El portaaviones Vikrant de la India completa su primer viaje por mar.

El Océano Índico, que antes se consideraba el patio trasero de la Marina india, se ha convertido ahora en algo fundamental para los intereses estratégicos del país.

En vista de los crecientes esfuerzos de China por aumentar su presencia militar en el océano Índico, el mar de la China Meridional y otros lugares, la búsqueda de la nación de una Marina de Aguas Azules ha cobrado mayor importancia.

El domingo, el primer portaaviones indio (IAC) Vikrant completó con éxito un viaje inaugural de cinco días, ya que el rendimiento de los sistemas clave del buque de guerra de 40.000 toneladas fue satisfactorio, informó el Economic Times.

El portaaviones, construido con un coste de unos 23.000 millones de rupias, zarpó el miércoles para realizar las cruciales pruebas de mar antes de su incorporación a la Marina india, prevista para agosto del próximo año.

India, al igual que China, considera que los portaaviones, y las capacidades de proyección de poder altamente visibles que generan, son una parte fundamental de la capacidad de su armada para satisfacer las crecientes aspiraciones nacionales.

El portaaviones indígena (IAC) “Vikrant” ha realizado con éxito su primer viaje por mar. Las pruebas han progresado según lo previsto y los parámetros del sistema han resultado satisfactorios”, declaró el portavoz de la Armada india, el comandante Vivek Madhwal.

Indicó que durante las pruebas de mar se comprobó el rendimiento del buque, incluyendo el casco, la propulsión principal, la generación y distribución de energía y los equipos auxiliares.

La entrega del Vikrant está prevista para que coincida con las celebraciones para conmemorar el 75º aniversario de la independencia de la India “Azadi Ka Amrit Mahotsav”.

El buque de guerra INS VIkrant de 40.000 toneladas de la Armada de la India sale del Astillero Cochin para las pruebas en el mar a principios de esta semana.

Descrito por la Armada india como el mayor y más complejo buque de guerra del país, el Vikrant se construyó en los astilleros Cochin Shipyard Limited (CSL) de Kerala y es un buque insignia de la iniciativa “Make in India”, según un informe de The National Interest.

Esta iniciativa ha permitido el crecimiento de las capacidades de diseño y construcción de los buques, así como el desarrollo de un gran número de industrias auxiliares, con oportunidades de empleo para 2.000 trabajadores de CSL y unos 12.000 empleados en las industrias auxiliares.

Más del 76% del contenido autóctono en la adquisición de equipos, además del trabajo de CSL (un astillero del sector público dependiente del Ministerio de Transporte Marítimo) y de sus subcontratistas, se está invirtiendo directamente en la economía india.

Alrededor de 550 empresas indias, entre las que se encuentran unas 100 MIPYMES, están registradas en el CSL y prestan diversos servicios para la construcción del CAI.

El nuevo buque tiene una velocidad máxima de 28 nudos y una resistencia de unas 7.500 millas náuticas, y está propulsado por turbinas de gas General Electric LM2500.

Con una longitud (eslora) de 860 pies (262 m), una anchura (manga) de 203 pies (62 m) en su punto más ancho y una altura de 194 pies (59 m) incluyendo la superestructura, el Vikrant es comparable en dimensiones al actual portaaviones de la Armada india, el INS Vikramaditya, un buque de guerra de la clase Kiev completamente reformado.

El Vikramaditya, en particular, está equipado de forma similar para operaciones de despegue corto pero recuperación detenida, o STOBAR. Esto significa que el buque de guerra carece de catapultas, y en su lugar lanza sus aviones de ala fija desde una rampa de “salto de esquí” en ángulo sobre la proa.

No obstante, se dice que el Vikrant ha introducido algunos avances notables con respecto al antiguo diseño de la era soviética.

Por ejemplo, su tripulación de alrededor de 1.700 personas dispone de cabinas especializadas para oficiales femeninas, y se que el nivel de automatización ha aumentado considerablemente, mejorando el funcionamiento de la maquinaria, la navegación y la capacidad de supervivencia.

Un F / A-18 Super Hornet completa una demostración de lanzamiento de salto de esquí por primera vez en la Estación Aeronaval de Patuxent River, Maryland. La prueba se llevó a cabo para oficiales de la Armada de la India. Marina de los Estados Unidos.

El constructor naval italiano Fincantieri actuó como consultor para el diseño del hangar y la cubierta del Vikrant.

A diferencia del Vikramaditya, el buque cuenta con elevadores instalados a ambos lados de la superestructura para mejorar el manejo y los movimientos de los aviones.

No obstante, el tamaño de esos elevadores podría seguir siendo un problema, ya que parecen estar adaptados más o menos exclusivamente al avión de combate MiG-29K Fulcrum de fabricación rusa, lo que podría impedir el despliegue de cualquier tipo de ala fija más grande, al menos sin modificaciones significativas.

Sin embargo, se está buscando un sucesor en el marco del concurso Multi-Role Carrier Borne Fighter (MRCBF), que exige 57 nuevos aviones.

Para ello, Boeing se ha mostrado especialmente activo en la demostración de que el Super Hornet puede operar desde una cubierta de salto, con una serie de pruebas utilizando la rampa en tierra de la Estación Aérea Naval de Patuxent River, en Maryland.

La versión ofrecida a la India por un contrato estimado en al menos 6.600 millones de dólares, es el avanzado Block III Super Hornet.

Cuenta con una cabina de mando avanzada para mejorar el conocimiento de la situación (SA), nueva informática y enlace de datos avanzado, tanques de combustible conformados, conectividad SATCOM, bloque II IRST (búsqueda y seguimiento por infrarrojos), mayor vida útil del fuselaje, así como la posibilidad de formar equipo con el P-8I indio.

Además de los MiG-29K y el futuro MRCBF, es probable que el Vikrant embarque, al menos a corto plazo, helicópteros de alerta temprana aerotransportados Kamov Ka-31 Helix, helicópteros antisubmarinos Ka-28 Helix y helicópteros de guardia aérea y utilitarios HAL Chetak.

En cuanto a los sensores y las armas, el Vikrant incluye el IAI Elta EL/M-2248 MF-STAR, suministrado por Israel, con cuatro conjuntos de radares activos de barrido electrónico, que pueden utilizarse para la búsqueda en la superficie así como para el seguimiento de contactos aéreos.

Un helicóptero Sea King de la Armada de la India se prepara para aterrizar en el INS Vikrant.

El armamento defensivo es una mezcla de sistemas israelíes y rusos, con misiles tierra-aire Rafael Barak 8 complementados por sistemas de armas cuerpo a cuerpo tipo AK-630 Gatling.

El Comandante Madhwal dijo que la finalización con éxito de las pruebas inaugurales, a pesar de los desafíos enfrentados debido a la pandemia de coronavirus, es un testimonio de los esfuerzos dedicados de un gran número de partes interesadas.

“Se trata de una actividad que marca un hito importante y un acontecimiento histórico. El portaaviones se someterá a una serie de pruebas en el mar antes de su entrega en 2022”, dijo.

Una vez que el nuevo Vikrant entre en servicio, previsto para mediados del año que viene, India volverá a tener dos portaaviones, pero sus ambiciones van más allá.

El próximo portaaviones indígena, o IAC-2, INS Vishal, está previsto que sea significativamente mayor, del orden de 65.000 toneladas, frente a las 40.000 del nuevo Vikrant.

Como reflejo de esta ambición, India ha buscado tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos una posible colaboración en el IAC-2, en particular en los campos de los sistemas de lanzamiento y recuperación, la propulsión y el diseño general.

Se espera que este buque entre en servicio en algún momento de la década de 2030 y es muy posible que incorpore un sistema de lanzamiento electromagnético de aviones (EMALS) en lugar del salto de esquí.

Dave Makichuk

8 thoughts on “El portaaviones Vikrant de la India completa su primer viaje por mar.

  • el 10 agosto, 2021 a las 10:20
    Permalink

    De todas las mejoras con respecto al buque de la era soviética, me he quedado con las cabinas especializadas para oficiales femeninas. ¡Temblad, paquistanís y chinos, temblad ante nuestra temible arma y sus terribles mejoras!

    Le sigo dando vueltas a lo que “especializadas” podría significar en este contexto. ¿Serán cabinas con servicios especializados para levantar la moral de la tropa? No se debe menospreciar la importancia de la moral en la guerra. ¡Temblad, chinos y paquistanís, que nosotros, los inventores del kamasutra, ahora incorporamos cabinas “especializadas” en nuestros buques de guerra!

    Respuesta
    • el 11 agosto, 2021 a las 23:15
      Permalink

      Oye nos reimos pero la habitabilidad de 1.700 tripulantes en una mision que puede durar varias semanas o meses no es tema baladi, ademas de ser cierto que han automatizado funciones ayudara a reducir la dotacion y por tanto a mejorar la habitabilidad tambien.

      Respuesta
  • el 10 agosto, 2021 a las 12:13
    Permalink

    muy interesante cómo operar un portaaviones de 40.000 Tm con aviones de ala fija sin tener que echar mano del F35, por lo que cuestan 12 F35 versión despegue vertical más el mantenimiento casi se puede construir un portaaviones y embarcar 20 F18

    Respuesta
  • el 12 agosto, 2021 a las 02:07
    Permalink

    Quizá pueda subestimarse en este momento la incorporación de un portaaviones pequeño, no demasido significativo comparado con otros buques similares, por ejemplo el Tipo 003 chino. Pero este hecho tiene varios puntos dignos de mención. El primero es que India ha adquirido varias habilidades con este buque, cuyo proyecto se remonta hacia 1999, puesta de quilla en 2009 y botadura en 2013. Estas comprenden la creación de un grupo humano y capacidades tecnologico-industrisles capaces de concebir, construir y poner en servicio un buque de estas características, aunque no se ha alcanzado aún autosuficia en el rubro. La segunda es que mediante el plan “Make in India” y en especial la figura de asociación estratégica, India está invirtiendo fuertemente a futuro, creando una estructura productiva de alta tecnología alrededor de una empresa nacional (en este caso CSL) y una multitud de proveedores (que incluyen hasta microempresas) que deben adaptarse al requerimiento, con el objetivo de crear esa estructura tecnológico-productiva de alta calidad nacional (humana y productiva), para reducir dependencia externa.

    Respuesta
  • el 12 agosto, 2021 a las 13:02
    Permalink

    (Sigue): Este es un camino largo y costoso que quizá en este estado de situación no destaque, pero en el futuro va a convertir a India en un productor independiente de alta competitividad. El país subcontinental está aprovechando que hoy por hoy es uno de los mercados más apetecibles del mundo para generar el cambio. Bien por India. Respecto de los aviones abordo del Vikrant, recientemente India hizo un nuevo pedido de MiG-29K para unificar material en ambos portas y esto podría significar el fin del programa MRCBF, pues el caza ruso (ya probado y que ha superado sus problemas iniciales, al menos según Rusia) podría utilizarse hasta la recepción del caza indígena TEDBF (una versión de menor riesgo tecnológico del MRCA), de 4,5 gen., que se espera hacia 2032. Pareciera poco creíble que India abriera un concurso internacional teniendo un caza naval nacional en desarrollo, excepto que éste se demorase. Respecto del F-18, en otros post hemos expuesto las razones de India para no adquirir aviones de caza estadounidenses. Excepto que las condiciones variasen, el único avión con posibilidades es el Rafale M.

    Respuesta
  • el 12 agosto, 2021 a las 15:32
    Permalink

    (Sigue): Un ejemplo de cómo ha empezado a funcionar o esquema de contratación defensa en India es el sistema de defensa aérea Barak-8. Si bien es un derivado específico para India del Barak-1 con capacidades incrementadas (alcance, techo, tiempo de reacción, velocidad, carga explosiva, sistema de guía, CME, etc.) y Rafael A. D. Systems conserva su propiedad intelectual, en su desarrollo además de otras empresas israelíes del sector (IAI, Elta), ha participado DRDO de India y la producción de los misiles ha sido otorgada a BDL (Bharat Dynamics Ltd.), una empresa india de defensa estatal. El desarrollo realizado en India, de alrededor de 70% de integración indígena puede ser aprovechado para otros sistemas de armas locales, ya que ha sido realizado en versión terrestre y naval. El desarrollo y producción ha sido costoso, pero la inversión en I+D+i realizada localmente, así como la organización de la cadena de proveedores y logística integrados en el proceso de producción es lo que marca la gran diferencia entre adquirir un sistema en otro país (como hacía anteriormente) y este nuevo esquema.

    Respuesta
  • el 13 agosto, 2021 a las 15:24
    Permalink

    (Sigue): La descrita es una de las nuevas formas que ha encontrado India para vanzar tecnológicamente, crear capacidades (humanas y materiales), dejar retornos económicos y generar una base técnico-productiva desde donde continuar avanzando. A diferencia de un esquema de producción bajo licencia, que se limita a la fabricación de determinada cantidad de copias de un producto específico (ya desarrollado) y en el que la transferencia tecnológica puede ir desde el simple ensamblaje hasta la incorporación de métodos productivos, capacitación de personal, instalaciones, adaptación de cadenas logísticas y proveedores e incluso fabricación de partes y componentes, el sistema de desarrollo conjunto puede incluir etapas de búsqueda de soluciones a problemas concretos, modificación de requerimientos, la generación de sistemas (teóricos, experimentales, empíricos, materiales y productivos), además de la creación de patentes conjuntas para disminuir la dependencia externa respecto de permisos de uso y exportación.

    Respuesta
  • el 14 agosto, 2021 a las 01:22
    Permalink

    (Sigue): Definido el producto se puede acordar cupos porcentuales de producción (local y/o compartida) y participación en las ventas a terceros, así como modificaciones y evoluciones sobre el modelo base. Esta es una forma onerosa de evolución tecnológica que sólo algunos países pueden permitirse -entre ellos India- y requiere de un complejo proceso de acuerdo de partes y definición de objetivos y rresponsabilidades, además de los acuerdos financieros, pero los resultados pueden ser óptimos, como por ejemplo el misil de crucero BrahMos, desarrollado en conjunto con Rusia. Además puede ser una manera eficiente para evitar distraer fondos en cadenas de corrupción, uno de los problemas endémicos de India durante décadas, que ha contribuido en gran parte al fracaso de programas como el motor a reacción GTRE GTX-35VS Kaveri, o la extensión en cerca de 40 años del desarrollo del caza HAL Tejas (que debía ser propulsado por dicho motor).

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.