968, los aviones del Kitty Hawk efectuaron más de 5.000 salidas que “recorrieron todo Vietnam del Norte”, según el sitio web. El buque prestó apoyo a aviones como los cazas F-4 Phantom II y F-8 Crusader y el avión de alerta temprana E-2 Hawkeye.

La hoja de servicios del buque en la guerra de Vietnam incluyó conflictos bajo cubierta. Entre el 11 y el 13 de octubre de 1972, estallaron conflictos entre marineros negros y blancos a bordo del barco. Oficialmente, 47 resultaron heridos, según el Mando de Historia y Patrimonio Naval.

En las décadas posteriores a la guerra de Vietnam, el Kitty Hawk se desplegó en múltiples ocasiones, incluso en apoyo de la Operación Restore Hope frente a las costas de Somalia.

En 1987, el buque regresó a un dique seco de Filadelfia, donde se sometió a una revisión de 832 millones de dólares para prolongar su vida útil, que lo mantuvo en servicio otros 22 años.

En 1998, el buque se trasladó a la Base Naval de Yokosuka (Japón), sede de la 7ª Flota, donde permaneció durante la siguiente década. El Kitty Hawk participó en las operaciones Freedom, Southern Watch e Iraqi Freedom durante ese periodo.

Los remolcadores de la Marina apoyan al USS Kitty Hawk fuera de servicio cuando parte de la Base Naval Kitsap en Bremerton, Washington, el 15 de enero de 2022.

En 2005, la Marina anunció que un buque de propulsión nuclear, el USS George Washington de clase Nimitz, sustituiría al Kitty Hawk en Yokosuka. El George Washington llegó en 2008, y el Kitty Hawk fue dado de baja al año siguiente en el astillero de Puget Sound y en la instalación de mantenimiento intermedio de Bremerton.

Alex Wilson

2 thoughts on “El portaaviones USS Kitty Hawk navega hacia el depósito de chatarra.

  • el 19 enero, 2022 a las 22:57
    Permalink

    El año anterior a finalizar su servicio en la 7 a flota partió desde su base en Yokosuka para visitar los diferentes países que pagan a los USA para mantener dicha flota en el pacífico,el primer puerto que visitó fue el de Otaru(norte de Japón en la isla de Hokkaido),durante su estancia de 4 días tuve la suerte de conocer el buque ya que mi negocio fue seleccionado con otros 3 para cocinar para los marinos y marines del porta y los buques que le acompañaban,yo hacía “tacos al pastor y burritos gigantes”,de esta manera hice amistad con un cabo puertorriqueño y me enseñó el barco,tengo buenos recuerdos de esos días.

    Respuesta
  • el 1 febrero, 2022 a las 12:47
    Permalink

    Que pena, este era mucho más sencillo de convertir en museo que los Nucleares, al final no se va a preservar ningún gran portaaviones, el ultimo preservado es el CV41 Midway que era de 1945 y duro hasta 1992, de las clases posteriores nada y pocas opciones quedan.

    Este por su similitud con los actuales Nimitz hubiera sido una buena opción.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.