El segundo destructor sigiloso de la Marina continúa con problemas de motor.

En una nueva prueba el buque de clase Zumwalt tuvo que volver a puerto por problemas en sus turbinas.

La Marina de los Estados Unidos continúa con bastantes problemas en el desarrollo de los nuevos buques de la clase USS Zumwalt, el destructor de sigilo que será el nuevo tipo de buques de la Armada basado en un desarrollo del proyecto de buques DD-21. Ahora el segundo barco de la clase Zumwalt, el USS Michael Monsoor, tuvo que regresar a su astillero debido a problemas con el motor.

El Michael Monsoor terminó sus pruebas de aceptación en febrero de 2018. Pero como Military.com informa ahora, la nave sufrió daños en sus álabes de sus turbinas durante los ensayos que necesitarán el reemplazo de dos de sus motores marinos de turbina de gas MT30 construidos por Rolls Royce.

La Marina recibió una “entrega parcial” del destructor sigiloso en abril, pero el problema se conoce desde febrero. La semana pasada, el buque regresó a su astillero, el Bath Iron Works en Maine, para las reparaciones necesarias. El contralmirante William Galinis le dijo a USNI News:

“Lamentablemente, al salir de sus pruebas de aceptación, encontramos un problema con uno de los principales motores de turbina que impulsa uno de los generadores principales, tenemos que cambiarlo. Así que estamos trabajando estrechamente con Bath Iron Works, y con Rolls Royce para cambiar el motor antes de que salga de Bath a finales de este otoño y viaje a San Diego para iniciar la activación de su sistema de combate el próximo año”.

La Marina descubrió los defectos durante una inspección con un boroscopio para acceder a los motores a través de los huecos donde van encastradas las turbinas. Según Naval Technology, los motores Rolls Royce cuestan 20 millones de dólares cada uno para reemplazarlos. Anteriormente, el Michael Monsoor sufrió problemas en el sistema eléctrico durante las pruebas en diciembre de 2017. El Monsoor recibe el nombre de un galardonado con la Medalla de Honor, el SEAL de la marina estadounidense Michael A. Monsoor , que murió en combate en Irak en 2006.

Como informamos en febrero cuando el Monsoor pasó sus pruebas, el programa Zumwalt, originalmente estaba planeado para construir hasta 32 buques con un coste por unidad de 3.300 millones de dólares pero, progresivamente han sido reducidos y de momento se construirán sólo tres que según los expertos, con una misión incierta. Inicialmente estaba previsto que estos nuevos destructores reemplazasen a los acorazados clase Iowa algo que en la Marina dudan de su capacidad de fuego naval de apoyo.

Andrew Moseman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com