El primer misil hipersónico de la Fuerza Aérea de EE. UU. fracasa durante la prueba inicial.

La esperada primera prueba de vuelo con fuego real de un prototipo de misil hipersónico AGM-183A Air-launched Rapid Response Weaple, o ARRW, no tuvo éxito. El mando dice que hubo “un problema en la aeronave”, un bombardero B-52H asignado al 419º Escuadrón de Pruebas de Vuelo de la Base de la Fuerza Aérea de Edwards en California, y que “no lanzó” el arma.

La prueba abortada se llevó a cabo sobre el campo de pruebas marítimas de Point Mugu, en el Océano Pacífico, frente a la costa del sur de California, el 5 de abril de 2021. Esto se produjo un día después del final de un plazo autoimpuesto de 30 días que la Fuerza Aérea había anunciado el 5 de marzo. El plan había sido que este lanzamiento validara el rendimiento del cohete impulsor del misil, así como la separación de una carga útil simulada de un vehículo de planeo sin motor. El vehículo sustituto no estaba diseñado para volar realmente y se esperaba que se desintegrara tras soltarse del cuerpo del misil.

El personal de la Fuerza Aérea de EE. UU. trabaja en una prueba de transporte cautivo AGM-183A cargado en un bombardero B-52H.

“En su lugar, el misil de prueba no pudo completar su secuencia de lanzamiento y fue retenido de forma segura en el avión que regresó a Edwards AFB”, según el comunicado de prensa oficial. La Fuerza Aérea ha realizado siete pruebas de vuelo anteriores con objetos de prueba de transporte cautivo que no están diseñados para ser liberados de los B-52H que los transportan. En la actualidad, el servicio planea comprar al menos ocho prototipos AGM-183A completos, algunos de los cuales podrían desplegarse en una capacidad operativa limitada dependiendo de cómo vayan las futuras pruebas de vuelo.

“El programa ARRW ha estado superando los límites desde su inicio y asumiendo riesgos calculados para hacer avanzar esta importante capacidad”, dijo en un comunicado el general de brigada de la Fuerza Aérea Heath Collins, oficial ejecutivo del programa de armas del servicio. “Aunque el no lanzamiento fue decepcionante, la reciente prueba proporcionó una información inestimable de la que aprender y seguir avanzando. Por eso hacemos pruebas”.

Todavía no se ha probado un prototipo completo del AGM-183A en el morro de un avión. Los ejemplos operativos de estas armas utilizarán sus cohetes impulsores para elevar esos vehículos a una velocidad y altitud óptimas. Después, el vehículo en forma de cuña está diseñado para planear hacia su objetivo a lo largo de una trayectoria de vuelo atmosférico a velocidad hipersónica, definida como cualquier cosa por encima de Mach 5.

El vehículo de planeo es capaz de realizar movimientos más imprevisibles que los misiles balísticos tradicionales, incluso aquellos con vehículos de reentrada maniobrables. Esto da al arma hipersónica claras ventajas para penetrar a través de las defensas aéreas y de misiles hostiles para alcanzar objetivos sensibles al tiempo u otros de alto valor. La combinación de velocidad y maniobrabilidad también plantea nuevos retos a los adversarios a la hora de detectar y rastrear estas armas, lo que, a su vez, dificulta enormemente cualquier tipo de defensa contra ellas, incluido el mero hecho de intentar desplazar los activos críticos fuera de la zona del objetivo.

La Fuerza Aérea ha dicho anteriormente que el ARRW sólo necesitará entre 10 y 12 minutos para alcanzar objetivos a 1.000 millas de distancia. Esto podría sugerir que el arma tiene una velocidad media esperada de entre 5.000 y 6.000 millas por hora, o aproximadamente entre Mach 6,5 y Mach 8.

Esta primera prueba de vuelo ya había sido muy esperada, habiéndose retrasado ya dos veces desde finales de 2020. Los avisos a los aviadores (NOTAM), que la Administración Federal de Aviación (FAA) había empezado a emitir hace 10 días, relativos a las restricciones del espacio aéreo sobre una zona concreta del Pacífico, cerca del campo de pruebas marítimas de Point Mugu, ya habían indicado que esta prueba era inminente. El conjunto más reciente de NOTAMs cubría las restricciones de ayer, 6 de abril.

Antes del anuncio oficial de la prueba, los observadores de aviones, que utilizan un software de seguimiento de vuelos en línea, también habían observado que uno de los aviones de prueba WB-57F de la NASA, que tiene el código de registro civil estadounidense N927NA, volaba en órbita cerca de este espacio aéreo restringido. Los WB-57F pueden configurarse para transportar varias cargas útiles para apoyar diferentes tipos de pruebas. Recientes avistamientos del N927NA han confirmado que la aeronave vuela actualmente con una torreta montada en el morro que contiene cámaras de vídeo electro-ópticas e infrarrojas, un sistema de sensores que se ha utilizado para recoger datos visuales sobre las pruebas de misiles en el pasado.

Imágenes que muestran un WB-57F de la NASA con la punta de la torreta del sensor, a la izquierda, y una mirada a las pantallas de esas cámaras dentro del avión, a la derecha.

Los datos de seguimiento de vuelos en línea también mostraron que dos aviones P-3C Orion de la Armada estadounidense pertenecientes al Escuadrón de Pruebas y Evaluación Aérea 30 (VX-30) de la Estación Aérea Naval de Point Mugu, en California, estaban volando en órbita en la misma zona general. No está claro si esta actividad estaba relacionada de alguna manera con la prueba ARRW. Al mismo tiempo, la Armada emplea variantes de los P-3 para el control del campo de tiro, lo que implica, en parte, garantizar que ningún visitante no deseado se desvíe hacia el espacio aéreo restringido durante las pruebas, así como otros fines de apoyo a las mismas.

También se observó la llegada a San Diego del USAV Worthy, un buque de instrumentación de alcance de misiles del ejército estadounidense, a finales de marzo. Este barco, que lleva múltiples radares capaces de recoger valiosos datos de telemetría, ha apoyado en el pasado las pruebas hipersónicas en el Pacífico.

El fracaso de la primera prueba de ARRW con fuego real también se produce notablemente después de que el General de la Fuerza Aérea Timothy Ray, jefe del Mando de Ataque Global de la Fuerza Aérea, tuviera unas palabras muy duras con respecto al programa de Armas Hipersónicas de Largo Alcance (LRHW) del Ejército con base en tierra. El LHRW es la mitad de un esfuerzo conjunto de ese servicio con la Marina.

“Sinceramente, creo que es una estupidez”, dijo Ray sobre el LRHW en una edición del podcast Aerospace Advantage del Instituto Mitchell de la Asociación de la Fuerza Aérea publicada el 31 de marzo. “Simplemente creo que es una idea estúpida ir a invertir esa cantidad de dinero que recrea algo que el servicio ha dominado y que ya estamos haciendo ahora”.

A lo que Ray se refería con respecto a lo que la Fuerza Aérea ya ha “dominado” es a los despliegues de la Bomber Task Force (BTF) y otras misiones de bombardeo de largo alcance, que el servicio lleva a cabo de forma rutinaria en todo el mundo. Su postura era que añadir armas hipersónicas a esos aviones sería más sencillo que los planes del Ejército de Tierra de crear unidades LRHW totalmente nuevas y los conceptos de operación que las acompañan.

Ray planteó múltiples críticas al proyecto del Ejército, en concreto las posibles dificultades para encontrar emplazamientos para basar las unidades LRHW en la región del Pacífico, donde varios aliados estadounidenses ya han dicho que no acogerán estas armas. Sin embargo, otros elementos del Departamento de Defensa han expresado su apoyo al desarrollo de armas hipersónicas en la Fuerza Aérea, el Ejército y la Armada, incluso como parte de planes más amplios en el Pacífico para contener el comportamiento expansivo del gobierno chino y su creciente influencia general. Los comentarios del jefe del AFGSC apuntan a una posible batalla presupuestaria inminente, en la que el éxito o el fracaso de ciertos sistemas en las pruebas podría ser un factor importante.

En cualquier caso, aunque esta prueba fallida sólo puede ser decepcionante para la Fuerza Aérea, no cabe duda de que ha proporcionado nuevos e importantes datos que el programa ARRW podrá utilizar en el futuro. El AGM-183A sigue siendo la primera arma hipersónica operativa de la Fuerza Aérea y es una capacidad, como subrayó el general Ray, que el servicio considera fundamental para sus futuros conceptos de operación de alta gama contra los principales adversarios potenciales, especialmente China.

Joseph Trevithick

7 thoughts on “El primer misil hipersónico de la Fuerza Aérea de EE. UU. fracasa durante la prueba inicial.

  • el 7 abril, 2021 a las 19:25
    Permalink

    Parece que les está costando llegar al nivel que tienen los rusos en este tipo de sistemas de armas,en fin otra vez será.

    Respuesta
    • el 7 abril, 2021 a las 23:13
      Permalink

      No sabemos que nivel tienen ni rusos ni chinos, solo la informacion dada por sus fuentes de propaganda, como en la URSS, el nivel tenico era muchisimo menor a lo que que se ufanaban sus dirigentes. Ambos son muy activos en la desinformacion.

      Respuesta
      • el 8 abril, 2021 a las 07:38
        Permalink

        Rusia tiene ya 3 misiles hirpersonicos operativos que son : el zircón , hinzhal y avangard.Desde los tiempos de la URSS los rusos siempre han sido genios en tecnología de cohetes.

        Respuesta
        • el 8 abril, 2021 a las 12:45
          Permalink

          ¿Quién asegura que durante sus ensayos, los rusos y los chinos no han tenido fracasos?

          Respuesta
        • el 9 abril, 2021 a las 02:01
          Permalink

          Eso es lo que dicen, pero sabias que la compañia que les proporsionaban el sofware para sus miiles ”hipersonicos” esta acusada en Rusia por estafa?

          Respuesta
      • el 8 abril, 2021 a las 13:57
        Permalink

        Si los rusos no hacen nada bien xq los yankees le tienen tanto miedo al cesar lo q es del cesar en misilistica la ventaja rusa es abismal

        Respuesta
  • el 7 abril, 2021 a las 22:21
    Permalink

    Que paso con el proyecto del Waverider de Boeing? Al parecer Lockheed Martin es el favorito de los gringos.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com