El primer satélite marroquí Mohammed VI-A ya está en órbita.

En la noche del 7 al 8 de noviembre, el lanzador ligero europeo Vega registró su undécimo éxito consecutivo al colocar en órbita, el primer satélite marroquí, oficialmente dedicado a la observación de la Tierra.

El veloz lanzador ascendió rápidamente hasta situar a la altura orbital prevista el primer satélite marroquí, bautizado recientemente como Mohammed VI-A en honor a su soberano. El despegue tuvo lugar desde el Centro Espacial de Guayana el 8 de noviembre a las 1:42 UTC (22:42 hora local) y la aeronave fue estacionada 55 minutos y 33 segundos después. El satélite de 1.100 kilogramos ahora funciona en una órbita sincrónica solar de 620 km, inclinada 98 °, con un nodo descendente a las 10:20 hora local.

Esta ha sido la primera misión de Arianespace este año y la tercera para el lanzador ligero europeo, que ahora cuenta con once lanzamientos y once éxitos desde que entro en servicio en febrero de 2012. También fue su octava misión dedicada a la observación de la Tierra, y su segundo misión dual, después del envío del satélite turco Göktürk 1 , en diciembre de 2016.

Lanzador espacial Vega.

 ¿Qué misión tiene en el espacio?

El satélite Mohammed VI ha sido producido por Thales Alenia Space, como contratante, y Airbus Defence and Space, como constructor. Es parte de un acuerdo, por un valor estimado de 500 millones de euros, firmado en abril de 2013 durante la visita de estado de François Hollande a Marruecos. Este acuerdo contempla la construcción de dos satélites idénticos. Se espera que el segundo satélite se lance en 2018.

Con una resolución de 70 cm y capaz de proporcionar imágenes tridimensionales, el satélite se dedica oficialmente a la observación de la Tierra: actividades cartográficas y catastrales, planificación del uso de la tierra, seguimiento de las actividades agrícolas, prevención y gestión de desastres naturales, seguimiento de la evolución del medio ambiente y, en particular, de la desertificación. Para consternación de su vecino argelino, pero también de España, deberá llevar a cabo misiones de inteligencia, como la observación de los recursos militares argelinos, los movimientos del Frente Polisario para la independencia del Sáhara Occidental o las ciudades españolas de Ceuta y Melilla reclamadas por Marruecos.

Satélite espacial Mohammed VI-A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *