El primero de los seis submarinos de ataque nuclear clase Barracuda inicia las pruebas de mar con su primera inmersión.

La Ministra de las Fuerzas Armadas de Francia, Florence Parly, ha acogido con gran satisfacción la primera inmersión del nuevo submarino de ataque nuclear Suffren en el mar, realizada el martes 28 de abril de 2020, tras su salida de la base naval de Cherburgo. El Suffren es el primero de los seis submarinos de ataque nuclear previstos por la Marina francesa de la clase Barracuda.

Dirigidas por la Dirección de Armamentos de Francia (DGA), estas pruebas en el mar, que durarán varios meses, confirmarán la robustez y la eficacia del submarino antes de su entrega a la Armada francesa.

Tanto en el muelle como en el mar, la campaña de prueba seguirá con las medidas específicas de prevención sanitaria vinculadas a la pandemia de COVID-19.

Los SSN son verdaderos equipos de poder, duraderos y discretos. Sus misiones son variadas, y van desde el apoyo a la fuerza disuasoria, la protección del grupo de ataque del portaaviones, la recopilación de inteligencia y la guerra antisubmarina y antibuque. Los SSN del tipo Suffren añadirán una capacidad de misil de crucero de ataque terrestre y estarán preparados para el despliegue de fuerzas especiales.

Con el Suffren, Francia comienza a renovar su flota de SSN, que entró en servicio en la década de 1980, y por lo tanto tendrá modernos submarinos entre los más eficientes del mundo.

Con esta primera salida al mar, el programa Barracuda cruza un hito importante tras la botadura del Suffren, el 12 de julio de 2019, con la asistencia del presidente de la República, Emmanuel Macron.

En los últimos ocho meses, los equipos industriales y estatales del programa han llevado a cabo todas las pruebas en el muelle con el Suffren destinadas a verificar el correcto funcionamiento de sus diversos sistemas y equipos. Se han validado tres requisitos previos: el sistema de combate ha llegado al final de sus pruebas en tierra y está listo para la continuación de las evaluaciones en el mar; el reactor nuclear se puso en marcha a finales de 2019 después de cargar su combustible y, finalmente, en enero de 2020, el submarino se puso a flote para validar las primeras pruebas de impermeabilidad.

Iniciadas en el Canal de la Mancha, estas pruebas llevarán más tarde al Suffren al Atlántico y finalmente al Mediterráneo. Bajo la supervisión de ingenieros y técnicos de la DGA, la Comisión Francesa de Energía Atómica y Energías Alternativas (CEA), Grupo Naval y TechnicAtome, serán realizadas por submarinistas de la Armada francesa que verificarán gradualmente todas las capacidades técnicas y operativas del barco.

Deben durar varios meses hasta su entrega prevista para finales de este año. Durante toda la fase de pruebas en el mar, el barco sigue siendo propiedad del Grupo Naval. Está bajo la responsabilidad de la Armada francesa para el comando operativo y como operador nuclear delegado. Como autoridad contratante del programa Barracuda, la DGA es responsable de las pruebas hasta la aceptación del barco y su entrega a la Marina francesa.


La DGA trabajó con el CEA, la Armada francesa y los principales contratistas industriales para permitir que el programa continuara bajo condiciones sanitarias específicas. Desde el 16 de marzo, el plan de continuidad de las actividades del centro de Cherbourgo y del programa Barracuda tiene en cuenta todas las medidas para garantizar la salud y la seguridad del personal.

En particular, todo el personal a bordo para las pruebas en el mar ha sido puesto en cuarentena preventiva y ha dado negativo para el COVID-19. A bordo, sera obligatorio llevar una máscara en todo momento y se aplicarán estrictamente las normas de higiene y desinfección.

Ministerio de las Fuerzas Armadas de Francia

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com