El primer caza turco de quinta generación estará listo para su entrega en 2032.

Turkish Aerospace Industries (TAI) ha dado a conocer ayer lunes los detalles del calendario de su proyecto Turkish Fighter (TF), también conocido como TF-X. 

El proyecto TF-X es un caza bimotor de quinta generación de superioridad aérea en todas las condiciones meteorológicas que está siendo desarrollado por TAI con la asistencia tecnológica de BAE Systems, AVIC de China y la Compañía Europea de Defensa y Espacio Aeronáutico (EADS).

Hace unos días, la Subsecretaría de Industrias de Defensa de Turquía (SSB) y una compañía afiliada firmaron un acuerdo en el primer paso para desarrollar un motor de avión de combate turbofan único en Turquía para los aviones TF-X.

El acuerdo preliminar fue firmado con TR Motor, una empresa creada exclusivamente por la SSB para desarrollar motores que se utilizarán en el proyecto TF-X.

El presidente de la SSB, Ismail Demir, ha manifestado que el objetivo final es que el motor no se enfrente a limitaciones de países extranjeros en términos de uso y exportación, y que Turquía controle todas las características tecnológicas y los derechos de propiedad intelectual.

La puerta sigue abierta para que los fabricantes de motores internacionales se involucren en el proyecto de aviones de combate nacionales con sus propuestas, añadió Demir.

Así mismo señaló, que el desarrollo del motor único será un proceso largo, de casi 10 años, y el acuerdo alcanzado hoy servirá como marco en este proceso.

“Nuestra línea roja es un motor que nos pertenezca plenamente. Trabajaremos con aquellos que quieran producir un motor intermediario”, aclaró Demir.

Dentro del alcance del Programa TF-X, Turquía se convertirá en uno de los pocos países que cuenta con las tecnologías, la infraestructura de ingeniería y las capacidades de producción necesarias. Una vez realizadas las actividades de ingeniería sobre todas las tecnologías críticas (por ejemplo, mayor conciencia de la situación, fusión de sensores, baja observabilidad, bahía de armas, etc.), necesarias para un avión de combate de quinta generación.

Desde 2019, más allá del diseño y desarrollo del avión TF-X, las  capacidades de ingeniería, las actividades de desarrollo tecnológíco (para sensores clave como radar, guerra electrónica, etc.), se realizarán procesos de establecimiento y certificación de infraestructuras de prueba y la industria turca adquirirá amplias capacidades para el diseño, desarrollo y producción de una nueva generación de aviones de combate.

Según TAI, la producción del primer lote de un prototipo de nuevo avión de combate turco podría comenzar en 2020 después de la planificación de la producción y el diseño de las herramientas.

Se prevé que el primer prototipo del avión TF-X realice su primer vuelo en 2023.

Se espera que el proceso de producción en masa de nuevos aviones de combate comience entre 2032 y 2035.

Se planea también, que el avión TF-X se mantenga operativo en el inventario de la Türk Hava Kuvvetleri (Fuerza Aérea Turca) hasta 2070 y serán interoperables con otros activos críticos de la Fuerza Aérea, como los F-35A.

Dylan Malyasov

Un comentario sobre “El primer caza turco de quinta generación estará listo para su entrega en 2032.

  • el 15 noviembre, 2018 a las 01:45
    Permalink

    Los chinos llevan décadas invirtiendo cantidades colosales de dinero en desarrollar motores de aviación avanzados sin éxito,a día de hoy dependen de los suministros rusos de motores ya superados.No veo a los turcos en mejor posición que los chinos para conseguirlo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.