El primer F-35B que despega en Portsmouth estaba parado en el portaaviones por un fallo técnico.

El primer despegue de un caza F-35B en Portsmouth se convirtió en un acontecimiento público de gran importancia ayer lunes, eliminando la mala noticia de que se había quedado en la cubierta del buque debido a un fallo técnico permaneciendo en el portaaviones durante tres semanas para ser reparado antes de despegar finalmente el 16 de diciembre.

El avión de combate F-35B que ayer realizó su primer lanzamiento desde la base naval de Portsmouth se había dejado a bordo después de un problema técnico durante las pruebas iniciales en el mar a bordo del HMS Queen Elisabeth frente a la costa este de Estados Unidos.

Mientras que los otros cinco F-35B utilizados para las pruebas volaban a casa en noviembre, este avión “fue transportado en secreto a través del Atlántico por la Marina Real mientras se hacían las reparaciones necesarias”, informó el sitio web de Portsmouth News el 16 de diciembre, divulgando la noticia cuando se encontraba estacionado en la cubierta de vuelo del barco días después de que el HMS Queen Elizabeth regresara de Estados Unidos.

El hecho de que la aeronave no volara a casa junto con los otros cinco F-35B no se había hecho público anteriormente, y tampoco se ha dado a conocer ninguna información sobre el tipo de fallo que lo ha causado.

La Royal Navy utilizó la presencia del avión en la plataforma para promover su imagen pública ignorando el fallo técnico y haciendo correr el tema para centrarse en el hecho de que era la primera vez que un F-35B despegaba desde un portaaviones en aguas británicas.

En un comunicado publicado en su cuenta de Twitter, el HMS Queen Elisabeth advertía “Portsmouth: disculpas por el ruido: en espera para el primer vuelo de ala fija de un F-35 del país en aguas del Reino Unido. Lanzamiento planificado a las 12:30 sujeto a condiciones”.

En una publicación similar en su cuenta de Twitter, la Base Naval de Portsmouth dijo: “En aproximadamente una hora, por primera vez en la Base Naval de Portsmouth, el HMS Queen Elisabeth planea lanzar un F-35B Lightning en el Reino Unido”. Añadiendo, ¡tapones para los oídos listos!

Una portavoz de la Royal Navy dijo a The News que” tras la finalización de las pruebas de vuelo en los Estados Unidos,  el F-35 Lightning permaneció embarcado en el portaaviones para que se completaran los trabajos de reparación y mantenimiento”.

El hecho de que uno de los seis F-35B, no pudiera volar es una prueba más de la pésima capacidad del avión fabricado por Lockheed, cuya baja disponibilidad ha sido criticada, más recientemente por la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno de Estados Unidos.

Defense Aerospace

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com